Public Designation of Julio Cesar Gandarilla Bermejo under Section 7031(c) of the FY 2019 Department of State, Foreign Operations List

Destacado

The Department is publicly designating Julio Cesar Gandarilla Bermejo, Minister of Cuba’s Ministry of the Interior (MININT), under Section 7031(c) of the FY 2019 Department of State, Foreign Operations, and Related Programs Appropriations Act, as carried forward by the Continuing Appropriations Act, 2020, due to his involvement, by command responsibility, in gross violations of human rights in Venezuela.  Section 7031(c) provides that, in cases where the Secretary of State has credible information that foreign government officials have been involved in significant corruption or a gross violation of human rights (GVHR), those individuals and their immediate family members are ineligible for entry into the United States.

The law also requires the Secretary of State to publicly or privately designate such officials and their immediate family members.  In addition to the public designation of Julio Cesar Gandarilla Bermejo, the Department is also publicly designating his children, Julio Cesar Gandarilla Sarmiento and Alejandro Gandarilla Sarmiento.

In addition to the GVHRs in Venezuela that serve as basis for this designation, Cuba’s Ministry of the Interior is responsible for arbitrarily arresting and detaining thousands of Cuban citizens and unlawfully incarcerating more than 100 political prisoners in Cuba.  Ministry officials have overseen the torture of political dissidents, detainees, and prisoners, as well as the murder of some of these individuals by police and security forces.  Gandarilla Bermejo is complicit in arbitrarily or unlawfully surveilling these groups, whether they be citizens or visitors.

La ofensiva del servicio de inteligencia cubano en Bolivia y Chile

Destacado

La semana pasada reportamos sobre dos de los principales operativos de la inteligencia cubana en las Américas: el embajador de Cuba en Bolivia, Carlos Rafael Zamora Rodríguez, y su esposa Maura Juampere Pérez. A continuación, denunciamos a otros operativos del servicio cubano en ese país así como a los principales operativos en Chile.

El actual Jefe de Centro de la Dirección de Inteligencia (DI) cubana en Bolivia es el veterano oficial del servicio cubano Eric Valdés Martínez, alias “Fernando,” quien ingresó a la inteligencia cubana en el 1978 y ostenta el grado militar de coronel. Valdés Martínez es hijo del conocido dirigente comunista cubano Raúl Valdés Vivó (fallecido en 2013), quien llegó a ser miembro del Comité Central del Partido Comunista Cubano y de su secretariado durante veinte años, así como Director de la Escuela Superior de Cuadros del Partido Comunista Cubano Ñico López.

El Coronel de la Inteligencia cubana Eric Valdés Martínez
A la derecha de Evo Morales el coronel de la Inteligencia cubana Eric Valdés Martínez.

En sus inicios en el DI, Valdés fue miembro del antiguo Departamento Q-2 que trabajaba contra el exilio cubano, y posteriormente, hizo una rotación en otras áreas de la inteligencia. En el 1980-81, cursó la academia para oficiales de la inteligencia cubana de la KGB en Moscú (durante un año), según confirmó el ex oficial de la DI, Enrique García Díaz, alias “Walter,” que fue su compañero en la academia. “Walter” formó parte de los servicios secretos cubanos durante once años.

Valdés Martínez cumplió misión en el Centro de la Inteligencia en Francia a fines de los años ochenta y principios de los noventa. Su primera esposa Beatriz Gutiérrez reside actualmente fuera de Cuba y su actual esposa es Lubia Morffi Alonso. Tiene dos hijos de su primer matrimonio: Eric (quien reside un Miami) y Daniela (quien reside en Madrid).

Eric Valdés Martínez con su actual esposa Lubia Morffi Alfonso en La Paz, Bolivia

Otra fuente de confianza nos confirmó que el Primer Secretario de la embajada cubana en Bolivia, Jorge Luis Gómez Rodríguez, es también oficial de la DI. Rodríguez proviene de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM), específicamente de la Unidad Militar 3235 (ubicada en el Bosque de la Habana), Sección II-2 (inteligencia externa); de ahí fue transferido a la DI. Sus compañeros lo apodaban el “Guajiro.” Es casado con Yuri Suarez Cortés y tiene cuatro hijas.

Ariana Campero Nava, Ex Ministra de Salud y actualmente Embajadora de Bolivia en Cuba (izquierda) y Judith Saenz Cortez (centro) con Jorge Luis Gómez Rodríguez, espía cubano y Primer Secretario en la embajada de Cuba en La Paz.

Aunque no se ha verificado, el Cónsul General de Cuba en Santa Cruz, Raúl Sánchez Atencio, ocupa una plaza que pertenece históricamente a la inteligencia cubana. Es graduado del Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa García (ISRI).

Raúl Gómez Atencio a la derecha del presidente “nominal” de Cuba Miguel Díaz-Canel .

La DI cubana en Chile

Según nos confirmo una fuente de confianza, el embajador cubano en Chile, Jorge Néstor Lamadrid Mascaró, es un viejo oficial de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) y su esposa, Hilda Reyes Pradera, es oficial de la Dirección de Inteligencia (DI).

Embajador cubano en Chile, Jorge Néstor Lamadrid Mascaró y su esposa Hilda Reyes Pradera, también espía cubana en Chile.

