Un pensamiento en “Raul Sanchez Cordovi Apartamento1

  1. Marzo-19-2012
    OLFATEANDO
    El olfato del buitre no tiene nada que envidiar a otra especie carroñera. En relación a los “buitres con sotana”; calificativo que parece apropiado, y se lo adjudicó “castro”, y no yo. Ha sido el mismo que ustedes sirven con tanta eficacia y de espaldas al pueblo. ¿El cubano olvidará quienes han sido ustedes? más cuando les vino bien a los opresores, los utilizan para legitimar al oprobioso régimen que tanto dolor ha costado al desdichado pueblo. Al parecer huelen el cadáver en descomposición, del régimen decadente; porque al igual que en Rusia, este, fenecerá por: inoperante, esclavista y anti humano. Se apresuran a dejar sentadas las bases dentro de la isla, pero de seguro que ese martirizado pueblo los despreciará, por su complicidad. Parece que no les basta el abultado expediente criminal de tantos depredadores de seres inocentes, que abriga esa iglesia. Como si fuera poco, ahora también forman parte del peor asesino que a padecido Cuba. Primero se puede ocultar la luz del sol antes que esa infame mácula.
    Los que quieren cerrar sus ojos para no ver la verdad -serán ciegos toda su vida .Una interrogante ¿Cuál cree que fue el arma de más eficacia del tiránico régimen? – el chantaje. Yo le he puesto por nombre “bomba sucia” ¿Tendrá el régimen filmaciones de actos criminales de los jerarcas católicos con niños? ¿Acaso será por eso, el servilismo a la tiranía? Señores religiosos, esa infame mácula no tendrán, con qué limpiarla jamás, se lo aseguro. ¿Habrá cubano bien nacido que les apruebe semejante acción? ¿Confían que sus sucesores en un futuro pidan perdón a ese desdichado pueblo? Lo que yo me atrevo asegurar es que ustedes, ignorantes, no son.
    Debo hacer la justa salvedad de los irrepetibles; como Félix Varela y otros tantos cubanos. Dignidades, ejemplos del verdadero cristiano: hombre, honor y justicias; duro y a la cabeza de los mercaderes del dolor. Libertad con honor para Cuba.
    Israel, el eterno soldado

Deja un comentario