¿Quién es el hombre fuerte de la inteligencia cubana en Venezuela?

Tomado de: http://cafefuerte.com/cuba/noticias-de-cuba/politica/2879-quien-es-el-hombre-fuerte-de-la-inteligencia-cubana-en-venezuela

Por Juan Reynaldo Sánchez*

Alexis Frutos (en círculo) reunido con altos mandos militares venezolanos en Caracas.

En uno de sus últimas apariciones públicas antes del viaje final a La Habana, Hugo Chávez hizo alusión a un tal Alexis –sin apellidos- dándole las gracias por el trabajo desarrollado como miembro del grupo de cubanos que velaban por su salud.

¿Quién era en realidad este importante señor que Chávez se dignaba en nombrar como una suerte de familiar cubano?

La duda quedó despejada el pasado 4 de mayo, en ocasión de un acto oficial en Caracas para condecorar a ocho médicos militares de la Misión Martí, dedicada a velar por la salud de Chávez desde el 2003. La ceremonia fue realizada en el Cuartel de la Montaña, junto al panteón donde descansan los restos de ex mandatario venezolano, y Nicolás Maduro tuvo a su cargo la imposición de la Orden Generalísimo Francisco Miranda de Primera Clase al selecto grupo.

En el video del acto –transmitido por la estatal VTV- apareció el coronel de la Inteligencia cubana, Alexis Frutos Weeden, sentado junto a Maduro y al embajador Rogelio Polanco.

El Frutos que conocí

Conocí muy bien a Alexis Frutos. Las primeras noticias de este oficial se remontan a la época en que el jefe de la Inteligencia cubana era el comandante Joaquín Méndez Comiche. Por entonces Frutos era el Segundo Jefe de Personal y Cuadros de la Dirección General de Inteligencia (DGI), bajo las órdenes del jefe de ese departamento, el coronel José.

Cuando el General de División Luis Barreiro Caramés (hoy suegro de Fidel Castro Díaz Balart, hijo de Fidel Castro Ruz) tomó el mando en la DGI, a finales de los años 70, el coronel Frutos desempeñaba el cargo de jefe del Grupo Psicológico de la inteligencia, encargado de preparar a oficiales y agentes de inteligencia.

Frutos siempre se destacó por ser un adulador de los jefes y siempre tuvo la ambición de pertenecer a la parte operativa de la inteligencia. Siempre quiso ser un oficial operativo. Los acontecimientos de la Causa No. 2 de 1989 –juicio contra el General José Abrantes y un grupo de altos oficiales del Ministerio del Interior (MININT)- provocaron la intervención del organismo por oficiales de las Fuerzas Armadas, que asumieron el mando de las principales direcciones del MININT, menos la dirección de Seguridad Personal. En esta dependencia, el General Humberto Francis Pardo había asumido su cargo en una fecha reciente, y era un hombre de Raúl Castro con toda la confianza de Fidel Castro.

Por entonces Frutos, en actitud sumisa y oportunista, continua sus adulaciones al entonces General Carlos Fernández Gondín, designado al frente de la Inteligencia tras los acontecimientos del verano de 1989.

Ambiciones de Futuros Negocios

Pero la ambición de Frutos no se concretaba y comenzó a merodear -junto al General Orlando Delgado “Orlandito”, ex jefe de despacho de Abrantes- las instalaciones de un grupo de trabajo que creado por Fidel Castro en una oficina en las calles 19 y 0, en El Vedado, bajo el rotulo de ¨Futuros Negocios¨. (“Orlandito” seguía siendo hombre de comfianza tras declarar contra Abrantes en el juicio de la Causa No. 2)

Al frente de este grupo se encontraba el Coronel Saúl, de la Dirección de Inteligencia (DI), quien se encargaría de planificar, controlar y establecer negocios fuera de Cuba, incluyendo Panamá, México y Estados Unidos.

Como directivos de las empresas de Futuros Negocios se utilizarían a supuestos desertores cubanos. Aludiendo a la misión de este grupo empresarial, Fidel Castro manifestó delante de mí y en presencia de algunos de sus más cercanos colaboradores, que “al imperialismo había que darle donde más le duele, en el dinero”. (De ahí mi certeza de que muchas de las estafas realizadas por cubanos en territorio estadounidense tienen detrás al gobierno de La Habana).

Entre 1999 y 2003, Frutos estuvo como encargado de negocios en la Embajada de Cuba en Panamá y, sin dudas, su relación con el grupo Futuros Negocios había dado resultados.

En Panamá y junto al coronel de la inteligencia Carlos Rafael Zamora, más conocido como el Gallo Zamora (hoy embajador en Brasil), Frutos informaba a Cuba de las actividades de corrupción y posible vinculación con la CIA del empresario panameño Alejandro Abood y de varios funcionarios cubanos que le habían vendido información sensible. Abood fue arrestado en La Habana en el 2001 y devuelto a su país dos años después.

Designado en Venezuela

Frutos salió hacia Venezuela para ocupar el cargo formal de ministro consejero de la embajada cubana en Caracas, pero en realidad su designación sería como jefe de la inteligencia en el país suramericano. El coronel fue encargado además por las autoridades cubanas con la responsabilidad de supervisar la salud del presidente Chávez y sobre todo mantener el control sobre el equipo médico de la Misión Martí.

Además de mantener en estricta vigilancia a los oficiales miembros de la Misión Martí y evitar fugas de información con respecto a la salud del mandatario, Frutos mantuvo informados a Fidel y Raúl Castro de todos los pormenores de la salud de Chávez desde el 2003. Por esta época también llegó a Venezuela el General Fabián Escalante Font, alias Roberto, encargado durante años a la contrainteligencia cubana y con vasta experiencia en tareas de enfrentamiento a actividades subversivas contra el régimen castrista.

El coronel Frutos tiene dos hijas con Mayra Mena, su esposa. La mayor se nombra Patricia Frutos Mena y trabaja actualmente para la inteligencia cubana en la Embajada de Cuba en Beijing, China. La segunda, Mayra Frutos Mena, está con su padre en Venezuela probando los manjares de la cúpula chavista.

Esta es la cosecha de Alexis, pilar del espionaje cubano en tierras venezolanas, a quien tanto Chávez agradecía por su dedicación y lealtad ante la cercanía de la muerte.

*Juan Reynaldo Sánchez fue escolta personal de Fidel Castro entre 1968 y 1994, con grados de teniente coronel. Fue destituido y cumplió prisión en Cuba. Logró abandonar la isla en el 2008 y actualmente reside en Miami. Tiene en preparación un libro sobre su experiencia en la seguridad personal del gobernante cubano.

Larga tradición de injerencia externa de la inteligencia cubana.

Tomado de: http://www.avizora.com/atajo/colaboradores/textos_jorge_serrano_torres/0013_servicios_secretos_cubanos_y_venezolanos.htm

“Las hienas no invitan ni aceptan combate abierto, llano, de frente. Persiguen a sus presas con enorme paciencia y ganan las batallas por cansancio. Las hienas son voraces a la hora de rematar. Se ceban con los débiles y no pierden la oportunidad”.

El cubano Juan Rodríguez Menier (“Cuba por dentro: El MININT”. Ediciones Universal, Miami, 1994), ex-oficial del Ministerio del Interior (MININT) de Cuba, durante 28 años, en funciones de inteligencia y contrainteligencia (CI); así como su compatriota, Juan Reyes-Alonso (“La cultura cubana y su expresión en los servicios de inteligencia. National Defense Intelligence College. Washington, D.C. 2009), especialista en inteligencia y ex-oficial operativo de la Dirección General de Inteligencia (DGI) de Cuba, en una etapa crucial (1989-1997); nos remontan hasta 1959 para ubicar los orígenes de los servicios secretos cubanos.

En 1960, Fidel Castro llegó al poder en Cuba y creó dos organismos en el nuevo MININT: el Departamento de Seguridad del Estado (DSE) y la DGI. El DSE empezó a funcionar dentro del territorio cubano y asumió las tareas de CI del DIER. Por su parte, la DGI se convirtió en el más importante servicio de inteligencia y CI exterior, bajo la dirección del temido y eficiente comandante Manuel Piñeiro Losada (seudónimo Barbarroja y criptónimo M-1), muerto en un accidente automovilístico durante marzo de 1998.