Antes de llegar a Chile, Lamadrid fue embajador de Cuba en Argentina (2010-2014) y en Noruega (2003-2007). Su dirección en Cuba es 88 # 708 entre 7ma y 7ma A, Municipio Playa, Ciudad de la Habana. El ex oficial de la inteligencia cubana Enrique García Díaz, alias “Walter,” nos informó que el jefe de la inteligencia en Chile es Warnel Lores Mora, quien figura oficialmente como Ministro Consejero de la embajada cubana en Santiago.

Lores Mora nació el 30 de marzo de 1966 en Cuba. Cursó la enseñanza media en la secundaria y preuniversitario vocacional Vladimir Ilich Lenin en la Ciudad de La Habana entre 1978 y 1984 e ingresó a la Unión de Jóvenes Comunistas en el 1980. Realizó estudios universitarios en el ISRI (Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa García) entre 1984 y 1989. En su último año de universidad, fue seleccionado para ingresar al servicio de inteligencia, que hasta el 1989 se llamaba Dirección General de Inteligencia, DGI.  (Desde mediados de los años ochenta, la DGI comenzó a escoger a jóvenes que realizaban estudios en el ISRI, por lo que del 1985 en adelante un número importante de oficiales de la inteligencia realizaron sus estudios en el ISRI.)

Alrededor del 2007, fue trasladado al departamento Estados Unidos-Canadá (M-I). En el 2010, fue asignado como Primer Secretario de la Oficina de Intereses de Cuba en Estados Unidos, en Washington D.C. (En aquellos tiempos, las representaciones diplomáticas de ambos países tenían rango de Oficina de Intereses, no de embajada.) Permaneció en Washington hasta agosto del 2016 y durante todo ese tiempo,había sido el vocero de la representación cubana.

Warnel Lores Mora con su esposa, Aylin Pérez Valiente.

Al regresar a Cuba, Lores permaneció en el Departamento Estados Unidos-Canadá (M-I) en el centro principal de la inteligencia en la Ciudad de la Habana, donde atendía a invitados provenientes de Estados Unidos que eran de interés para la inteligencia. A finales del 2017, fue transferido nuevamente al Departamento Latinoamérica y Caribe (M-II).

En abril del 2018 inició sus funciones como Ministro Consejero de la embajada de Cuba en Chile, posición diplomática que es una fachada de su verdadera función como Jefe de Centro de la inteligencia cubana en Chile. Dicho nombramiento es una promoción en su larga carrera como oficial de inteligencia. Su esposa Aylin Pérez Valiente está con él en Chile.

Otro oficial de la inteligencia cubana en el centro Chile identificado por una fuente confidencial es Armando Rosendo Guerra Funcasta, Primer Secretario de la Embajada encargado de asuntos políticos. Es graduado del Instituto de Superación de la Inteligencia Adriana Corcho en la promoción de 1994.

Antes de llegar a Chile, Guerra fue funcionario del ICAP (Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos) en Argentina y Uruguay. El ICAP es un reconocido centro para el espionaje cubano, y su actual presidente y vicepresidente son reconocidos espías de la inteligencia cubana.

Armando Rosendo Guerra Funcasta, espía y Primer secretario de la embajada cubana en Chile.

Los individuos que hemos identificado son solo algunos de los principales oficiales de la inteligencia cubana en Bolivia y Chile. Hay muchos más bajo cobertura diplomática así como colaboradores y asesores, sin contar la amplia red de agentes que éstos dirigen en cada uno de los dos países.

La actividad de la inteligencia cubana, que cae bajo el Ministerio del Interior de Cuba, tiene como principal objetivo la penetración en cada país, con agentes secretos y relaciones de confianza, de todas las instituciones del gobierno, los órganos de seguridad, las fuerzas armadas, los partidos políticos, los medios de comunicación, las universidades, las organizaciones indígenas, los sindicatos, etc., con el objetivo de influir en los acontecimientos, desestabilizar las democracias, e imponer los intereses geopolíticos de Cuba en cada país y en la región.

Ex miembro de la inteligencia cubana asegura que en Chile actúa un oficial a cargo de operaciones de desestabilización

Destacado

Autor: Emily Avendaño https://ellibero.cl/

Ex miembro de la inteligencia cubana asegura que en Chile actúa un oficial a cargo de operaciones de desestabilización

Image may contain: 2 people, people standing and text

El ex agente Enrique García formó parte de los servicios secretos cubanos durante 11 años y afirma a El Líbero que existe «una red» para desestabilizar Chile «que la dirige el servicio de inteligencia de Cuba y el jefe del servicio de inteligencia de Cuba en Chile es Warnel Lores Mora”, quien figura oficialmente como ministro consejero de la embajada cubana en Santiago.  

Enrique García trabajó 11 años como oficial de la Dirección General de Inteligencia (DGI) del Ministerio del Interior de Cuba -que más tarde pasó a ser simplemente Dirección de Inteligencia (DI)-. Mientras estaba en servicio activo ejerció como Vicecónsul en Bolivia y como Representante de Comercio Exterior en Ecuador. Pero al mismo tiempo era un agente encubierto. Desertó el 8 de enero de 1989, “cuando nadie sabía hasta cuándo iba a durar el comunismos europeo”, aclara; pero conserva la experiencia, los contactos y lo aprendido durante dos academias de la KGB. Una para oficiales de la inteligencia cubana en 1981-82 y otra para jefes de la inteligencia cubana en 1985-86 en las afueras de Moscú. 

