En Angola

En Angola

Escrito tomado de Penultimos Dias.

Raúl Castro viaja ahora a Angola, como un colonizador que visita antiguos dominios. Pero —¡qué paradoja!— no encontrará el mismo sentimiento amigable que por los colonizadores portugueses se profesa en esas latitudes. Al contrario, los cubanos son odiados en Angola: se les culpa de ser los “perros de la guerra”, los responsables de la destrucción y la miseria con que cada día se levanta esa nación centroafricana.
Como parte de un plan de negocio para empresas españolas y panameñas, aterricé en Luanda durante el invierno del 2002. En un salón de protocolo que parecía un calabozo de inmigración fuimos recibidos con folletos turísticos que no mencionaban playas ni hoteles, eran gráficos sobre un solo evento: la muerte del líder rebelde de la Unita, Jonas Savimbi. Instantáneas desde diferentes ángulos nos regalaban a Savimbi muerto, sangrando a medio vestir con un ridículo calzón a rayas. Estas fotos eran la prueba contundente de que el país comenzaba a marchar, la más elocuente muestra de tranquilidad y bienestar que nos podían regalar para propiciar las inversiones futuras.
El nuevo siglo encontraba una ciudad destruida y depauperada; alcantarillas reventadas, ríos de desperdicios entre los escombros, las ruinas de lo que fue una de las más bellas ciudades portuguesas de ultramar, ladrones linchados en plena calle al grito de ¡gatuno! y una pobreza como he visto pocas en el resto del mundo. Y una corrupción sin disfraces ni afeites: no hubo ministro que no pidiera dinero, no hubo propiedad o industria importante que no fuera manejada por la familia del Presidente, estadista devenido reyezuelo tribal, monstruo que conservaba el poder protegido por una inmensa guardia pretoriana de mulatos cubanos, única presencia insular que perdura dentro de las fuerzas armadas angolanas.
Los inversionistas angolanos fueron directos y rudos al aconsejarme: era preferible que nadie supiera mi nacionalidad; si alguien se enteraba que había un cubano entre los empresarios españoles y panameños las buenas perspectivas desaparecerían para todos.

Nos despreciaban hasta tal punto que nunca dejaban a las empresas cubanas participar en los grandes negocios. Los cubanos que se movían en Luanda por su cuenta apelaban al subterfugio de sobrenombres portugueses para escapar al estigma de su verdadera procedencia. Los trabajadores civiles de las FAR que, como un contingente, buscan divisas en inversiones africanas, desesperaban entre una planta de prefabricado y un cibercafé ridículo que administraban en los bajos del edificio que ocupan.
Sólo vi a un cubano de éxito: el médico personal del Presidente. Al igual que la escolta presidencial, era “garantizado” por el Gobierno de La Habana. Hoy es un importante inversionista, que administra las clínicas privadas de la capital, propiedades exclusivas de la familia presidencial. Se le permite disfrutar de una bonanza excepcional para su condición de cubano, casi irreconocible entre el Mercedes Benz último modelo y la amante brasileña con diez años menos. Fue el único que quiso hablar como cubano, pero para insistirnos en que exprimiéramos la memoria para recordar algún comentario sobre su persona. Me apenó lo frágil de su bonanza. A tantas millas de la isla seguía temiendo a los anónimos y denuncias, al riesgo de un regreso.
El presidente Dos Santos es además, dueño de la telefonía celular, la compañía de aviación y algunas minas de diamantes. su esposa rusa de la era comunista ha sido sustituida por una aeromoza de lujo, que convertida en Primera Dama presume de sus viajes a París y sus peinados de moda.
El monumento al héroe nacional permanece inconcluso desde los años ochenta. Los funcionarios nos aseguraban que pronto se terminarían las obras y que por fin Agostino Neto descansaría en su base, embalsamado y congelado como el Lenin de Moscú. Pero parece que al presidente no le apura el pago de esa deuda histórica. Prefiere competir en él en otro terreno: los dibujos de las kwanzas.
Angola es hoy una cueva de ladrones, la tierra de un pueblo destrozado y empobrecido sin remedio, el cementerio de las manías africanas de nuestro gallego barbado. Todo esto, gracias a los servicios de los soldados cubanos, unos infelices que durante 13 años combatieron y murieron en nombre de una deuda abstracta con la humanidad.