Al contrario de lo sucedido con el DSE, que no tuvo asesoría soviética, la DGI, sí dependió de esta asesoría desde 1965. A su vez, las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) cubanas, implementaron servicios secretos propios: la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) y la Dirección de Contrainteligencia Militar (CIM), vigentes hasta la fecha, interactuando con la DGI. A propósito, desde el comienzo, los servicios secretos cubanos, tuvieron un desempeño fructífero debido a que diversos funcionarios del DIER y después DSE, contaban con educación superior, habiendo muchos de ellos, estudiado y residido en EE.UU. antes de servir para el régimen marxista-leninista de Fidel Castro. Esto permitió que la inteligencia y CI cubana, pudiera infiltrar comunidades de cubanos y americanos en EE.UU., y lograr un buen conocimiento sobre el gobierno y la sociedad de EE.UU., tanto como de la forma en que operaban sus agencias de seguridad e inteligencia nacional.

A su turno, la DIM y la CIM, con la ayuda de la DGI (renombrada en 1989 como “Dirección de Inteligencia”-DI), empezaron a realizar operaciones extraterritoriales, cuando Fidel Castro asumió como un objetivo político propio, el apoyo a los llamados “Movimientos de Liberación Nacional” o grupos subversivos, desatados en diversos países, principalmente en África y América Latina; sobre el particular, está comprobada la intrusión durante el Siglo XX de la inteligencia y/o tropas militares de Cuba en Tanzania, Bolivia, Chile, Colombia (aunque los grupos subversivos colombianos ELN y M-19, recibieron apoyo de Fidel Castro, él mantuvo una relación distante con las FARC); Nicaragua, Checoslovaquia, Angola, Yemen del Sur, Etiopía, Namibia, Zimbabwe y Granada, entre otros.

Todo ello, sumado al entrenamiento y adoctrinamiento en Cuba, de cuadros subversivos como el ERP argentino; “Tupamaros” uruguayos; “Macheteros” portorriqueños; Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional salvadoreño; Frente Patriótico Manuel Rodríguez y Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile, por lo menos. Sin duda, este potencial operativo se reforzó considerablemente, gracias a la capacitación e ingente apoyo técnico y económico de la KGB soviética y de otros servicios secretos del bloque socialista, como de Alemania Oriental, Bulgaria y Hungría, por ejemplo.

Accionar y estructura actual de la inteligencia cubana

Claramente, el espionaje en territorio extranjero es una actividad ilegal independientemente de las personas involucradas y las razones por las cuales se ejecute dicha actividad. El espionaje practicado por diplomáticos o funcionarios cubanos de la DI en suelo extranjero y gozando de inmunidad diplomática, es conocido en Cuba como “espionaje legal”, a esos oficiales se les conoce como “Oficiales Legales” (OL), y a los centros donde trabajan, ubicados en las embajadas cubanas, se les denomina “Centros Legales” (CL). Los CL difieren en su tamaño físico y logístico, dependiendo del país en que se encuentren ubicados: mientras más importante es el país o en ocasiones el área geográfica, mayor y mejor dotado será dicho CL. Refiero “área geográfica”, pues a veces, debido a la situación operativa específica de un país, no es factible que dispongan de un gran CL dentro del mismo; este es el caso, de países con los que Cuba no tiene relaciones diplomáticas. En esa situación, emplea otros CL en países vecinos, que tal vez, no sean de gran importancia operativa, como el país con el que carece de vínculos diplomáticos.

En relación a Estados Unidos, sucede algo distinto, pues no obstante que Cuba dispone de una Oficina de Intereses en Washington, D.C., y una Oficina ante la ONU en Nueva York, que han sido por casi 50 años, dinámicos centros de espionaje usados por funcionarios cubanos y sus colaboradores que gozan de inmunidad diplomática; no resulta suficiente para el enfrentamiento contra una potencia como Estados Unidos. Por ello, tradicionalmente la inteligencia cubana se apoyó y apoya en los CL de países vecinos como México y Canadá, para espiar en Estados Unidos

Los CL tienen mayormente, un Jefe y un Segundo Jefe, así como un equipo de oficiales que varía según la importancia del CL y la disponibilidad de recursos de la inteligencia. Igualmente, existe en las embajadas cubanas un “Oficial de Cifras” (OC), que no es agente de inteligencia, pero sí integrante del MININT, y por orden directa de Raúl Castro, toda información confidencial (incluidas las comunicaciones de diplomáticos de carrera) debe ser enviada a través de ese oficial encargado de cifrar y descifrar los mensajes que salen y entran a la embajada cubana. El OC, vive en la embajada y únicamente sale acompañado por oficiales del CL o integrantes del cuerpo de protección de la embajada, llamados “Custodios”, para evitar que sea reclutado por otras agencias de inteligencia o vaya a desertar; pues tiene acceso a información clasificada y a mecanismos de cifrado y descifrado de esa información. Los “Custodios”, son responsables de la protección física y del personal asignado a las embajadas; por lo tanto, siempre son miembros de la inteligencia cubana, y reciben entrenamiento especializado: aprendizaje de idiomas extranjeros, técnicas de defensa personal, manejo de armas, medidas de CI, entre otros afines.

La estructura central de la actual Dirección de Inteligencia (DI) de Cuba, y la función que cumplen sus departamentos, es la siguiente: Departamento M-I para la inteligencia y CI sobre Estados Unidos; Departamento M-II, dedicado a la inteligencia y CI en América Latina; Departamento M-III, encargado del análisis de inteligencia estratégica. Departamento M-V, no sólo es el más secreto y compartimentado, sino que casi funciona como una dirección autónoma, con un presupuesto desconocido aún para el jefe de finanzas de la DI, quien a la par, ignora la totalidad de la plantilla de Oficiales Ilegales (OI) del M-V, y su posible ubicación en el mundo, por el tipo de monedas que manejan. Apenas un selecto grupo en la DI y en las altas esferas del régimen castrista, conocen las verdaderas cifras e identidades de los OI y clandestinos del M-V. Estos OI, altamente preparados, se establecen en el país donde son asignados para cumplir misiones vitales, logran pasar desapercibidos ante las agencias de CI domésticas y también frente a los ciudadanos oriundos de esos países.

Los contactos entre Oficiales Legales (OL) y OI de la DI, tanto en Cuba como en territorio extranjero, son muy esporádicos, por lo indefensos que estarían los segundos, en caso de deserciones y delaciones de OL; así como por el hecho que en territorio extranjero, usualmente, los OL son objeto de vigilancia a cargo de agencias de CI nacionales. De ahí, que sean más comunes encuentros no personales entre OL y OI, utilizando buzones, comunicaciones radiales cifradas, mensajes a través de terceras personas con menos riesgos de ser vigiladas, la Internet, entre otros medios. Estos OI, suelen ejercer una ciudadanía que no es la cubana, a pesar de haber nacido en Cuba, y sus documentos de identidad son tan legítimos como aquellos que poseen ciudadanos de los países de donde dicen ser oriundos, pues fueron emitidos por autoridades de esos países, ya que en base a su especializado entrenamiento, logran burlar los controles para su obtención. Aunque en Venezuela, agentes cubanos de inteligencia, podrían obtener falso pasaporte e identidad venezolana, más fácil: El editor del diario opositor venezolano, “Tal Cual”, Teodoro Petkoff, denuncia que personal cubano, ha sido ubicado por el gobierno chavista en una entidad clave: “Oficina Nacional de Identificación y Extranjería” (Odinex), que desde junio del 2009, se denomina “Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería”.

Volviendo al Departamento M-V de la DI: además de contar con abundantes recursos y personal altamente capacitado, se nutre a través de sus Oficiales Operativos que dirigen a los OI, de información valiosa del resto de departamentos de la DI o de la CIM y DIM, entre otros organismos militares y civiles, del Estado cubano. En definitiva, el Departamento M-V, es la elite de la inteligencia cubana.

Entre tanto, el Departamento M-VI, está comisionado al espionaje industrial y medidas para el rompimiento del embargo de Estados Unidos hacia Cuba. Junto a ellos, el M-VIII, está conformado por veteranos oficiales de inteligencia que han cumplido misiones en el exterior, y se dedican al acercamiento con extranjeros que residan o estén de visita en Cuba, ya sea para reclutarlos o descartar que estén involucrados en acciones contra del gobierno cubano. Así, el M-VIII es muy útil por sus funciones de inteligencia o de CI. Y mientras, el Departamento M-X es la Jefatura de la DI; el M-XI, intercepta comunicaciones internacionales, particularmente de Estados Unidos y emite señales de radio cifradas para agentes cubanos en el exterior. El Departamento M-XV, diseña complejos programas informáticos para apoyar comunicaciones de agentes cubanos. Al mismo tiempo, el Departamento M-XIX, sirve para espiar e infiltrar comunidades de cubanos en el exterior; el M-XX, maneja los cuerpos de protección de las embajadas cubanas, llamados “Custodios”. Finalmente, el M-XXV se enfoca en el Continente europeo y el M-XXX, en el africano.

