¿Quién manda en Cuba?

Destacado

Aquí les pongo un video del día 15 de Octubre del 2019, fue tomado durante la visita del secretario del Consejo de Seguridad de la Federación de Rusia Nikolái Pátrushev.

Se ven Miguel Díaz Canel y Raúl Castro Ruz recibiendo en su oficina en el MINFAR  al visitante Ruso, es de notar donde reciben a tan ilustre visitante, es en la oficina de Raúl, pero hay mas, miren como es Raúl Castro el que da todas las indicaciones, en otras palabras Miguel Díaz Canel no sabe cómo actuar y ni donde sentarse.

Otros de los que aparecen en el video es el Jefe de Protocolo del Minrex Miguel Andrés Lamazares Puello, y claro su nieto Raúl Guillermo Rodríguez Castro, no se ve al Coronel del Minint Alejandro Castro Espín en ninguna de las fotos.

Video al final.

Miguel Lamazares
Jefe de Protocolo del Minrex Miguel Andrés Lamazares Puello
Otros de los que aparecen en el video es el Jefe de Protocolo del Minrex Miguel Andrés Lamazares Puello, y claro su nieto Raúl Guillermo Rodríguez Castro, no se ve al Coronel del Minint Alejandro Castro Espín en ninguna de las fotos.

Atrás frente a los cuadros Alex Castro Soto del Valle con la camisa negra, es el fotógrafo por la parte cubana, en la misma esquina de la mese esta el fotógrafo de los rusos,  el que está sentado con la camisa blanca y espejuelos al lado de Raúl Castro es su secretario personal el General de Brigada José Amado Ricardo Guerra. Quien está en el centro de la mesa es Raúl Castro no Miguel Díaz Canel.


¿Qué resulta raro en el caso de Fidel Castro Díaz Balart?

Fidel Castro Díaz-Balart con su Rolex Datejust de mas de 5,000.00 Euros.

Fidel Castro Díaz-Balart con su Rolex Datejust.

La lógica tras la noticia.

Por estos días, los titulares de medio mundo informaban del suicidio del primogénito del fallecido dictador cubano, Fidel Castro Ruz. La prensa de la izquierda mundial, más que informar del suceso se deshacía en velados halagos al sátrapa de Birán, tales como exmandatario, expresidente y ex líder, eludiendo los términos apropiados que vestirían con algo de dignidad al periodista, como golpista, dictador, etc. Pero ya conocemos la carencia de valores de gran parte de la prensa mundial.
La muerte de Fidel Castro Díaz-Balart a los 68 años para el cubano de a pie, sería absolutamente intrascendente como la muerte siempre lejana, con visos de extraterritorialidad de la élite dictatorial cubana, si no fuera por el suicidio. Otro más que engrosa la larga lista de suicidios de la aristocracia verde olivo, mantenidos en el clásico “secreto de estado” como los de la familia Allende, Dorticós y Haydeé Santamaría, entre los más conocidos.
¿Qué resulta raro en el caso de Fidel Castro Díaz Balart? Aunque los medios oficiales no informan de la causa directa de la muerte, algunos medios se han hecho eco de fuentes extraoficiales que aseguran que se lanzó al vacío desde gran altura, mientras algunos se hacen eco del uso de un arma de fuego. Ésta última comprometería en gran medida al gobierno, porque la primera medida y habitual en los casos de depresión es retirar del alcance del enfermo cualquier arma de fuego e incluso arma blanca o cualquier objeto con el que pueda lesionarse. En el caso de un personaje como el primogénito del sátrapa, estas medidas serían elementales y de fácil ejecución, pues tienen un grupo de Seguridad Personal a tal efecto.

Clinica de Seguridad Personal en el reparto Kolhy.

En el caso de salto al vacío no deja de ser comprometedora tal versión. Habitualmente, los departamentos de todas las instituciones hospitalarias o clínicas dedicadas a la atención de este tipo de pacientes con psicopatías, tienen medidas de protección en ventanas y puertas con acceso a sitios libres, especialmente las que están en plantas altas precisamente para evitar tales desenlaces. En el supuesto caso que por alguna razón, eludiera una de estas medidas de seguridad, tendría además que superar el obstáculo de su escolta personal, habitualmente individuos corpulentos y entrenados, con conocimientos de artes marciales como para reducir a cualquier individuo, más a un hombre de 68 años.
¿Cómo murió? Tal vez algún día lo sepamos, como muchos otros casos mantenidos en secretos por la élite dictatorial, de tales miembros de la Cosa Nostra gubernamental cubana puede esperarse cualquier cosa. Han violentado un país, han violentado una república por décadas.
Los informadores del exilio, relacionados con la élite gubernamental por vía hereditaria y hoy erigidos en “periodistas” por obra y gracia de la maquinaria de prensa amarillista y de sospechoso verde olivo, podrán decir cualquier cosa. Lógica y más lógica, que es indestructible. Los millones atesorados por la monarquía Castro traerán más muertes aún, lo dijo Balzac: “…detrás de cada gran fortuna, hay un crimen…”.