Camilo Loret de Mola
Miami

Aviones de PDVSA al servicio de los Dictadores

Esto me llego por la mensajeria privada, muchisimas gracias por compartir al que me lo envio.

Luis ahi te mando un articulo traducido de una investigacion hecha por una revista brasileña una de las mas leidas en Brasil, sobre los contactos del gobierno Lula, Chavez y la inteligencia cubana, tambien te mando el original y el LINK en portugues, fijate en el nombre de los dos cubanos de la inteligencia y por tus medios si te es posible, la veracidad del nombre de estos personajes, yo de todas maneras pienso sacar aqui en el foro este articulo, cualquier cosa me dices
http://www.terra.com.br/istoe/

Exclusivo
Coneccion Chavez
Como autoridades brasileñas, articuladas con el presidente venezolano, devolvieron en un JET los boxeadores cubanos a Fidel Castro

El jet es privado de Hugo Chavez
El Falcon 900 pertenece a Gestair, mas esta a disposicion de Venezuela

Parecia un secuestro relampago. Era medianoche de sabado, 4 de agosto de 2007, cuando dos bicampeones mundiales de boxeo,los cubanos Erislandy Lara, 24 años y Guillermo Rigondeaux 26, fueron embarcados a escondidas, en un hangar lateral del aeropuerto del galeon en Rio de janeiro. Entraron en un jet ejecutivo privado, un Falcon 900 prefijo YV-2053, de 14 asientos.

Para ver esta foto mas grande, pulsar aqui. http://img301.imageshack.us/img301/876/yv20531ip4.jpg