Completando este cuadro del sistema de inteligencia cubano, sus actuales jefes y responsables son: el general del Ejército, Raúl Castro Ruz (Presidente del Consejo de Estado); general del Ejército, Abelardo Colomé Ibarra (Ministro del Interior-MININT); general del Ejército, Julio Casas Regueiro (Ministro Primero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias); general del Ejército, Carlos Fernández Gondín (Miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Viceministro Primero del MININT); general del Ejército, Eduardo Delgado Rodríguez (Director de Inteligencia) y el vicealmirante Julio Gandarilla Bermejo (Director de Contrainteligencia Militar).

Cuba: ¿Liderando una “Guerra Fría Regional”?

Los siguientes detalles de operaciones de inteligencia extraterritoriales cubanas, desde fines de los 90 hasta la fecha, actualizan y desenmascaran la intensidad de una “Guerra Fría Regional”, y muestran la determinación de los hermanos Fidel y Raúl Castro, de continuarla; dejando interrogantes por responder: ¿Quién y para qué, financia esta gran capacidad de la inteligencia de Cuba, cuando son públicas y evidentes las limitaciones económicas del Estado cubano?

Tras una prolongada indagación, en setiembre de 1998, el FBI arrestó a diez individuos en la Florida-EE.UU., por llevar a cabo labores de espionaje contra EE.UU. a nombre de Cuba. El servicio de investigación criminal de la Marina de EE.UU. formó parte de las pesquisas: se había descubierto la “Red Avispa”, revelando lo extenso del espionaje cubano en territorio estadounidense. La “Red Avispa”, integrada por agentes cubanos, tenía la misión de espiar agencias oficiales estadounidenses e infiltrar instalaciones militares de EE.UU., como el Comando Sur y el Comando Central en Tampa-Florida, responsable de acciones militares contra-terroristas en Afganistán y en el Sur de Asia. En paralelo, los espías cubanos debían penetrar grupos anti-castristas en el Sur de la Florida y maniobrar sus actividades e intentar manipular instituciones políticas y gubernamentales de EE.UU., por medio de la desinformación y falsa colaboración. Según averiguaciones de la justicia y organismos de inteligencia de EE.UU., la “Red Avispa” recibía el soporte financiero de Cuba y trabajaba directamente para la DI del MININT, en una operación compartida con la inteligencia militar de las FF.AA. cubanas.

Y esto es posible, porque Cuba conserva un elevado potencial de espionaje, que le fue suministrado por la ex-U.R.S.S., luego por la Federación Rusa, y en los últimos años, por la República Popular China. Incluso, Cuba domina lo que se conoce como lo más moderno en la inteligencia mundial: la inteligencia de Reconocimiento y Signatura (MASINT o Measurement and Signature Intelligence), que le permite hacer un análisis cuantitativo y cualitativo de los datos e informaciones obtenidos mediante sensores especiales instalados en satélites o vehículos terrestres, agrupando varios subtipos: inteligencia acústica; de radar; infrarrojos; láser; nuclear; óptica; radiación no intencionada; química y biológica; inteligencia de radio-frecuencia; inteligencia electro-óptica, entre otros.

Bajo este esquema, los servicios secretos cubanos se ubican en el nivel más alto de la inteligencia internacional, al sumar este ámbito (MASINT), a las ya tradicionales: inteligencia humana (HUMINT o Human Intelligence); inteligencia de las comunicaciones (COMINT o Communications Intelligence); inteligencia electrónica (ELINT o Electronic Intelligence); inteligencia de señales (SIGINT o Signals Intelligence); inteligencia de las imágenes (IMINT o Imagery Intelligence), y la inteligencia geoespacial (GEOINT o Geospatial Intelligence).

Respecto al tema, en el libro: “ENEMIES: How America´s Foes Steal Secrets – And How We Let It Happen” (2006) de Bill Gertz, reportero sobre el Pentágono para el diario “Washington Times”, se revela que la estadounidense Ana Belén Montes -arrestada por el FBI en setiembre del 2001- trabajó para la inteligencia cubana por 16 años. La DI cubana la reclutó cuando todavía estudiaba, y la encaminó a una carrera en la Defense Intelligence Agency (DIA), la agencia de inteligencia para la Defensa de EE.UU., donde llegó a ser analista principal sobre Cuba, y tuvo más de cien reuniones con agentes de la DI cubana. Según Gertz: “Ana Montes (44 años), puede haber causado más daño a la seguridad nacional de EE.UU. que los casos de Aldrich Ames (CIA) y Robert Hanssen (FBI). La razón es sencilla: “Tenía acceso a secretos de inteligencia mucho más vitales que cualquiera de esos dos agentes dobles.”

Por su parte, Cuba compartía la información robada por su espía Montes, con Rusia, China y quizá Irán. En algunos casos, hasta cobraba por ella. Montes no se limitó a filtrar inteligencia a los cubanos, sino que también influenció con su desinformación, la política de EE.UU. hacia Cuba. Esto ocurrió bajo la administración Clinton, cuando mediante sus informes, consiguió que se subestimara la capacidad de Cuba en áreas de “Guerra Asimétrica”, tales como bio-terrorismo y ciber-terrorismo, constituyendo hasta ahora, el agente cubano más significativo capturado en EE.UU.

Y si algunos creían o pretendían hacer creer, que el espionaje cubano en el exterior ya era cosa del pasado. Nada más falso. Otro caso: el ex funcionario del Departamento de Estado de EE.UU., Walter Kendall Myers y su esposa Gwendolyn Steingraber Myers, fueron arrestados durante junio del 2009, en Washington, por el FBI, acusados de espiar para Cuba ¡durante 30 años! El Departamento de Justicia de EE.UU., precisó que la pareja le dijo a un agente encubierto del FBI, que eran conocidos como agentes “202” y “123”, y dada su importancia, se habían entrevistado personalmente con Fidel Castro, algo que el enfermo ex-presidente reconoció en su columna “Reflexiones”, divulgada por medios estatales cubanos en junio del 2009.

Su fortaleza: la inteligencia humana clandestina

Desde sus comienzos y hasta el presente, tanto la DI como la DIM y la CIM cubanas, han explotado con gran éxito, el factor humano de la inteligencia, en buena medida, porque no contaban con suficientes recursos técnicos y financieros propios para hacerlo de otra manera. También, porque la mayoría de sus reclutamientos han estado y continúan basados, en el factor ideológico (“batalla de la ideas”), lo que implica una alta dosis de capacitación y adoctrinamiento de los agentes cubanos, así como bien elaborados trabajos de CI. Garantizando siempre, el cumplimiento de la Orden Nro. 1 del MININT, que dice: “Todo miembro del MININT, tiene como primera tarea, velar por la seguridad y preservación de la vida del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y del Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba (y ahora reemplazante de Fidel), el General de Ejército, Raúl Castro Ruz”.

Según lo expuesto, sin duda cazar espías es difícil, pero detectar espías cubanos es aún más complicado y demanda complejas investigaciones por diestros equipos de CI, bien proveídos -tecnológica, logística y financieramente-, quienes deben descubrir algo más consistente que pequeños trozos de información y pistas aparentemente inconexas; pues los espías cubanos dejan pocos rastros. Y porque la inteligencia cubana se especializa en reclutar como agentes dobles, a “verdaderos creyentes, idealistas y místicos del marxismo-leninismo”, en lugar de agentes que sólo trabajen por dinero. Hecho que los hace más peligrosos para la seguridad nacional de los países donde operan.

Los espías ideológicamente motivados, son muy sigilosos, no dejan pista financiera ni caen en gastos ostentosos que atraigan la atención para ser detectados por la CI nacional. Así mismo, los servicios de inteligencia cubanos, están dispuestos a esperar años, incluso décadas, a que un agente reclutado ascienda a una posición donde le sea útil; se conforma con tener agentes en posiciones intermedias con acceso a información, pero sin poder ejecutivo. Por ello, es muy difícil detectar a los agentes cubanos, a menos que un patrón de comportamiento inusual haga sospechar a las agencias de CI, de los países donde los cubanos espían o realizan operaciones especiales de inteligencia.