Durante la década de los 80 tuvo a su cargo la vigilancia de siete países, entre ellos Chile. “La actividad de la inteligencia cubana tiene como principal objetivo la penetración con agentes secretos y relaciones de confianza de todas las instituciones del gobierno, órganos de seguridad, fuerzas armadas, partidos políticos, medios de comunicación, universidades, organizaciones indígenas, sindicatos, etc., con el objetivo de influir en los acontecimientos, desestabilizar la democracia chilena e imponer los intereses geopolíticos de Cuba en el país y región”, argumenta. 

García asegura que esta actividad la encabeza actualmente en Chile el oficial Warnel Lores Mora, quien según la lista oficial del cuerpo diplomático disponible en la web del Ministerio de Relaciones Exteriores (a octubre de 2019) figura como Ministro Consejero de la Embajada de Cuba en el país, aunque su registro fue borrado de la web de esta institución. En los datos de los Servicios Consulares chilenos a Lores Mora incluso se le identifica como cónsul de Cuba en Chile. Llegó al país el 16 de abril de 2018, es decir, un mes después de que asumiera su segundo mandato el Presidente Sebastián Piñera.  

De acuerdo con la información entregada por García, Lores Mora nació el 30 de marzo de 1966 en Cuba. Estudió en el preuniversitario vocacional Vladimir Ilich Lenin en la ciudad de La Habana entre los años 1978 y 1984; ingresó a la Unión de Jóvenes Comunistas en el año 1980 y realizó estudios universitarios en el ISRI (Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa García) entre los años 1984 y 1989. “En su último año de universidad fue seleccionado para ingresar a la D.I. (Dirección de Inteligencia del Ministerio del Interior, conocida como DGI)”.

Continúa explicando que su primera área de trabajo fue el departamento M-II, que incluye a América Latina y el Caribe hasta 2007 cuando fue trasladado al departamento M-I (Estados Unidos-Canadá).

“En abril del 2018 inició sus funciones como Ministro Consejero de la embajada de Cuba en Chile, posición diplomática que enmascara, es fachada, de su verdadera función como jefe de centro de la inteligencia cubana en Chile. Su nombramiento como jefe de centro es una promoción dentro de su carrera de oficial de inteligencia”, asegura García, quien actualmente se desempeña como consultor de seguridad y analista político en Estados Unidos. 

García entrega fotografías de Lores Mora participando en distintas actividades, algunas de ellas del Partido Comunista de Chile. 

“Hoy nos correspondió al comité de Solidaridad con Cuba Fidel Castro Ruz de Talca acompañar al compañero Warnel Lores Mora, Ministro Consejero de la Embajada de Cuba, a una visita protocolar a la Provincia de Linares, encuentro con autoridades, culminando con un encuentro con chilenos de izquierda y amigos de Cuba y su pueblo en donde quedó prácticamente constituido un nuevo Comité de Solidaridad con Cuba que tratará de estar presente en el encuentro Nacional de los Comités de Solidaridad de todo Chile el próximo fin de semana en Temuco”, se lee en el perfil de Hugo Reyes Oyarce, en la leyenda de la imagen publicada en noviembre de 2018 -el acceso a la publicación fue posteriormente bloqueado-. 

También se le ve retratado en actividades en el Liceo Bicentenario Instituto Comercial de Linares en enero de este año. 

“Lo de las fotos es público. Eso no es secreto. Parte del trabajo que hace Cuba es que lleva a todos estos jóvenes comunistas, a los líderes de organizaciones indígenas, a los líderes sindicales a Cuba a cursos políticos donde les enseñan marxismo-leninismo, lucha de clases, etc, etc. Esa es una labor de adoctrinamiento que hace Cuba, que es peligrosísima, pero es pública. Por el otro lado, está la actividad clandestina”, explica García.

-¿El nombramiento de Lores Mora en Chile es un ascenso?

-Exactamente. Según toda la información que he recopilado, cuando él estuvo en Washington DC, era oficial en el centro de inteligencia aquí en EE.UU. y es la primera vez que sale como jefe de centro.

-¿Qué interpretación hace sobre que haya llegado a Chile un mes después de que el Presidente Sebastián Piñera asumiera el cargo?

-Normalmente desde que se decide enviar a un oficial o jefe de centro a un país hasta que efectivamente se envía hay un período de tres a cuatro meses. Pudo haber sido intencionalmente la designación de él en Chile, a partir de la victoria del Presidente Piñera.

-¿Cómo es la relación de poderes entre Lores Mora, que hace las veces de Ministro Consejero, y el Embajador cubano en Chile Jorge Néstor Lamadrid Mascaró?

-El Embajador es el máximo representante político del régimen. Hay información que pudimos corroborar que el embajador proviene de la Inteligencia Militar, un servicio distinto a la inteligencia política del Ministerio del Interior. El jefe de centro -Lores Mora- es el que dirige el trabajo de penetración a todas las instituciones del país, es quien dirige toda la red secreta de agentes cubanos en Chile, y es quien tiene la responsabilidad de influir políticamente en las posturas de Chile en favor de los intereses de Cuba. También se encarga de las operaciones de desestabilización del gobierno chileno, que en mi opinión es lo que está pasando en estos momentos. 

En abril del 2018 inició sus funciones como Ministro Consejero de la embajada de Cuba en Chile, posición diplomática que enmascara, es fachada, de su verdadera función como jefe de centro de la inteligencia cubana en Chile. Su nombramiento como jefe de centro en Chile es una promoción dentro de su carrera de oficial de inteligencia».