El avion pertenece a una empresa española, GESTAIR . Pero la aeronave, registrada en Venezuela y esta estacionada en Caracas donde presta servicios especiales para el presidente Hugo Chavez. En aquel vuelo habian diez personas, estaban el comandante de la nave, el venezolano Jorge Machado Mujica, cuatro tripulantes y tres agentes cubanos, ademas de los boxeadores. Con todo lo mas extraño y oscuro fueron los personajes que protagonizaron
aquella operacion oculta. Uno de ellos es una autoridad brasileña. Se llama Jose Hilario Medeiros, llego al PT gracias a Jose Dirceu exjefe de gabinete de Lula y muy buen AMIGO de Cuba y de la inteligencia cubana, este Jose Hilario fue escolta de Lula y hoy es jefe del sector de Intaligencia de la Secretaria Nacional de Seguridad Publica del Ministerio de Justicia. Fue Jose Hilario quien dirijio el equipo encargado de cazar a los boxeadores cubanos y quien coordeno la operacion burocratica para legalizar la entrega sumaria de los jovenes a la dictadura de Fidel Castro. El otro personaje misterioso es cubano y se llama Tomas Isaac Mendez Parra. Oficialmente es uno de los consules de Cuba en San Pablo. Pero autoridades brasileñas garantizan que Parra es de la inteligencia cubana. Hay un tercer personaje misterioso, este es un
agente cubano de la inteligencia y se llama Luis Mariano Lora, el es jefe del departamento de lucha de la actividad enemiga contra Cuba, Lora, uno de los hombres mas temidos en Cuba estaba dentro del avion venezolano, acompaãdo de otros dos agentes. Fueron Jose Hilario y Parra quienes entregaron los boxeadores en las manos de Lora.Cuando los dos boxeadores fueron mandados de vuelta para Cuba, circulo en los bastidores de poder la informacion de que la operacion habia sido patrocinada por Hugo Chavez. Los senadores Heraclito Fortes del partido DEMOCRATAS que esta en la opsicion, asi como Arthur Virgilio Neto del PSDB tambien de la oposicion solicitaron informaciones oficiales sobre el caso al ministro de la Defensa nelson Jobim La respuesta llegó al Senado la semana pasada. Lo que se desnuda ahora, bajo las palabras burocráticas del oficio, es algo aterrador. Jobim informa el prefijo de la aeronave, confirmando que vino de Venezuela. Revela que el avión que retiró los boxeadores despegó a la una madrugada y 18 minutos del domingo. Revela también que el jet llegó a Brasil al mediodia del sábado 4 de agosto. Los boxeadores se presentaron a la policía del Río al inicio de la tarde del viernes 3 y el gobierno sólo divulgó eso a finales de la tarde de aquel día. O sea, un vuelo entre Caracas y La Habana, y de allí para el Río, dura por lo menos 12 horas. Significa que Cuba tuvo información privilegiada del gobierno Lula.
Lo curioso es que, en el mismo momento en que los boxeadores informaban oficialmente a las autoridades que les gustaría volver la Cubeta, en el testimonio a la POLICÍA FEDERAL el sábado 4, el avión ya estaba en el Galeão a la espera. “Está probado que el gobierno brasileño facilitó la entrega de los dos disidentes la una dictadura”, dice el senador Arthur Virgílio. “Actuaron como Filinto Müller, el jefe de policía de Vargas que entregó Olga Benário a los nazis.”
La operación tenía que ser rápida. Ya se sabe que Lara y Rigondeaux huyeron de la delegación de los Juegos Pan-Americanos seducidos por las promesas de un empresario alemán. Ellos fueron de fiesta con prostitutas y bebidas en Río, el empresario los abandonó y, sin dinero, pidieron ayuda a la policía. A partir de ahí, todo se esta oscuro. Una autoridad de la cúpula de la República reveló a ISTOÉ que dos compañeros( asi se llama a los del PT) aceleraron la operación de remesa de los chicos de vuelta para Fidel. Son ellos el ministro de la Justicia, Tarso Yenro, y el asesor Internacional de la Presidencia, Marco Aurélio Garcia. También reveló el nombre del principal operador, José Hilário Medeiros.
Marco Aurélio es amigo de Hugo Chávez y admirador de Fidel Castro y fue él quien avisó al embajador de Cuba en Brasil, Pedro Luiz Nuñez Mosquera, que Lara y Rigondeaux estaban con la policía de Río. A partir de ahí, según revela otra autoridad con cargo en el gobierno, toda la parte internacional de la operación, inclusive los contactos con Venezuela y con La FAB ( fuerza aerea brasileña) para permitir la entrada del jet Halcon, fueron hechos por Marco Aurélio. Quedoa Tarso Yerno, por su parte, presionar a la POLICÍA FEDERAL para acelerar el proceso. El delegado federal Felício Laterça, de Niterói,recogio los testimonios de los boxeadores. A un jefe, él se quejó que estaba siendo presionado para “agilizar” la deportación de los cubanos.