Sobre este asunto, en una entrevista (Diario El Universal-México D.F. 22/01/2007), Brian Latell, quien por más de 30 años, trabajó como analista de la CIA para América Latina y durante 15, integró el Consejo Nacional de Inteligencia de EE.UU., afirma sobre la inteligencia cubana lo siguiente: “Es una de las mejores, en mi opinión. Creo que después de EE.UU., Gran Bretaña, Rusia, Israel y China, Cuba sigue entre los más altos rangos”. Bajo esa perspectiva, los jefes de CI que pretendan identificar, localizar y capturar una red de espías cubanos, deben inspirarse en el proverbio chino: “Hacer de la paciencia un arte y de la espera una virtud”. Pero igualmente, es imprescindible que un Estado extreme las medidas activas de CI, cuando tenga indicios de la intromisión de la inteligencia cubana (y/o sus aliados) en su territorio; con mayor razón, ahora que Cuba tiene como benefactor estratégico, al régimen de Hugo Chávez, con ingentes recursos económicos acumulados, pero sobre todo, una clara intención de expandir en América Latina, su proyecto geopolítico socialista y antidemocrático.

La troika CubaChinaVenezuela

En adición, Cuba posee una de las bases más modernas de “Inteligencia de señales” del mundo, en Bejucal al Sur de La Habana, cuyas instalaciones para espiar a EE.UU., fueron construidas por Rusia para Cuba, a un costo de cientos de millones de dólares (a fin de reemplazar a la base de Lourdes, desmantelada por los rusos luego del 11/09/2001); y en ella, trabajan unos mil ingenieros y técnicos cubanos, pero en 1999, después de negociaciones entre Raúl Castro y el Ministro de Defensa de la República Popular China (CRPCH), Chi Haotian, se acordó que personal militar chino utilice la base de Bejucal junto al personal cubano; y a cambio, la base utilizaría los satélites de comunicación, imágenes y fotos de RPCH, en lugar de los de Rusia.

Imagen se puede agrandar dando un click arriba de la foto.

BERE

BERE, Brigada de Exploración Radio Electrónica, UM-1757, Bejucal
Antenas principales

Antenas principales, Imagen se puede agrandar dando un click arriba de la foto.


Ver Mapa en Grande, dar Click aqui

Google Earth mapa en vivo se pueden acercar  y/o mover el mapa.

Resulta, que CRPCH es el país que más satélites ha lanzado al espacio entre 1999 y 2008: unos 30 desde su base de Taiyuan, cerca de Beijing.

En esa línea asociativa, al suscribir 14 convenios en La Habana, con el presidente de Cuba, Raúl Castro, por varios cientos de millones de dólares, (16/10/2007), el Mandatario Hugo Chávez, expresó: “Cuba y Venezuela, podríamos conformar en un futuro próximo una confederación de Repúblicas; dos Repúblicas en una, dos países en uno”. Lo concreto, es que los lazos entre el régimen de Chávez y Cuba, se afianzan a todo nivel: la empresa binacional (cubana-venezolana) “Telecomunicaciones Gran Caribe S.A.” con apoyo de RPCH, culminarán el 2010, un cable submarino de fibra óptica de 1.552 kms. a un costo de US$70 millones, que unirá La Guaira, Estado de Vargas en Venezuela y Siboney en la provincia de Santiago de Cuba. Está previsto, que esa red (además se ampliará a Jamaica y Nicaragua), potencie el sistema de Internet cubano y sirva para implementar un control de las comunicaciones nacionales y externas de los personajes e instituciones hostiles al régimen chavista, bajo asesoría de la curtida contrainteligencia cubana, luego que Chávez nacionalizara el 2007, la compañía telefónica CANTV.

Con esa orientación, en enero del 2009, el gobierno chavista tomó control del satélite geoestacionario de comunicaciones “Venesat-1” ó “Simón Bolívar”, mediante un contrato con la RPCH por 406 millones de dólares, para expandir su señal hacia América Central, el Caribe y América del Sur. Y según Chávez, tendrá uso político: “Ayudará a la construcción del Socialismo del Siglo XXI”, y se pretende que mediante un manejo seguro de la información (telefonía, Internet y transmisión de datos), mejoren las capacidades de comunicación, vigilancia y control, en las operaciones de los servicios secretos venezolanos y cubanos; más aún, si para el 2011, el gobierno de Venezuela planea disponer de un segundo satélite, de observación y monitoreo territorial construido por la misma RPCH, y el 2013, un centro de control satelital en territorio venezolano.

El Sombrero, al sur del Aeropuerto, Capitan Manuel Rios Guarico,centro de control satelital en territorio venezolano.


Base Aerea.

Estrategia letal: la “Guerra Asimétrica”

Trasladada esa convergencia tecnológica, al plano de la doctrina militar y de inteligencia, cabe mencionar el libro: “Guerra sin Restricciones” (Beijing, PLA Literature and Arts. Publishing House, febrero, 1999), donde los coroneles de la RPCH, Qiao Liang y Wang Xiangsui, desarrollan la primera obra para abordar a fondo, las Guerras Asimétricas. Dicho texto, es considerado por estrategas castrenses y de inteligencia venezolanos tanto como cubanos, una obra de consulta esencial sobre Guerras Asimétricas futuras; ya que en él, se analiza el empleo de toda forma de lucha no convencional y sin frenos éticos, ante un enemigo superior en fuerza, tecnología e influencia política y económica.

Se considera a la “Guerra Asimétrica”, el resultado de aplicar diversos métodos de conflicto, como una “mezcla cóctel” compleja, flexible y letal. Empleando la ambigüedad, guerra psicológica y guerra política, así como privilegiando la utilización de redes clandestinas de inteligencia. Su verdadera ventaja reside en la capacidad de “golpear” y ocultarse entre la población civil, hasta provocar un punto de ebullición social que genere un accionar cruento, adjudicado al gobierno que se busca deslegitimar y derrocar. Su centro de mando, suele tener un sistema de comunicaciones elemental pero eficaz, quizá simplemente cabinas de Internet, teléfonos móviles y emisoras de radio clandestinas, intentando siempre contar con la ventaja de poder elegir su “campo de batalla”.

En este tipo de guerra, se presenta una “señal” que para los servicios de inteligencia gubernamentales puede ser muy débil, y en muchas ocasiones, inexistente, ya que tiene la capacidad de encubrirse entre la población civil, lo que generalmente anula incluso la superioridad que la alta tecnología otorga. Los “guerreros asimétricos”, también presentan una gran potencialidad en inteligencia, por su mayor conocimiento del terreno, el lenguaje y las tradiciones locales, así como por los contactos con los líderes de las distintas facciones de la zona. Del mismo modo, es muy complicado establecer su capacidad de CI, dada su destacada habilidad para infiltrarse entre las fuerzas de seguridad y en los distintos estamentos públicos locales.

Luego este andamiaje doctrinario, se tornó muy preocupante, pues en setiembre del 2008, el Director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de EE.UU., denunció que el ex ministro de Interior y Justicia venezolano, general del Ejército, Ramón Rodríguez Chacín, y los generales del Ejército, Hugo Carvajal Barrios, jefe de la Dirección General de Inteligencia Militar (DGIM) y Henry Rangel Silva, jefe de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP) “armaron, ayudaron y financiaron a las FARC”, además de estar involucrados en operaciones de narcotráfico internacional. Corroborando así, lo que Hugo Chávez había expresado el 2007, sobre los terroristas de las FARC y ELN: “No son cuerpos terroristas, son verdaderos ejércitos, que ocupan un territorio en Colombia. Hay que darles reconocimiento, son fuerzas insurgentes que tienen un proyecto político bolivariano, que aquí es respetado. Yo solicito a los gobiernos del Continente que reconozcan a las FARC y al ELN…”. Como era lógico, esta absurda pretensión fue rechazada por el gobierno colombiano y la comunidad internacional.

Proyecto hegemónico del eje La Habana – Caracas

El régimen chavista despliega ingentes recursos y esfuerzos para expandir en América Latina, un proyecto geopolítico cubano-venezolano, cuyo sustento ideológico se sintetiza en el enunciado: “Socialismo del Siglo XXI”, en base al cual, se desarrolla un autoritarismo populista, socialista, nacionalista y estatista, contrario al libre mercado, que gira en torno a la reelección indefinida de un líder mesiánico. Al abordar este aspecto, el académico marxista, alemán-mexicano, Heinz Dieterich Steffan (asesor del presidente Chávez), sostiene que este proyecto consiste en la creación de un Estado venezolano capaz de instrumentar el “Nuevo Proyecto Histórico de la Patria Grande”, pero también, la creación de un “Bloque Regional de Poder latinoamericano”, es decir, “un Estado regional, un mercado regional, una identidad regional y la defensa de éstos contra los desestabilizadores”.