-¿Puntualmente, esta desestabilización en qué consistiría?

-Lores Mora es el encargado de todo, de dirigir toda la red clandestina de agentes de Cuba en la República de Chile, de todo el trabajo clandestino para subvertir el país. Tiene una cuota de responsabilidad directa y principal de estos hechos. El jefe de centro dirige las operaciones cubanas y también las de Venezuela en Chile. Todo ese net clandestino para desestabilizar Chile lo dirige el servicio de inteligencia de Cuba y el jefe del servicio de inteligencia de Cuba en Chile es Warnel Lores Mora (…). Cuba tiene a agentes que ha reclutado durante años, ciudadanos chilenos reclutados por la inteligencia cubana, con entrenamiento, que trabajan de manera secreta, con comunicaciones secretas en el país o con otros países. Buscan estar en el gobierno, en los partidos políticos, en las fuerzas armadas, los servicios de seguridad, las universidades, en toda la sociedad. Con ellos, Cuba no solo se informa, sino que influye en los acontecimientos. Además, está el entrenamiento histórico que Cuba dio siempre a todos los grupos subversivos chilenos. No olvidemos que quien ayudó a crear el MIR en Chile en los años sesenta fue Cuba y después, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez se crea en La Habana y lo dirigió, entrenó y financió Cuba. Esa es una realidad y a mí no me la contaron. Yo lo sé. Yo lo vi… Son muchas piezas separadas, pero dirigidas desde el mismo lugar y que se organizan hacia un mismo objetivo.

-¿Y cómo los captan?

-De diferentes maneras. Los intereses de la inteligencia son disímiles. Puede ser que un oficial de inteligencia conozca a un profesor de una universidad chilena en una actividad social porque es el agregado de prensa de Cuba. En esa actividad oficial te das cuenta de que la persona a lo mejor no es comunista, pero tiene simpatías por Cuba, sensibilidad social. El oficial desarrolla una relación pública con esa persona, en un proceso que puede ir de tres a seis meses, en el que se ve si es comprometida políticamente, si simpatiza con la revolución cubana, si tiene ideas socialistas, al mismo tiempo que se buscan características personales, discreción; después de un estudio se recluta a la persona en nombre del Servicio de Inteligencia de Cuba. A partir de ese momento se inician las relaciones clandestinas, con comunicaciones escritas, entrevistas secretas todos los meses. Después se le lleva a Cuba, se le imparten 15 días o 20 de entrenamiento en comunicaciones, escritura secreta, micro punto. Ese profesor universitario me sirve para crear opinión y para detectar a jóvenes estudiantes con potencial para ser reclutados. He visto casos de agentes reclutados por Cuba que han llegado a ser jefes de servicios en Perú o en Estados Unidos. Allí Ana Belén Montes llegó a ser la analista principal en la Agencia de Inteligencia de la Defensa y se le reclutó diez años antes con esa intención. 

Buscan estar en el gobierno, en los partidos políticos, en las fuerzas armadas, los servicios de seguridad, las universidades, en toda la sociedad. Con ellos, Cuba no solo se informa, sino que influye en los acontecimientos».

-¿Cuántas personas podrían conformar esta red en un país como Chile? 

-Cada oficial de inteligencia atiende entre 12 y 15 relaciones de inteligencia. Supongamos que haya 6 o 7 oficiales de inteligencia, entonces hablamos de más de 100; pero a veces las relaciones de inteligencia a su vez crean redes entre ellas y dentro de esas redes se expanden más y más agentes. Cuba puede tener trabajando de decenas a cientos de personas.

Directora de Archivo Cuba: “Siempre hay muchísimas razones endógenas al país para protestar, el asunto es que ese es el caldo de cultivo que se utiliza”

La información entregada por Enrique García la refrenda Luis Domínguez, fundador de la web «Cuba al Descubierto»: “Yo sé que Lores Mora trabaja para la inteligencia cubana. Estoy en contacto con antiguos compañeros de él, que hoy son libres de pensar, que me lo han dicho”. Señala que su cargo dentro de la inteligencia “está para crear discordia. Al fuego le pone el palo seco; y a otro le da la mecha”. 

Maria Werlau, presidenta de la Junta Directiva y Directora Ejecutiva de Archivo Cuba -un proyecto de la organización no gubernamental Free Society Project, que se dedica a compilar casos de muertes y desapariciones por razones políticas ocurridas en Cuba a partir del triunfo de la revolución en 1959- explica que “sistemáticamente, Cuba ha creado, adoctrinado, capacitado, financiado y coordinado a grupos e individuos en la región”, lo que ha narrado en el libro “La intervención de Cuba en Venezuela: una ocupación estratégica con implicaciones globales”

-Más de un millón de personas se congregó en Santiago el 25 de octubre para mostrar su descontento con las desigualdades sociales. ¿Es correcto atribuirle tanta participación a los Castro y a Nicolás Maduro sobre los acontecimientos en Chile?

MW: En todos los países, aún en los más ricos hay reclamos. Siempre hay muchísimas razones endógenas al país, que no tiene nada que ver con Maduro, ni con Cuba. El asunto es que ese es el caldo de cultivo que se utiliza, y por tanto es más peligroso, porque siempre hay razones para que se pueda movilizar a una población para exigir un reclamo. Si uno se fija en el modus operandi te das cuenta de que no fue espontáneo. En Chile están empezando a surgir las evidencias de que hubo acciones concertadas, movilizaciones, equipos, instrumentación, químicos, etc. para llevar a cabo esos ataques coincidentemente, con pocos minutos de separación en distintos lugares. 