Fidel Castro Diaz Balart junto a su esposa Maria Victoria Barreiro Davalos. 

Ahí Fidelito, no pensaba en la comida que los cubanos no tenían.

¿Qué volara por los aires? No me extraña, vivió durante sesenta y ocho años por encima del pueblo, siempre voló. ¿Quién lo mato? No me importa, parte de la leche que me quitó el gobierno a los siete años, se la bebió él, que le aproveche.

R.Muñoz.

The Laughable Duplicity of “Former” Cuban Spy Arturo Lopez-Levy

Tomado de : https://cubaconfidential.wordpress.com/

The Laughable Duplicity of “Former” Cuban Spy Arturo Lopez-Levy

Former Spy Arturo López-Levy, now believed to be in his 8th year as a doctorate candidate.....

By Chris Simmons

The Huffington Post disgraced itself again yesterday with another propaganda piece by admitted “former” Directorate of Intelligence (DI) officer, Arturo Lopez-Levy. His feature, Why Senator Rubio’s Lies Matter,” condemned the Senator for a lack of ethics. Lopez-Levy attacked Rubio for having lied when he claimed his family fled the left-wing dictatorship of Fidel Castro when in reality they fled the right-wing dictatorship of General Fulgencio Batista. The “former” spy said this deception “shined a spotlight on the senator’s moral character.” Lopez-Levy then proceeded to make the outrageous claim that conservative Cuban-Americans (including Rubio) are former Batista supporters.

As ludicrous as Lopez-Levy’s statements are, the real hypocrisy is the layers of lies in which he has encased his own persona. The real name of this perpetual doctoral candidate (now believed to be in his 8th year of studies) is Arturo Lopez-Callejas. After all, this is the name he lived by for over 30 years in Cuba. The faux scholar also now denies his spy career, although he acknowledged his patriotic service to Fidel in his book, Raul Castro and the New Cuba: A Close-Up View of Change.

He also – innocently I’m sure – forgot to tell readers he is Raul Castro’s nephew-in-law. More specifically, he is the first cousin of Castro’s son-in-law, Brigadier General Luis Alberto Rodriguez Primo Lopez-Callejas. Rodriguez leads the Enterprise Administration Group (GAESA), placing him in command of Cuba’s entire tourism industry. According to the Miami Herald, “Rodriguez, married to Castro’s oldest daughter, Deborah Castro Espín, is widely viewed as one of the most powerful and ambitious men in Cuba — smart, arrogant, frugal and a highly effective administrator of GAESA.”  Herald reporter Juan Tamayo also noted that Deborah Castro’s brother is Alejandro Castro Espín, Castro’s chief intelligence advisor.

So to recap, the man who lies about his true name, his career, his family ties, and the privileged life he led in Cuba now has the cojones to question the integrity of another person?  Seriously????

VICENTE ECHERRI: La otra voz de Cuba en Panamá

Tomado de: http://www.elnuevoherald.com/noticias/septimo-dia/article18322697.html?fb_action_ids=884039438299963&fb_action_types=og.comments

Cuando el castrismo apela a sus matones para agredir a ciudadanos pacíficos –como hizo esta semana en Ciudad de Panamá, donde una turba de facinerosos salida de la embajada de Cuba asaltó a los que depositaban una ofrenda floral al pie de la estatua de Martí –uno no puede más que alegrarse. Yo al menos me alegro, si bien lo siento por las víctimas de la agresión, pero es magnífico que estas bestias se muestren tal como son: violentas, insolentes, desfachatadas, carentes en absoluto de decoro frente a la efigie de aquel que puso el decoro a la cabeza de las virtudes cívicas. Las imágenes han circulado extensamente, pero es necesario que se divulguen más para que el mundo aprecie la catadura y los métodos de los que han oprimido a los cubanos durante 56 años.