Bajo dicho enfoque, el gobierno de Chávez despliega una “Diplomacia de tres líneas”: de Estado a Estado; Económica-Energética (inversiones ventajosas y subsidios); y la Social Directa con líderes o entidades políticas, sociales y gremiales latinoamericanas; teniendo como brazos operativos a las Embajadas de Venezuela en la región, a empresas estatales venezolanas, a la DGIM y a la DISIP, con apoyo de los servicios secretos cubanos, todos los cuales, se vienen modernizando y potenciando sistemáticamente.

En esa ruta, Venezuela y Cuba, utilizan varias estructuras internacionales: “Coordinadora Continental Bolivariana” (brazo operativo de las FARC); “Congreso Bolivariano de los Pueblos”; “Alianza Bolivariana para las Américas” (ALBA), integrada por Cuba, Venezuela, Nicaragua, Honduras (ingresó con el defenestrado presidente Manuel Zelaya); Bolivia, Dominica, y recientemente Ecuador, San Vicente y Las Granadinas, Antigua y Barbuda; unidos a la “Cumbre Continental de los Pueblos Indígenas”; “Foro de Sao Paulo”; “Foro Social Mundial” y el “Banco del Sur”. Teniendo como medio de difusión ideológica y propaganda, a la cadena de televisión “Telesur”. Incluso el ALBA, expresa en junio del 2009, “su respaldo a la revolución islámica de Irán y al gobierno del presidente Mahmud Ahmadinejad”, ratificando su apoyo a una creciente presencia política, diplomática y empresarial de Irán, lo que representa una potencial importación del conflicto del Medio Oriente y del terrorismo fundamentalista religioso a territorio latinoamericano, como otra seria amenaza para la estabilidad regional.

La intromisión chavista en el Perú

También en el Perú, se apreció esta tendencia: hubo una evidente intrusión de Hugo Chávez  durante las elecciones generales del 2006, cuando tomó partido por el candidato Ollanta Humala Tasso e insultó a quien luego fue electo presidente, Alan García Pérez; más tarde, el Embajador venezolano en el Perú (entre 2007 y enero 2009), vice-almirante en retiro, Armando Laguna y su equipo de activistas, se mostraron muy dinámicos por entrometerse en diversos círculos: gobiernos regionales, frentes de defensa regional, “Casas ALBA”, asociaciones de pequeñas o medianas empresas, sindicatos, universidades y grupos políticos de izquierda radical. Hasta que Laguna, tuvo que dejar su cargo en Lima, en medio de un escándalo, por un informe de una comisión parlamentaria que denunció la injerencia en asuntos internos del Perú, por parte de las chavistas llamadas “Casas ALBA”, que en número de 140, proliferaron sin control alguno.

Pero Laguna -quien desde el 2009 era Embajador en Honduras- no estuvo sólo en sus esfuerzos por promover el “Socialismo del siglo XXI” y la “Revolución Bolivariana”, ya que en Lima, el Embajador de Nicaragua, es Tomás Borge Martínez, veterano escritor, poeta e ideólogo marxista, casado con peruana, fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional y ex ministro del Interior del presidente Daniel Ortega, quien se ha vinculado muy estrechamente con el gobierno de Hugo Chávez, y que en junio del 2009, luego de otorgarle asilo político, apareció en un mitin en Nicaragua, junto a Alberto Pizango, expresando: “Nuestro pueblo lo acoge como un hermano”, obviando que Pizango, es uno de los cabecillas de las protestas en Bagua- Perú, donde asesinaron 24 policías y murieron 10 nativos.

Coyuntura en la cual, otro aliado de Hugo Chávez, el mandatario boliviano Evo Morales, siguió sus ataques contra el presidente peruano y su intervención en asuntos internos del Perú. Siendo probable, que esta actitud sea la “punta del iceberg” de un plan más funesto: donde Morales y los estrategas que lo dirigen desde La Habana y Caracas, intenten potenciar movimientos de reivindicación indigenista de Puno, muy ideologizados y excluidos socialmente, para que evolucionen hacia reivindicaciones de tipo autonómico territorial y étnicas; teniendo como “bandera”, la unificación de una inexistente “Nación Aymara” y arguyendo supuestos derechos otorgados el 2007, por la ONU, en la “Declaración de los Pueblos Indígenas”. Reivindicaciones territoriales impulsadas por estos grupos indigenistas separatistas, podrían incluir el escenario de insurgencia armada y violencia política.

Como lo sugiere una prolija investigación de la productora Agencia.peru.com (23/06/2009), donde concluye que los grupos de izquierda radical peruanos: “Partido Comunista Patria Roja” o su fachada “Movimiento Nueva Izquierda”; junto a “MIR-Venceremos”; los “etno-caceristas” y seudo-nacionalistas seguidores de Antauro y Ollanta Humala, han incitado y organizado los cruentos enfrentamientos en Bagua y en otras regiones del Perú, a través de los llamados “Frentes de Defensa” o “Frentes de Lucha”; luego que “Patria Roja”, estableciera lazos con los terroristas de las FARC. Sobre este aspecto, fuentes de inteligencia del ministerio del Interior (El Comercio, 24/06/2009), revelan que cuadros de Sendero Luminoso y del MRTA, se infiltran en las marchas de protesta, como agitadores maliciosos y aprovechan el reclamo popular, a fin de manipular asonadas violentas que destruyan la democracia peruana. Para ello, utilizan organizaciones pantallas, como el “Movimiento Patria Libre”; “Asociación Pro Defensa de la Vida y la Libertad”, y el “Movimiento de Liberación 19 de julio”.

Reflexión final: La democracia y el gobierno bajo amenaza

Como “filosofía” de su proyecto expansionista, Hugo Chávez y el régimen cubano, estarían convencidos que ha variado la naturaleza del conflicto y no se limita al empleo de la violencia militar para forzar los cambios políticos deseados, dentro y fuera de Venezuela. Más bien, consideran que se deben usar todos los medios disponibles para doblegar al adversario, enemigo o gobierno contrario a su proyecto; según esta concepción de la “Guerra Asimétrica”, “el guerrero astuto formulará su campaña explotando las vulnerabilidades políticas, económicas, sociales y de seguridad del enemigo, preparándose a destruir para reconstruir de una manera revolucionaria”. Identificando el centro de gravedad del enemigo para conseguir primero su colapso, antes que su destrucción física (“la estrategia de la hiena”).

Sin embargo, la experiencia comparada indica que los ejecutores de una “Guerra Asimétrica” no son invencibles. Pueden ser desarticulados y derrotados, pero sólo por medio de acciones coherentes y perseverantes, aunque adaptables, que incluyan a todas las agencias de un gobierno en particular y sus aliados internacionales; abarcando las esferas de la política, diplomacia, defensa, inteligencia, asuntos policíacos, medios de comunicación y la “batalla de las ideas”, junto al desarrollo económico y social, que otorga legitimidad. En buena cuenta, se vence revirtiendo los factores políticos, económicos, sociales y de seguridad, más vulnerables del Estado-Nación agredido.

En este panorama, donde el Perú -por su ubicación geoestratégica y otros motivos- es blanco de una “Guerra Asimétrica” ejecutada por curtidos y hostiles operadores de inteligencia foráneos; corresponde al jefe de Estado peruano, disponer, que de inmediato se concrete la potenciación y plena operatividad de los servicios de inteligencia (Dirección Nacional de Inteligencia y Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior, entre otros), para que cumplan la misión de identificar, localizar y desarticular-capturar, a las redes de agentes extranjeros que operan en complicidad con grupos políticos y sociales violentistas nacionales, de la ultraizquierda y seudo-nacionalistas; quienes atentan contra la gobernabilidad, sistema democrático, seguridad nacional y objetivos nacionales del Perú.