-¿Se les podría identificar como «agitadores» o «infiltrados» en medio de las revueltas?

MW: Hay dos componentes. El primero es la incitación, son los que crean la génesis, el momentum para que la gente se tire a la calle o los estudiantes no respeten el Metro, se salten los torniquetes… y, luego, en las mismas protestas son los que llevan a cabo la violencia.

EG: Siempre va a haber razones para que existan molestias y para que se quiera mejorar determinadas necesidades sociales, pero hay medios pacíficos. Hay una serie de recursos antes de manifestarse en las calles, canales que establece la democracia. Está claro que uno de los objetivos que persiguen en este momento es la renuncia del Presidente Piñera, que fue electo por el pueblo en las urnas. Entonces, políticos que no ganaron el voto popular, aprovechan coyunturas como esta para tratar de imponer su agenda. Chile ha vivido el mismo proceso de Ecuador, con la diferencia de que el Presidente Moreno manejó la salida a la crisis más rápido. Hubo una posición de negociación política y de respeto a la figura presidencial después que el Presidente derogó las medidas. 

Siempre hay muchísimas razones endógenas al país, que no tiene nada que ver con Maduro, ni con Cuba. El asunto es que ese es el caldo de cultivo que se utiliza, y por tanto es más peligroso, porque siempre hay razones para que se pueda movilizar a una población para exigir un reclamo», asegura María Werlau.

-En Ecuador había una figura con la cual el Presidente Moreno podía sentarse a negociar, pero en el caso de Chile ese interlocutor no existe. 

EG: Eso demuestra lo rápido que asimilan las experiencias. En Chile no van a dejar que aparezca una cabeza. La mejor manera de seguir atacando al sistema político chileno y al gobierno chileno es que no aparezca un líder, es seguir en las calles.

MW: Curiosamente el proceso en Puerto Rico, en Ecuador y Chile tiene un componente similar: la filtración de textos o mensajes de voz de mensajería. Cuba tiene un equipo muy fuerte. En la Universidad de Ciencias Informáticas tienen un equipo dedicado a hacer hackeos y desarrollan software para monitorear. Están listos para ver qué más tiran en la bolsa para incendiar la situación y provocar (…). La gente está aturdida y no saben cómo es posible que de repente surja este volcán porque hay todas estas demandas sociales que no se han atendido, pero la evidencia está ahí, lo que pasa es que no se busca y no la conocen. Hay una falta de contexto histórico. Hay un volumen de los archivos de la KGB, que muestra cómo Cuba estuvo detrás de la subversión de Latinoamérica por tres décadas y eso nadie lo conoce. Los gobiernos están desprovistos de protección porque no tienen los recursos de contrainteligencia para darles el seguimiento y contrarrestarlos y encima está la propaganda cubana que es gigantesca y que está en el mundo entero. 

Durante el proceso de investigación de este reportaje, El Líbero contactó primero telefónicamente y luego por escrito a la embajada de Cuba en Santiago, para indagar sobre los vínculos de funcionarios de esa representación diplomática con los servicios de inteligencia cubanos. Sin embargo, esta solicitud no fue respondida.

Ataques a sedes de partidos políticos oficialistas y al Memorial del senador Jaime Guzmán

Las protestas del miércoles 6 de noviembre tuvieron un cariz marcadamente político. Por primera vez, desde que empezaron los disturbios violentos -el 18 de octubre- los manifestantes atacaron las sedes de partidos políticos que respaldan al oficialismo. Las sedes de la Unión Demócrata Independiente (UDI) y de Renovación Nacional (RN), ambas en la comuna de Providencia -la primera en la calle Suecia y la segunda en Antonio Varas-, sufrieron daños.

El ataque a la UDI se registró pasadas las 16:00 horas, cuando un número indeterminado de sujetos logró derribar la reja de acceso al recinto. Una vez dentro, el grupo destruyó parte de las instalaciones del inmueble y sustrajeron distintos objetos para hacer barricadas. Mientras que en la fachada les dejaron rayados con palabras como “golpistas” y “venganza”.

La colectividad sufrió otro ataque esa tarde, pues a pocas cuadras de distancia y también pasadas las 16:00 horas, desconocidos causaron destrozos en el memorial del senador Jaime Guzmán, fundador del partido y asesinado el año 1991 por el FPMR. El lugar fue apedreado hasta romper la mayoría de sus vidrios.

La senadora y presidenta de la tienda Jacqueline van Rysselberghe afirmó: “Esto no es vandalismo, es violencia política de quienes buscan acallar a quienes piensan distinto. Es un ataque a la democracia, pero tengan claro que no nos amedrentan y que estamos muy unidos para seguir trabajando por Chile».

El 7 de noviembre un incendio afectó la oficina parlamentaria de la senadora y presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe ubicada en Concepción. El inmueble también es el lugar de trabajo del diputado Enrique van Rysselberghe. Se presume que el suceso fue causado por desconocidos quienes le habrían lanzado objetos incendiarios.