Las presiones fueron tantas que llevaron toda la burocracia a funcionar en aquel fin de semana. José Hilário Medeiros operaba junto a la POLICÍA FEDERAL, en nombre del ministro y del Gobierno. Buscado por ISTOÉ, Medeiros dijo, por intermedio de su asesoría, que sólo hizo “un trabajo de localización” de los boxeadores y pasó la información para “sectores competentes”. Él dice tener entregado al ministro Tarso Yerno un “informe de toda la situación”, pero niega que haya hecho presiones para deportar los cubanos. La operación fue hecha a prisa, sí. El delegado Laterça decidió cosechar el testimonio de sólo uno de los boxeadores. Este testimonio se multiplicó por dos. Delegado, traductor, escribanoo y abogado hicieron la fotocópia. Quien hizo la traducción fue el policial del servicio de inteligencia de la Policía Civil de Mato Grosso do Sul, Moisés Colman.
En una primera entrevista a la ISTOÉ, el policial traductor pidió dinero para hablar la verdad. “Si tienen dinero, después la gente conversa,ok?”, dijo Colman. En una segunda entrevista, garantizó que sólo tradujo lo que “los boxeadores” hablaron. En los dos testimonios, obtenidos por ISTOÉ, tanto Lara cuanto Rigondeaux registran exactamente la misma frase: “Que fue ofrecido al declarante que si deseaba solicitar refugio, lo que fue negado, pues el declarante decia amar a su país”. “Hay fuertes indicios de que el gobierno brasileño permitió que los funcionarios cubanos hicieran fuerte presión psicológica sobre los dos jóvenes”, dice el senador Heráclito Fortes. “Y después alteraron los testimonios para legalizar la extradición
Pero el cónsul Tomás Issac Mendez Parra quería más énfasis en el arrepentimiento. Al día siguiente, sábado 4 de agosto, los dos cubanos volvieron a dar un nuevo testimonio en la POLICÍA FEDERAL, esta vez con versiones un poco diferentes. En ese segundo testimonio, el “intérprete” de la POLICÍA FEDERAL fue el propio Parra.Lo inaudito es que las autoridades policiales hayan permitido eso. Esta vez, los cubanos se dicen “deseosos” de retornar a la patria, creando una versión jurídicamente perfecta para la entrega. Las presiones llegaban a los oídos de los boxeadores por celular. Cuando estaban bajo los cuidados de Parra, los dos deportistas ya habían recibido informaciones nada buenas de sus familias, en Cuba. La compañera de Lara, Miriam, 20 años, decía que el gobierno de Fidel amenazaba quitarle la casa que esta en la calle Crombet, en Guantánamo, la moto y los muebles, si él no volviera inmediatamente a Cuba. La pareja tiene un hijo. La esposa de Rigondeaux, Fara Colina, mandaba a avisar al marido que la pareja perdería la casa en la calle Cien Y Bento, en Altahabana, y el coche, si pedia asilo político en Brasil. Cuando aterrizaron en Cuba,en la mañana de domingo 5 de agosto, los boxeadores tuvieron que quedarse varios días en una CASA DE DESCANSO donde son realizados los interrogatorios del régimen.Lo que más llama la atención en esa operación sigilosa es que en ningún momento Itamaraty ( Ministerio de Relaciones Exteriores) fue consultado. El senador Virgílio preguntó eso al canciller Celso Amorim. Él jura que ningún diplomático fue informado de la operación. Fue todo organizado por Marco Aurélio Garcia, Tarso Yerno y el ex-seguridad José Hilário Medeiros, además del cónsul cubano. Según cuatro autoridades oídas por ISTOÉ, el mayor interesado en la expulsión era Marco Aurélio Garcia. Buscado, el secretario del asesor informó que él está en París. En la época, nadie prestó atención a una revelación que Yerno hizo al Senado. “El doctor Marco Aurélio tuvo una intervención. Él me contactó el viernes, si no me equivoco, viernes o sábado,antes de la deportación, y me preguntó:Como que está el caso de los cubanos, como que está la situación de los cubanos?’”, contó. Tarso Yerno, por su parte, avisó a través de su asesoría que “ya no tiene nada a añadir” sobre el caso.
Por teléfono, ISTOÉ conversó con Erislandy Lara en su casa, en Cuba. Él se quedó sabiendo que el avión que lo llevó de vuelta a la isla no era del gobierno cubano y reaccionó con la voz temblorosa y titubeante. “No sé ni lo que pensar de eso”, dijo él. El boxeador teme hablar sobre el tratamiento que recibe del gobierno: “Mi vida está más o menos.” Dias atrás, cuando Lula estuvo en Cuba, el senador Eduardo Suplicy, del PT, ofreció a los dos la posibilidad del presidente entregar una carta pidiendo clemencia a Fidel. Dias después, Miriam, mujer de Lara, avisó la Suplicy que la familia prefiere mantenerse callada para que nadie los acuse de traidores “de la revolución”.
Un abrazo mi hermano quizas esto ayude a nuestra causa, creo yo.

Espias Cubanos

Este video sera parte de diferentes post donde revelare por lo menos a tres agentes de la DI, dos de ellos en la Mision Diplomatica Cubana en Washington.

Este video fue filmado en Paris en 2003, ahi saldran empleados de la embajada cubana en Paris, se que son custodios y oficiales de la DI, si los reconocen me pueden mandar la informacion a info@secretoscuba.com.

El día que comenzaron los juicios en Cuba a los periodistas independientes, en Paris Reporteros sin Fronteras y un grupo de intelectuales y artistas, tomaron por asalto la Oficina Cubana de Turismo en Paris

Video