Finalmente, una central de inteligencia eficiente, proporcionaría al Mandatario y sus ministros, correctas apreciaciones de inteligencia estratégica, indispensables para un planeamiento estratégico y operativo en el ámbito interno, mientras que con un análisis prospectivo, permitiría anticipar probables escenarios de conflicto, y distinguir entre la protesta legítima por falta de inclusión social, que demanda diálogo y soluciones viables pacíficas; y aquellos desbordes violentos (“insurgencia de masas”) gestados por anti-peruanos que forman parte de un plan destinado a crear las condiciones, para derrumbar el sistema democrático e instalar en el Perú, un gobierno afín al “Socialismo del siglo XXI”.

El Jefe de los conquistadores Castristas mandados a esclavizar y a oprimir al pueblo Venezolano.

Embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco Fuentes, tiene una hermana que vive justo al lado de su apartamento, lugar privilegiado.

Inició sus cuestiones de ascenso a los servicios de la dictadura como dirigente estudiantil. Luego de su graduación universitaria, es visto por muchos cubanos y analistas como ” uno de la línea dura” vinculado al grupo de apoyo a las visiones del ex mandatario Fidel Castro.
Por su destacada altitud internacionalista y fiel a los servicios de Castro, fue designado para dirigir el libelo “Juventud Rebelde”.
Además es licenciado en Relaciones Políticas Internacionales del Instituto Superior de Relaciones Internacionales, y fue representante de la dictadura en la Unión Internacional de Estudiantes, jefe del Departamento de Relaciones Internacionales de la Unión de Jóvenes Comunistas. También panelista frecuente del programa Mesa Redonda, principal portavoz de las ideas del ex mandatario.
Junto a otras figuras como los comentaristas políticos Randy Alonso, Lázaro Barredo, Reinaldo Taladrad.
Este pertenece además a la generación de “jóvenes talibánes” de Fidel, talibán significa radical, en Cuba conocen al susodicho por su defensa a ultranza del sistema. “sabe que el sistema es un desastre mayúsculo en todos los órdenes, se subordina a la autoridad oficial, por eso este tipo de funcionario consigue flotar en medio de toda la tormenta” y consigue mantener el beneficio de las prebendas que le permite en la nomenclatura castrista por sus servicios.

Edificio Hermanas Giralt Rogelio Polanco Fuentes
El Señor Polanco hoy en día vive en el Penhouse de uno de los mejores edificios del Vedado, en el Edificio Hermanas Giralt, que está en E, numero 517, piso 14, apartamento D, entre 21 y 23.

Los compañeros del piso 14 para el flamante embajador de Cuba en Venezuela son: en el apartamento A; José Manuel Castillo Ruiz, Apartamento B; Irene Ibis Garcia Nelson, antigua Diputada del Poder Popular de Santiago de Cuba, y en el apartamento C; vivía el historiador Pedro Alvarez Tabio, que murió en el 2009.

Carmen Beatriz Polanco Fuentes

Da la casualidad que su hermanita Carmen Beatriz Polanco Fuentes vive en el mismo edificio, en el piso 4, apartamento C, Carmen es menor que Rogelio ya que su carnet de Identidad Cubano es 67122709216, ósea que nació el 27 de Diciembre de 1967, la hermana es soltera pero vive con su novio, trabaja para, Garva S. A. de CV como vendedora.

Mensaje para los Cubanos Comunistas que ayudan a mantener la dictadura Castro Comunista sobre el pueblo Cubanos, Todos ustedes están fichados, sus días van a llegar, esten seguro de eso.

El paraíso cubano de Willy Toledo.

Tomado del ABC.ES:
http://www.abc.es/estilo/gente/20130511/abci-willy-toledo-cuba-kioskoymas-201305102343.html

El régimen le prepara una de las casas de protocolo de El Laguito, con servicio doméstico y chófer.

Willy Toledo ha anunciado que en breve se marcha a vivir a Cuba. El actor español aficionado a los espectáculos políticos está harto de la «falta de democracia» en España y de sus políticos «fascistas», según sus recientes palabras, y se muere por seguir con sus vivas a Castro, Chávez y Maduro sin que se desate la ironía en las redes sociales. La clave es qué Cuba verán sus ojos: la que sufren la mayoría de los ciudadanos o la que Fidel y Raúl Castro reservan para los «amigos de la revolución». Lo más probable es que sea la segunda opción porque el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), se está ocupando de los trámites legales para que pueda residir en la isla y de su alojamiento, según informaron fuentes de toda solvencia en el país caribeño a Juan Juan Almeida, hijo del fallecido número tres de la dictadura.

Este Instituto gestiona las donaciones de los «amigos pudientes» del castrismo y atiende como se merecen a sus simpatizantes, como es el caso del histriónico actor. El ICAP prepara para sus invitados mansiones con servicio doméstico, despensa llena, seguridad y un vehículo con la matrícula roja del Gobierno y chófer, explica a ABC el hijo de Juan Almeida Bosque. Exiliado en Miami desde 2010, Juan Juan fue amigo de la infancia de Alejandro, hijo del presidente Raúl Castro. El citado Instituto utiliza las llamadas casas de protocolo de El Laguito, una idílica zona residencial del Oeste de La Habana, en el municipio Playa, donde vivía la alta burguesía hasta la caída de Batista y la llegada de los Castro.

El paraíso cubano de Willy Toledo

cubaaldescubierto.com
En esta casa de protocolo se alojó Nicolás Maduro

En las casas de protocolo -unas 120 construidas alrededor de un lago- residen hoy algunos embajadores o empresarios extranjeros y se alojan políticos aliados como Evo Morales o Nicolás Maduro. El escritor colombiano Gabriel García Márquez pasó largas temporadas en una de ellas, así como el expresidente mexicano Carlos Salinas de Gortari. Mientras luchaba contra el cáncer, el desaparecido Hugo Chávez vivió con sus hijas en la casa número 30, una mansión que perteneció al millonario Mark Pollack, según las fuentes consultadas. No lejos de El Laguito se encuentran las residencias de Fidel y Raúl Castro, así como el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq), un hospital de referencia en Cuba en el que estuvieron ingresados el expresidente venezolano y el dictador cubano.

Fuertemente vigilado

 

El Laguito, sin embargo, puede ser una solución temporal para el actor español, que se trasladará a la isla «antes del verano tras una decisión íntima y personal», declara por teléfono su representante, Txabi Rodríguez. «Cuando pase el revuelo mediático le llevarán a un apartamento tipo medio-bajo en Miramar y acabará yéndose del país, no es el primer caso ni será el último, así funciona», señala Almeida. En ese barrio habanero seguirá teniendo vigilancia, «pero ya será solo sobre él, no para él», precisa el disidente. Otra posibilidad es un hotel o un hostal, pero siempre bajo vigilancia policial.

Los disidentes del castrismo invitan a Willy Toledo a vivir como un cubano, aunque tanto el actor de «7 vidas» como sus bravatas políticas son desconocidos para ellos por su escaso acceso a internet. «Que venga a vivir a La Víbora, mi barrio, y con mi menguada cartilla de racionamiento», le anima el periodista independiente Iván García. Al mismo tiempo, la abogada Laritza Diversent sugiere que pruebe a vivir con un salario medio de veinte dólares. Mientras que el líder opositor José Daniel Ferrer le invita a utilizar un transporte público «casi medieval» y una sanidad para el cubano corriente «propia de los años 50 o 60, sin alimentación ni equipos adecuados». «Si después de vivir así mantiene que en España no hay democracia y que Cuba es un paraíso -continúa Ferrer- habría que internarlo en un psiquiátrico o respetarlo como un loco consecuente con lo que predica. Pero si viene a vivir con los privilegios que el régimen ofrece a quienes lo defienden, será un hipócrita más».

Caso Yoani

Esta reflexión me la envió un amigo que, por motivos de seguridad personal, no quiere revelar su nombre ni salir en la red, pues está siendo monitoreado por la DI como desertor. 

Viendo estos videos compartidos por nuestros hermanos de Cuba al descubierto me recordé de lo que tantas veces expresara el ministro de propaganda nazi Joseph Goebbes, “Miente, miente, que al final algo quedará… …cuanto más grande sea una mentira, más gente lo creerá…” y en eso Yoani y el des-gobierno cubano tienen una coincidencia: ella representa muy bien su papel de ministra de propaganda de los “nuevos cambios” en Cuba.

 

Hablando en la jerga de inteligencia, es bueno estar al tanto de lo que, como bien dice BC en su respuesta, será la “profilaxis o la medida operativa que va a tomar el gobierno cubano a su regreso.” Es de esperar que la encierren (léase escondan) en alguna de sus casas operativas, o en las ya conocidas mazmorras de Villamarista, en compañía de alguna disidente real, para fortalecer su coartada, y aprovechen de paso para rectificar su  bien aprendida perorata de “disidente”, pues para los entendidos en la materia y en el análisis de información de inteligencia, está más que claro el personaje que interpreta la bloguera cubana.