Los golpes y los gritos de esta turba se han visto respaldados por las declaraciones de algunos cipayos mayores de la tiranía presentes en la Cumbre de las Américas: el ex ministro de Cultura Abel Prieto y el historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal. De seguro que hay más, pero yo solo me he leído estas dos y me bastan como muestra: han colmado la medida de mi repulsión, son en verdad hediondas; pero también me satisface que las hayan hecho: coinciden perfectamente, en el plano teórico, con la actuación de sus esbirros, son consecuentes. Leal ha dicho que los disidentes son como una salpicadura de fango en un traje limpio. ¿Cómo puede hablar una rata de lodazal de que la salpica el fango que es parte de su hábitat? ¡Esta gentuza es atrevida!

Uno podría pensar que la mínima inteligencia tendría que llevarles a comportarse con mesura, a ocultar sus instintos más incivilizados, a fingir ser demócratas tan solo por unos pocos días, en lo que dura la cumbre y los ojos del mundo están sobre ellos. Al parecer, la cólera que les provocan la presencia y las voces de los disidentes y exiliados en esta cita internacional se sobrepone a cualquier conveniencia y priman los instintos más bajos contra los que, ciertamente, comparecen para desmentir la unanimidad que los amos de Cuba predican y esperan. ¡Hasta hubieran podido seguir engañando a unos cuantos de los que, de buena fe y por ignorancia, los creen promotores de alguna idea noble! Por eso me satisface tanto que no hayan podido resistir las ganas de gritar y de golpear y de reprimir, tareas en las que tienen tantos años de práctica y que, sin ningún pudor, hayan confirmado, una vez más, su verdadera naturaleza, su intrínseco carácter de bárbaros.

Creo que incurren en este despropósito –tanto por medio de acciones brutales como de declaraciones descalificadoras– porque no saben hacer otra cosa, porque llevan toda una vida en el ambiente político de la represión donde no es posible adquirir el hábito de la discrepancia. Ocurre que no pueden imaginar la convivencia civilizada con los que piensan diferente, con los que buscan, hasta ahora por vías pacíficas, que Cuba vuelva a la libertad y la pluralidad, que son los ingredientes esenciales de la democracia, donde el poder político no esté en manos de unos dinastas ineptos que han destruido el país y envilecido a la nación hasta límites irreconocibles.

Desafortunadamente, aun quedan muchos fuera de Cuba (porque dentro no creo yo que la lealtad real pueda pasar del 5 por ciento de la población, a menos que se pruebe que entre los cubanos haya una enorme proporción de masoquistas) que tratan de justificar, fundándose en consejas, esta desastrosa gestión a la que le adjudican algunos logros –que distan de merecer ese nombre por mendaces o por excesivamente costosos. La revolución cubana ha sido un desastre de proporciones colosales que no tiene ni una sola cualidad que la justifique o la redima y que hace mucho debió ser extirpada como un cáncer.

Por eso me frustran estos gestos del presidente Obama que, al reconocer y, de alguna manera legitimar, la existencia de esa podredumbre instalada ya por tantos años en mi país retrasa el momento de su remoción; pero, al mismo tiempo, no creo que este encuentro entre el presidente de Estados Unidos y el mandante de Cuba tenga tanta trascendencia como algunos le atribuyen. Lo verdaderamente importante de esta reunión es lo que ha ocurrido en su periferia: el que se haya dejado oír la otra voz de Cuba. Las acciones y opiniones de los agentes del castrismo han servido para magnificarla.

España pide la extradición de dos históricos etarras a Cuba

Tomado de: http://www.elmundo.es/espana/2015/02/28/54f119f5e2704e5d128b4579.html

TERRORISMO

España pide la extradición de dos históricos etarras a Cuba

  • Se trata de José Ángel Urtiaga Martínez y José Ignacio Etxarte Urbieta, ‘Rizos’

  • Ambos viven en la isla desde mediados de la década de los 80

  • La cuestión es clave para que España retire al régimen castrista de la lista de países que colabora con el terrorismo

  • ÁNGELES ESCRIVÁMadrid
  • El Gobierno ha reiterado recientemente -en diciembre y en febrero-, de forma oficial, las solicitudes de extradición a Cuba de los etarras José Ángel Urtiaga Martínez y José Ignacio Etxarte Urbieta, que residen en la isla desde los ochenta y tienen causas pendientes en la Audiencia Nacional.Jose angel Urtiaga Martinez1Jose angel Urtiaga Martinez.José Ignacio Etxarte Urbieta
  • José Ignacio Etxarte Urbieta 
  • Ambos están procesados por el juez Eloy Velasco por colaboración con ETA y por su presunta relación con las FARC. Sin embargo, en cada una de las ocasiones en las que el Ejecutivo de Rajoy ha realizado dicha petición, La Habana ha dado la callada por respuesta, a pesar de que está reclamando a Estados Unidos ser retirada de la lista de países acusados de colaborar con el terrorismo y de que esta resolución es clave para que España se muestre favorable a dicha reclamación. Ha sido en este contexto en el que el ex presidente Zapatero ha marcado su posición sobre este asunto.Lo más curioso es que fue el Gobierno de Rodríguez Zapatero el primero en trasladar a Cuba la solicitud realizada por la Audiencia Nacional para la extradición de José Ángel Urtiaga y José Ignacio Etxarte, Rizos. La petición inicial de entrega del primero está fechada el 23 de diciembre de 2010 y la del segundo el 10 de noviembre de 2011. El Gobierno de la Habana dejó correr el tiempo entonces y sigue haciéndolo a estas alturas, a pesar de las múltiples ocasiones en las que el asunto le ha sido recordado.