Por otra parte, Mario Desbordes, diputado y presidente de RN, confirmó -en conversación con Tele13 Radio-, que esa misma tarde desconocidos rompieron vidrios e intentaron sacar protecciones de la sede del partido que integra Chile Vamos. «Son los mismos grupos (que atacaron la sede de la UDI), según nos dijo Carabineros», declaró. Además agregó: «Hay que aislar a los grupos violentos de extrema izquierda. Ellos mismos se anuncian como trotskistas, hacen llamados a tirar la democracia con el mismo lenguaje de los 60?, trasnochados completamente, pero que para ellos está vigente».

Y las agresiones no solo se vieron en el país. El director ejecutivo de la Fundación para el Progreso (FPP), Axel Kaiser, fue víctima de una agresión mientras se encontraba en una actividad privada en la ciudad de Zurich, Suiza. «Tiraron café, huevos, sillas e insultos. Un bautizo de los fascistas de izquierda. No le tengo miedo a estos cobardes, no retrocedí y no lo voy a hacer. Lástima por la imagen que dejan de Chile, esto no tiene precedentes en Zürich», escribió Kaiser en su cuenta de Twitter.

La FPP emitió una declaración pública que indica: «Condenamos todo tipo de violencia, que nada tiene que ver con las demandas ciudadanas que se han levantado en las últimas semanas. La búsqueda de respuestas y soluciones se debe dar en el marco del respeto a las instituciones y a los individuos y no pueden ser utilizadas como excusas para justificar la imposición de ideas por la fuerza».

El principal operativo de Cuba en Bolivia: Embajador Carlos Rafael Zamora, Coronel de la Dirección de Inteligencia.

Destacado

Carlos Rafael Zamora, Coronel de la Dirección de Inteligencia de Cuba.

El dictador boliviano, Evo Morales, es un “agente,” instrumento del régimen cubano y de su servicio de Inteligencia. El embajador de Cuba en Bolivia, Carlos Rafael Zamora Rodríguez es su oficial de caso, como se dice en la jerga de los servicios de inteligencia.

La Dirección de Inteligencia de Cuba (DI) es la institución que dirige todo el aparato de penetración, influencia y subversión de Cuba en el mundo. (Antiguamente se conocía como Dirección General de Inteligencia, DGI). La Inteligencia cubana desestabiliza, chantajea, subvierte, financia y realiza cuanta actividad ilegal sea necesaria para imponer los intereses de Cuba en el mundo, lo que no hacen los gobiernos democráticos que sufren estos ataques por parte de Cuba.

Carlos Rafael Zamora Rodríguez, “El Gallo,” como es conocido dentro de la DI, tiene 76 años y nació en la antigua provincia de Oriente, Cuba, en el 1943. Dos antiguos compañeros de Zamora y de su esposa en el servicio de Inteligencia cubano aportan detalles de las carreras de ambos.

Zamora ingresó a la Inteligencia en 1968 como oficial en la sección Estados Unidos-Canadá del Departamento de Análisis. En 1974, fue designado oficial de análisis en el centro de la Inteligencia cubana en New York, que desarrolla su trabajo contra los Estados Unidos bajo la fachada de representación diplomática del gobierno de Cuba ante Naciones Unidas. Allí, con Ricardo Alarcón de Quesada como embajador ante Naciones Unidas, Zamora se destacó en su actividad profesional. En 1978, luego de doce años como embajador, Alarcón regresó a Cuba al unísono con Zamora y lo pidió a la Inteligencia en prestación de servicios para hacerlo jefe del Departamento de Prensa Extranjera del Ministerio de Relaciones Exteriores. Alarcón había sido nombrado Viceministro Primero de dicho ministerio y, bajo su control, se encontraba dicho departamento.

A partir de ese momento, Zamora quedó con una fachada profunda del Ministerio de Relaciones Exteriores a la vez que continúo siendo un oficial operativo de la Inteligencia. Su caso es similar al del Vicepresidente del Consejo de Ministros y de su Comité Ejecutivo, Ricardo Cabrisas Ruíz (el oficial “Crystal”), quien ingresó a la Inteligencia a principios de los años sesenta y, luego de destacarse como jefe de centro en Canadá, fue nombrado Viceministro de Comercio Exterior en 1970 (en prestación de servicios) y ascendido a Ministro en 1980, continuando su carrera hasta ahora en la máxima nomenclatura. Según la costumbre del servicio de Inteligencia, ambos Zamora y Cabrisas siguen siendo parte de la plantilla operativa de la Inteligencia, ascendiendo militarmente y cobrando sus salarios en la Inteligencia, amparados en sus fachadas profundas.

En 1984, Zamora fue nombrado embajador de Cuba en Ecuador y fue acompañado por su esposa, Maura Isabel Juampere Pérez, también oficial operativa de la Inteligencia. Maura había ingresado a la Inteligencia cubana a principios de los años setenta. Se dice que es muy capaz y eficiente en su trabajo. A raíz de la deserción en Ecuador en enero de 1989 de Enrique García Díaz, alias “Walter,” alto oficial operativo de la Inteligencia cubana, tanto Zamora como Maura fueron retirados del país. Había quedado comprometida toda la base clandestina del trabajo secreto de Cuba para desestabilizar y controlar a la joven democracia ecuatoriana, incluida la financiación ilegal de campañas políticas presidenciales por parte de los servicios cubanos.

Coronel Maura Juampere, izq., y el embajador de Cuba en Brasil, Coronel Carlos Zamora, con Monica Monteiro, 21 de noviembre de 2012.