 

Hacer declaraciones sobre los “5 prisioneros del imperio” como lo ha hecho ella, le pueden costar a cualquier cubano penas de hasta 20 años de cárcel, en el mejor de los casos. Este tema ha sido durante más de una década el Leimotif de todo el discurso político gubernamental cubano. Esperemos ver cuánto tiempo va a estar realmente “detenida” nuestra visitante.

 

Como ex-oficial del Departamento de Seguridad del Estado, especializado en “planes de desqueme” (fortalecimiento de leyendas de los supuestos disidentes), reconozco que hay un trabajo bien esmerado, me refiero al mensaje, pero adolece de credibilidad el contenido, la portadora del mensaje. No hay que ser un erudito en psicología para darse cuenta de las incoherencias del discurso de Yoani y sus contradicciones evidentes.

 

Como bien dice BC, el cuento de su hijo Teo de 18 años es ridículamente inverosímil e intragable. Muy bien aplica Yoani el “Principio de orquestación” de Goebbels, que refiere que la propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. Llevo años siguiendo los blogs de Yoani y son solo eso, una mera repetición de lo mismo, una y otra vez. Esto lo complementa muy bien con otro de los principios goebbelianos, el “Principio de la vulgarización”, que sustenta que toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar. He aquí donde Yoani intenta recrear todas sus vivencias en pasajes de su vida personal, sin altas ni bajas, totalmente inmutable e inexpresiva, sin contrastes ni remordimientos.

 

Muy buena la aclaración de uno de los participantes cuando le dice que no tome a mal la diferencia de pensamiento de su generación, que realmente tuvo que sufrir penas excesivas y la separación por muchísimos años. He aquí uno de los puntos donde Yoani no ha logrado una buena interpretación de su papel de ministra cubana. Es fácil para ella decir que escogió luchar desde adentro, o no abandonar el país y enfrentar al gobierno en la isla. Es más que evidente que desconoce lo que es estar de 10 a 20 años en las cárceles políticas cubanas y sufrir el asedio y el hostigamiento constante de la policía política. Para los que vivimos de alguna forma u otra esa amarga experiencia, es intolerable su discurso. Son incontables los casos que pagaron largos años de cárcel por no hacer ni la décima parte de las declaraciones de las que ha hecho ella.

 

Qué decir de su libertad “informática e informativa”, sus posibilidades de acceder a internet, a celulares, blogs, twitter, etc. Pregúntenle al cubano común qué le pasa al que sorprenden con internet ilegal en su casa, o enviando cualquier información política delicada hacia el exterior. Los tiempos han cambiado si, hay algunas fisuras del sistema, pero el principio sigue siendo “el corte operativo”. Sus argumentos se desvanecen por sí solos.

 

Las Damas de Blanco y las otras víctimas de la Primavera Negra en Cuba, fueron sentenciadas por, según la ley cubana”, ser mercenarias del gobierno de Estados Unidos. ¿Cómo es posible entonces que Yoani haga la vuelta al mundo, sufragada por fondos recaudados por detractores de la revolución cubana? ¿Es que acaso cambiaron la definición de mercenario?

 

Desafortunadamente no es el momento de aportar las pruebas que vinculan a Yoani con la Contrainteligencia cubana y sus expertos en medidas activas, porque la vida de los seres humanos involucrados en este tipo de denuncia es demasiado importante para nosotros. No haremos lo que hizo Fidel cuando, en su frenético y enfermizo intento de denunciar al gobierno de Estados Unidos y sus planes contra Cuba, “quemó” a sus propios agentes, a sus 5 héroes, poniendo en bandeja de plata toda la información que necesitaba el FBI para dar con la conocida Red Avispa.

 

Esperemos que la nueva Ministra de Propaganda del gobierno castrista, esté lista para el futuro próximo de Cuba, cuando se desclasifiquen las arcas de la seguridad del estado.

 

Gracias miles a este foro por subir tan importantes videos, pues sirven de base de análisis para que cada quien saque sus propias conclusiones.

 

Cubanos y punto

Tomado de http://www.desdecuba.com/generaciony/
Para los cubanos del mundo, lean, escuchen y formen su opinión, así seremos libre.

Hace unos años, cuando salí por primera vez de Cuba, estaba yo en un tren que partía desde la ciudad de Berlín hacia el Norte. Un Berlín ya reunificado, pero que todavía conservaba fragmentos de esa fea cicatriz que fue aquel muro que dividió a una nación. En el compartimento de aquel tren y mientras recordaba a mi padre y mi abuelo ferroviarios, que hubieran dado cualquier cosa por viajar en esa maravilla de vagones y locomotora, entablé una conversación con un joven que iba sentado justo frente a mí. Después del primer intercambio de saludos, de maltratar el idioma alemán con un “Guten Tag” y aclarar que “Ich spreche ein bisschen Deutsch”, el hombre me preguntó inmediatamente de dónde yo venía. Así que le respondí con un “Ich komme aus Kuba”. Como siempre ocurre después de la frase de que uno viene de la mayor de las Antillas, el interlocutor trató de demostrar lo mucho que sabía sobre nuestro país. Normalmente, durante ese viaje me encontraba con gente que me decía “ah… Cuba, sí, Varadero, ron, música salsa”. También hallé hasta un par de casos que la única referencia que parecían tener sobre nuestra nación era el disco “Buena Vista Social Club”, que justamente por esos años estaba arrasando en popularidad en las listas de temas más escuchados. Pero aquel joven en un tren de Berlín me sorprendió. A diferencia de otros no me respondió con un estereotipo turístico o melódico, llegó más allá. Su pregunta fue: “¿Eres de Cuba? ¿De la Cuba de Fidel o de la Cuba de Miami?

Mi rostro se puso rojo, se me olvidó todo la poca lengua germana que sabía y le respondí en mi mejor español de Centro Habana: “Chico, yo soy cubana de José Martí”. Ahí terminó nuestra breve conversación. No obstante, el resto de viaje y el resto de mi vida, he tenido muy presente aquella charla. Me he preguntado muchas veces qué ha llevado a aquel berlinés y a tantas otras personas en el mundo a ver a los cubanos de dentro y de fuera de la Isla como dos mundos separados, dos mundos irreconciliables. La respuesta a esa pregunta recorre también parte del trabajo en mi blog Generación Y. ¿Cómo fue que dividieron nuestra nación? ¿Cómo fue que un gobierno, un partido, un hombre en el poder, se atribuyeron el derecho de decidir quién debía llevar nuestra nacionalidad y quién no? La respuesta a esas preguntas la saben ustedes mucho mejor que yo. Ustedes, que han vivido el dolor del exilio, que partieron la mayoría de las veces sólo con lo que llevaban puesto. Ustedes, que dijeron adiós a familiares, a muchos de los cuales nunca más volvieron a ver. Ustedes que han tratado de preservar a Cuba, la única, la indivisible, la completa, en vuestras mentes y vuestros corazones.

Pero yo sigo preguntándome ¿Qué pasó? ¿Cómo fue que el gentilicio de cubano pasó a ser algo que sólo se otorgaba por considerandos ideológicos? Créanme que cuando uno ha nacido y crecido con una sola versión de la historia, una versión mutilada y conveniente de la historia, no puede responderse esa pregunta. Por suerte, del adoctrinamiento siempre es posible despertar. Basta que cada día una pregunta, cómo ácido corrosivo, se nos adentre en la cabeza. Basta que no nos conformemos con lo que nos dijeron. El adoctrinamiento es incompatible con la duda, el lavado de cerebro termina justo cuando ese mismo cerebro empieza a cuestionarse las frases que le han dicho. El proceso de despertar es lento, comienza como un extrañamiento, como si de pronto le vieras las costuras a la realidad. Así fue como se inició todo en mi caso. Fui una pionerita adocenada, todos ustedes lo saben. Repetí cada día en los matutinos de la escuela primaria aquella consigna de “Pioneros por el comunismo, seremos como el Che”. Corrí infinidad de veces con la máscara antigás bajo el brazo hacia un refugio, mientras mis maestros me aseguraban que pronto seríamos atacados desde algún lugar. Lo creí. Un niño siempre cree lo que le dicen los mayores. Pero había algunas cosas que no encajaban. Todo proceso de búsqueda de la verdad tiene su detonante. Justo un momento en que una pieza no encaja, en que algo no tiene lógica. Y esa ausencia de lógica estaba fuera de la escuela, estaba en mi barrio y en mi casa. Yo no entendía bien el por qué si aquellos que se habían ido en el Mariel eran “enemigos de la Patria”, por qué mis amigas estaban tan felices cuando alguno de aquellos parientes exiliados les enviaba algo de comida o de ropa. ¿Por qué esos vecinos que habían sido despedido con un acto de repudio en el solar de Cayo Hueso donde yo había nacido, eran los que mantenían a la madre anciana que había quedado atrás, quien regalaba parte de aquellos paquetes a los mismos que habían lanzado huevos e insultos a sus hijos? Yo no entendía. Y de esa incomprensión, dolorosa como todo parto, nació la persona que soy ahora.