    Cada vez que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García- Margallo, ha participado en una reunión bilateral, ha pedido las dos extradiciones, sin obtener ningún tipo de respuesta. La última vez, estas solicitudes fueron cursadas de forma oficial en diciembre de 2014 para el caso de Urtiaga y en este mes de febrero para el caso de Etxarte.

    La situación de los etarras en Cuba siempre ha sido un asunto de interés, pero en estos momentos su importancia ha crecido de un modo exponencial por las negociaciones que se están llevando a cabo entre los gobiernos de Washington y La Habana. Los Castro han exigido a Estados Unidos la retirada de Cuba de la lista de países que encubren el terrorismo -en el que están incluidos Irán, Sudán y Siria- para que dichos encuentros lleguen a buen puerto.

    El país caribeño fue introducido en ese listado, inicialmente, por el apoyo otorgado en los 60 y 70 a grupos comunistas de África y América Latina; pero, superado este periodo, su permanencia se debe a la existencia de etarras y de miembros de las Farc en su territorio.

    La reunión del ex presidente Zapatero con Raúl Castro tuvo lugar, por tanto, un día antes de la reunión bilateral con los estadounidenses y una semana antes de que la Unión Europea decida si mantiene la que ha sido, hasta ahora, su posición común respecto a este asunto.

    Lista negra

    El Gobierno sostiene que la decisión que el régimen castrista adopte sobre los dos etarras es clave para mostrarse partidario de su retirada de la lista negra, pero lo cierto es que en la isla, además de estos dos terroristas, siguen viviendo otros seis. Cuatro de forma reconocida por el régimen -dos más con causas pendientes- y dos, Miguel Ángel Apalategui Apala y el también escritor Joseba Sarrionandia, sin que La Habana admita que viven allí. Apala es un veterano, con peso en la historia de ETA, cuyo nombre siempre ha estado vinculado a la muerte de Pertur.

    Sarrionandia escapó de la prisión de Martutene oculto en el equipo de música del cantante Imanol. A pesar de que el régimen cubano no reconoce su presencia porque no forman parte de los pactos de los 80 con el Gobierno de Felipe González, Sarrionandia ha pasado por el consulado para regularizar su situación. Apala, no. Ninguno de los dos tiene causas pendientes, pero su entrega demostraría buena voluntad.

    Cuba fue uno de los países elegidos por el presidente González para deportar a los etarras detenidos en Francia, pero que las autoridades galas no querían extraditar a España porque consideraban de escasa calidad el régimen democrático recién estrenado. Seis etarras fueron destinados inicialmente allí. No obstante, con el paso del tiempo el régimen cubano llegó a cobijar a más de una veintena, que se iban trasladando desde otros lugares sabedores de que el Gobierno de Castro no cumplía los dos requisitos apalabrados: la prohibición de salir de la isla y el compromiso de que no iban a seguir involucrados con el terrorismo.

    En estos momentos, en Cuba viven, reconocidos y con causas pendientes, además de Urteaga y Etxarte, Arrugaeta San Emeterio y Azkarate Intxaurrondo. Sin embargo, según fuentes oficiales, ningún juzgado ha pedido su extradición. También viven, reconocidos pero sin causas pendientes, el sangriento Txutxo Abrisqueta, asesino del capitán Martín Barrios y ahora empresario de éxito, y José Luis Rodríguez Muñoa. Además de los no reconocidos Apala y Sarrionandia.

    Desde que Cuba recibiera los primeros etarras, es cierto que la actitud de su Gobierno ha evolucionado. En los últimos años fueron prohibidas de forma efectiva las salidas de los etarras de la isla, hasta el punto de que una de ellas escribió una carta acusando a las autoridades de secuestro. Pero siguen cobijando a etarras a los que los jueces atribuyen delitos recientes.