Maura Juampere, coronel de la Inteligencia cubana con fachada de Consejera Cultural de Cuba en Brasil, y esposa del embajador, en Brasil, 21 de noviembre de 2012.

El Coronel Zamora presenta sus credenciales de embajador de Cuba al presidente de Bolivia, Evo Morales, 11 de marzo de 2019.

Su trayectoria demuestra que Zamora es uno de los mas destacados operativos de la Inteligencia cubana en las Américas. No se conoce de oficial alguno, en la historia del servicio de Inteligencia cubano, que haya ocupado tantas posiciones de embajador en la región como Zamora. Esto demuestra que es un “duro” eficiente.

En el 1990, Zamora y su esposa regresaron al centro de la inteligencia cubana en New York, él iba como embajador alterno de Cuba ante Naciones Unidas. En 1998, Zamora fue nombrado embajador de Cuba en Panamá, donde permaneció hasta el 2004, cuando se produjo una ruptura de relaciones diplomáticas entre ambos países. De 2009 a 2013, fue embajador de Cuba en Brasil y del 2017 a 2018 en El Salvador. Finalmente, en marzo del 2019, el Coronel Zamora presentó sus cartas credenciales como embajador de Cuba en Bolivia. En todos sus puestos, ha estado acompañado de su esposa, la experimentada oficial de la Inteligencia cubana.

Si analizamos los países y las coyunturas históricas de cada uno cuando fue nombrado embajador, es notable que todos han sido países de importancia para la dictadura cubana en situaciones políticas complicadas para los intereses cubanos. Si sumamos la destacada actividad de su esposa, respaldada por los cargos diplomáticos que ha ocupado y por ser la esposa del embajador, ambos son un binomio “explosivo” perfecto para imponer los objetivos de Cuba. Estos espías cubanos también tienen costumbres peculiares. Según cuentan sus allegados, al menos en el pasado, Maura dejaba descansar a la cocinera y preparaba exquisitas croquetas que su marido acostumbraba a desayunar con huevos fritos y una cerveza.

La dirección de Zamora y su esposa en Cuba es Calle 3ra # 4206 entre 42 y 44, Miramar, Ciudad Habana y su número de teléfono es (+53)7 2036594.

Bolivia es un satélite, junto con Venezuela y Nicaragua, del proyecto del Foro de Sao Paulo, que busca llevar al socialismo del siglo 21 (neocomunismo) al poder en una América integrada y liderada por Cuba. La llegada de Evo Morales al poder fue uno de los éxitos del trabajo sistemático de Cuba durante seis décadas para subvertir la democracia en la región y llevar la revolución al continente —un plan concebido, desarrollado e inicialmente financiado por Fidel Castro hasta lograr acceder a las riquezas de Venezuela.

Próximamente continuaremos desnudando los operativos cubanos en Bolivia.

Los esposos, ambos coroneles de la Inteligencia cubana, Carlos Rafael Zamora y Maura Juampere, en un reunión del FMLN, El Salvador, 28 de enero de 2018.

Victor Hugo y José Martí: Ultima Verba

Destacado

No había una figura político-literaria a la que Martí admirara más que a Víctor Hugo. De hecho, Hugo pudo haber sido el modelo para la vida de Martí, aunque el cubano debía superarlo para convertirse no solo en la inspiración sino en el arquitecto de la redención de su país. Como estudiante y proscrito político en Europa, Martí conoció a Hugo en una breve visita a Francia y se le presentó una copia de su libro Mes Fils (Mis hijos), un gesto simbólico si alguna vez hubo uno (Martí correspondió traduciendo el libro) . Al igual que Martí, Hugo soportó el exilio durante 20 años porque no aceptaría la traición de la República y la reposición de una monarquía bonapartista bajo Napoleón III, el sobrino del emperador, a quien Hugo llamó «Napoleón le petit».

A diferencia de Martí, Hugo vivió para ver los frutos de su trabajo en una república resucitada, así como para cosechar los tributos y honores que una nación agradecida le colmó. Tal vez era la esperanza de Martí, entonces, que su vida concluyera como la de Hugo con vindicación y victoria. Pero su destino fue otro, ya que como Hugo había sido la conciencia del mundo en la vida, Martí estaba destinado a convertirse en la conciencia de su pueblo, de toda América Latina y, finalmente, del mundo solo después de su martirio en Dos Ríos. , Provincia de Oriente, el 19 de mayo de 1895.

Honramos el aniversario del paso a la inmortalidad del «Cubano Universal» con las estrofas finales del poema de Victor Hugo «Ultima Verba» (Mi última palabra), que también puede leerse como un homenaje a todos los que, como Hugo y Martí, se negaron para asociarse o capitular ante un tirano.

Ultima Verba (Ultima Palabra)

Acepto el duro exilio
aun siendo hasta la muerte
sin ponerme a pensar, si alguien
claudicó ante, quien creyó más fuerte
o si otros desertaron debiendo resistir.

Si sólo mil recogen tu negro desafío
Entre esos bravos nombres ,
también estará el mío.

Si estos se reducen
y sólo quedan cien,
para seguir luchando,
allí estaré también.

Si sólo diez se yerguen
para enfrentarse al mal,
proseguiré con ellos
luchando hasta el final.

Y si quiere el destino,
que todo lo forjó,
que sólo quede uno,
erguido y soberano:
¡Apréndelo tirano!
ese uno, soy yo.

¿Quién manda en Cuba?