Por eso, cuando aquel berlinés que nunca había estado en Cuba intentó dividir mi nación, salté como un gato y lo encaré. Por eso, estoy aquí ante ustedes hoy, tratando de ayudar a que nadie, nunca más, pueda dividirnos entre un tipo de cubano u otro. Los vamos a necesitar para la Cuba futura y los necesitamos en la Cuba presente. Sin ustedes nuestro país estaría incompleto, como alguien a quien se le ha amputado sus extremidades. No podemos permitir que nos sigan dividiendo. Como mismo estamos luchando para que habitar un país donde se permitan los derechos a la expresión, la asociación y tantos otros que nos han arrebatados; tenemos que hacer todo -lo posible y lo imposible- porque ustedes recuperen esos derechos que también les han sido quitados. Es que no hay un ustedes y un nosotros… solo hay un “nosotros”. No permitamos que nos sigan separando.

Aquí estoy porque no me creía la historia que me contaron. Como muchos otros tantos cubanos que crecieron bajo una sola “verdad” oficial, hemos despertado. Tenemos que reconstruir nuestra nación. Nosotros solos no podemos. Los aquí presentes -y bien que lo saben- han ayudado a muchas familias de la Isla a poner un plato de comida sobre la mesa de sus hijos. Se han abierto camino en sociedades donde tuvieron que empezar desde cero. Han llevado y cuidado a Cuba. Ayúdennos a unificarla, a derrumbar ese muro que. a diferencia del de Berlin, no es de concreto ni ladrillos, sino de mentiras, silencios, malas intenciones.

En esa Cuba con la que muchos soñamos no hará falta aclarar qué tipo de cubano uno es. Seremos cubanos a secas, cubanos y punto, cubanos.

[Texto leído en acto realizado en la Torre de la Libertad, Miami, Florida, el 1° de abril de 2013]

En busca de la verdad y la justicia

Carromero en la entrevista con el Washington Post dijo:

 

How was your statement obtained?

They began to videotape me all the time, and they kept doing so until the last day I was jailed in Cuba. When they questioned me about what happened, I repeated what I told the officer who originally took my statement. They got angry. They warned me that I was their enemy, and that I was very young to lose my life. One of them told me that what I had told them had not happened and that I should be careful, that depending on what I said things could go very well or very badly for me.

Then came a gentleman who identified himself as a government expert and who gave me the official version of what had happened. If I went along with it, nothing would happen to me. At the time I was heavily drugged, and it was hard for me to understand the details of the supposed accident that they were telling me to repeat. They gave me another statement to sign — one that in no way resembled the truth. It mentioned gravel, an embankment, a tree — I did not remember any of these things.

 The hit from the back when we left the road didn’t need to be hard, because I remember that there was no curb or incline. The pavement was wide, with no traffic. I especially did not agree with the statement that we were traveling at an excessive speed, because Oswaldo was very cautious. The last speed I saw on the speedometer was approximately 70 kilometers per hour [about 45 miles per hour]. The air bags did not even deploy during the crash, nor did the windows shatter, and both I and the front-seat passenger got out unhurt. 

La manipulación de la prensa de Miami por la dictadura castrista, es el miedo , es vagancia o simplemente indiferencia.

 

Reto a la prensa de Miami a investigar la muerte de Oswaldo Paya y Harold Cepero, pero investigar la muerte con datos independientes y no con la información dada por el gobierno cubano, con esa información solo se  sacaran las conclusiones que ellos quieren, hay que basarse en la información que no ha sido manchada por la dictadura castrista. Hay que hablar con Ángel Carromero, y aquí nadie en Miami lo ha hecho, esto  en una comunidad donde el 90% de los cubanos exiliados viven, esto nos incumbe y tiene que ver con nuestra idiosincrasia.

Ángel Carromeno le da una entrevista al Washington Post, y es el Washington Post el que pide una investigación internacional por las muertes de estos dos cubanos, dónde están mis periodistas compatriotas de Miami, ustedes aquí son libres y no buscan entrevistarse con Carromero o Aron Modig, señores periodistas hay que hacer el trabajo de buscar la información, investigar  y no esperar que las cosas nos caigan arriba.

El periodismo en Miami se está convirtiendo en un círculo, nadie toma la iniciativa de investigar o buscar información nueva, sino sale en el Miami Herald no es noticia, señores el que no se arriesga no gana, y aquí hay muchos interesados en la verdad  y ninguno de ustedes ha salido  a buscar o investigar la noticia, solamente se han limitado a escribir sobre lo dicho por el gobierno de La Habana u otro medio de comunicación y eso da pena.

El gobierno cubano mató a dos ciudadanos cubanos y las muertes de estas dos personas quedarán impunes  si no nos ponemos las pilas. Las pruebas están ahí ,solo hay que buscarlas. Señores periodistas ustedes tienen los medios y ese es su trabajo,¡ pues háganlo! . Si nosotros los cubanos no nos preocupamos de los cubanos que viven en la isla esclava, quién lo hará. El vivir en un país libre nos da muchas libertades, pero también nos da el compromiso de luchar por los que no pueden, buscar la verdad, es hora de preguntarse a sí mismo ¿de qué lado estamos? ¿Y qué es lo que hacemos?

 

Cosas que se pueden hacer, Ideas.

 

1)      Pensar outside the box, (Fuera de la caja).

2)      Tomar o hacer un screen shot  de la información que el gobierno cubano ha difundido sobre el accidente, mi madre siempre me ha dicho que es más fácil coger a un mentiroso que a un cojo, y cuando las mentiras salgan a relucir verán como el gobierno cubano y sus publicaciones cambian o desaparecen de la internet.

3)      Buscar todas las pruebas que podamos sin utilizar las fuentes manipuladas o que puedan ser usadas por la dictadura castrista, esas fuentes siempre darán y defenderán la versión castrista mientras estén bajo sus garras.

4)      Usar fuentes de informática y tecnológica al máximo, para probar el tiempo y el lugar de los hechos, además estas fuentes son incorruptibles y veraces, ya los comunistas dieron sus explicaciones, ahora nos toca a nosotros.

5)      Who dares wins, (El que se arriesga, gana) Hay que tomar riesgos, este es el lema de las fuerzas especiales inglesas, y nos viene muy bien este caso.

6)      También se podría hacer un equipo de investigadores de accidentes de los departamentos de policías locales para que investiguen o nos asesoren en investigar el accidente, if is up to be it is up to me, (Si algo se va hacer esta de nuestra parte comenzar) porque esperan a la ONU, hay que ponerse en marcha ya.

7)      Medios de comunicación de Miami, hay que entrevistarse con las únicas dos personas que estuvieron en el lugar de los hechos, y no están hoy en día bajo las garras castristas, muy importante. Ángel Carromero y Aron Modig.

8)      Preparar lista de preguntas que podrían ser importantes para Ángel Carromero y Aron Modig.Y para no volver locos a estos colaboradores por la libertad de los cubanos elegir a uno a dos personas que nos representen con ellos y preparar las preguntas que sean pertinentes de antemano para no ser repetitivos y ser organizados.

9)      Primera prueba que no encaja, Carromero en la entrevista con el Washington Post dijo:

The air bags did not even deploy during the crash, nor did the windows shatter, and both I and the front-seat passenger got out unhurt.

Ok, al mirar las fotos del carro, lo de que las bolsas de aire no se abrieron , es verdad,  los cristales que no se rompieron, en las fotos se puede comprobar que  están rotos todos  excepto el cristal de adelante y el de la puerta del pasajero. Primera mentira o manipulación de la verdad de la dictadura.