Destacado

Aquí les pongo un video del día 15 de Octubre del 2019, fue tomado durante la visita del secretario del Consejo de Seguridad de la Federación de Rusia Nikolái Pátrushev.

Se ven Miguel Díaz Canel y Raúl Castro Ruz recibiendo en su oficina en el MINFAR  al visitante Ruso, es de notar donde reciben a tan ilustre visitante, es en la oficina de Raúl, pero hay mas, miren como es Raúl Castro el que da todas las indicaciones, en otras palabras Miguel Díaz Canel no sabe cómo actuar y ni donde sentarse.

Otros de los que aparecen en el video es el Jefe de Protocolo del Minrex Miguel Andrés Lamazares Puello, y claro su nieto Raúl Guillermo Rodríguez Castro, no se ve al Coronel del Minint Alejandro Castro Espín en ninguna de las fotos.

Video al final.

Miguel Lamazares
Jefe de Protocolo del Minrex Miguel Andrés Lamazares Puello
Otros de los que aparecen en el video es el Jefe de Protocolo del Minrex Miguel Andrés Lamazares Puello, y claro su nieto Raúl Guillermo Rodríguez Castro, no se ve al Coronel del Minint Alejandro Castro Espín en ninguna de las fotos.

Atrás frente a los cuadros Alex Castro Soto del Valle con la camisa negra, es el fotógrafo por la parte cubana, en la misma esquina de la mese esta el fotógrafo de los rusos,  el que está sentado con la camisa blanca y espejuelos al lado de Raúl Castro es su secretario personal el General de Brigada José Amado Ricardo Guerra. Quien está en el centro de la mesa es Raúl Castro no Miguel Díaz Canel.


¿Qué resulta raro en el caso de Fidel Castro Díaz Balart?

Fidel Castro Díaz-Balart con su Rolex Datejust de mas de 5,000.00 Euros.

Fidel Castro Díaz-Balart con su Rolex Datejust.

La lógica tras la noticia.

Por estos días, los titulares de medio mundo informaban del suicidio del primogénito del fallecido dictador cubano, Fidel Castro Ruz. La prensa de la izquierda mundial, más que informar del suceso se deshacía en velados halagos al sátrapa de Birán, tales como exmandatario, expresidente y ex líder, eludiendo los términos apropiados que vestirían con algo de dignidad al periodista, como golpista, dictador, etc. Pero ya conocemos la carencia de valores de gran parte de la prensa mundial.
La muerte de Fidel Castro Díaz-Balart a los 68 años para el cubano de a pie, sería absolutamente intrascendente como la muerte siempre lejana, con visos de extraterritorialidad de la élite dictatorial cubana, si no fuera por el suicidio. Otro más que engrosa la larga lista de suicidios de la aristocracia verde olivo, mantenidos en el clásico “secreto de estado” como los de la familia Allende, Dorticós y Haydeé Santamaría, entre los más conocidos.
¿Qué resulta raro en el caso de Fidel Castro Díaz Balart? Aunque los medios oficiales no informan de la causa directa de la muerte, algunos medios se han hecho eco de fuentes extraoficiales que aseguran que se lanzó al vacío desde gran altura, mientras algunos se hacen eco del uso de un arma de fuego. Ésta última comprometería en gran medida al gobierno, porque la primera medida y habitual en los casos de depresión es retirar del alcance del enfermo cualquier arma de fuego e incluso arma blanca o cualquier objeto con el que pueda lesionarse. En el caso de un personaje como el primogénito del sátrapa, estas medidas serían elementales y de fácil ejecución, pues tienen un grupo de Seguridad Personal a tal efecto.

Clinica de Seguridad Personal en el reparto Kolhy.

En el caso de salto al vacío no deja de ser comprometedora tal versión. Habitualmente, los departamentos de todas las instituciones hospitalarias o clínicas dedicadas a la atención de este tipo de pacientes con psicopatías, tienen medidas de protección en ventanas y puertas con acceso a sitios libres, especialmente las que están en plantas altas precisamente para evitar tales desenlaces. En el supuesto caso que por alguna razón, eludiera una de estas medidas de seguridad, tendría además que superar el obstáculo de su escolta personal, habitualmente individuos corpulentos y entrenados, con conocimientos de artes marciales como para reducir a cualquier individuo, más a un hombre de 68 años.
¿Cómo murió? Tal vez algún día lo sepamos, como muchos otros casos mantenidos en secretos por la élite dictatorial, de tales miembros de la Cosa Nostra gubernamental cubana puede esperarse cualquier cosa. Han violentado un país, han violentado una república por décadas.
Los informadores del exilio, relacionados con la élite gubernamental por vía hereditaria y hoy erigidos en “periodistas” por obra y gracia de la maquinaria de prensa amarillista y de sospechoso verde olivo, podrán decir cualquier cosa. Lógica y más lógica, que es indestructible. Los millones atesorados por la monarquía Castro traerán más muertes aún, lo dijo Balzac: “…detrás de cada gran fortuna, hay un crimen…”.

Fidel Castro Diaz Balart junto a su esposa Maria Victoria Barreiro Davalos. 

Ahí Fidelito, no pensaba en la comida que los cubanos no tenían.

¿Qué volara por los aires? No me extraña, vivió durante sesenta y ocho años por encima del pueblo, siempre voló. ¿Quién lo mato? No me importa, parte de la leche que me quitó el gobierno a los siete años, se la bebió él, que le aproveche.

R.Muñoz.