2 Terroristas de ETA en Cuba, Elena Bárcena Argüelles y Javier Pérez Lekue, Primicia.

El déspota cede a quien se le enfrenta, no a quien se le humilla, con su única manera de ceder que es desaparecer. A los que le desafían respeta, nunca a sus cómplices; Baltasar Gracián.

Etarras escondidos por el Gobierno Cubano, primicia, ahora sabremos donde viven en Cuba. De aquí en adelante pondremos un Etarra por día.
Elena Bárcena Argüelles, alias ‘Neska’, nació el 17 de junio de 1960 en San Sebastián. Era la responsable del ‘comando la Piedra’ en la zona de San Sebastián, y ordenó la colocación de artefactos en un medio de comunicación, el Palacio de Justicia, el Tribunal Tutelar de Menores y la Cámara de Comercio.
También participó en los secuestros de Mirenchu Elósegui y Saturnino Orbegozo, así como en el del capitán de Farmacia Martín Barrios en cuyo asesinato toma parte junto a su marido Ignacio Rodríguez Muñoa (Iñaki Rodríguez).
Detenida el mismo día que su compañero en Dax (Francia), un año después también fue deportada a Cabo verde por el Gobierno francés, de donde se fugo a Cuba vía Angola.
Elena Bárcena se separó de su marido Iñaki Rodríguez y formó pareja con Javier Pérez Lekue, otro Etarra y viven juntos. Salieron de la isla pero, por lo visto, La Habana avisó a Madrid y les detuvieron en Venezuela.

Para ver mas detalles del mapa dar un click arriba de la imagen.

Coordenadas: 23° 6’46.76″N 82°23’36.32″W
Para ver mas detalles del mapa dar un click arriba de la imagen.

Elena Bárcena Argüelles, Dirección: Santa Ana # 753, Piso 10, entre Factor y Este, Nuevo Vedado, CP 10600 Ciudad Habana.
Teléfono del apartamento: 883-5324

 

El secreto de ETA en Cuba

Tomado de http://politica.elpais.com/politica/2012/05/18/actualidad/1337373025_977227.html

El secreto de ETA en Cuba
******************
El alto funcionario cubano que tuteló durante 15 años a los activistas etarras en la isla habla por primera vez y revela sus actividades y sus relaciones con el Gobierno de Castro.
*******************
Por José Luis Barbería
18 MAY 2012
El alto funcionario del Partido Comunista Cubano (PCC) que durante 15 años tuteló a la colonia etarra instalada en la isla caribeña está sentado a la mesa de un restaurante vasco en Madrid y no tiene intención de regresar a su país, caído en desgracia como está por haber sobrepasado el umbral crítico tolerable para el régimen castrista. Especialista en política y relaciones jurídicas internacionales, Julio Antonio Alfonso Fonseca sabe que si regresa a Cuba le espera la prisión porque así lo ha anunciado el general Jesús Becerra, jefe de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). “Hace tiempo que llegué a la conclusión de que nuestro sistema político era inviable pero no soy de los que utilizan su disidencia como arma arrojadiza contra Cuba. La salida no está en volver a la situación anterior a la revolución, sino en la socialdemocracia. Se trata de mantener los logros sociales y la igualdad en un régimen de libertad”, aclara Fonseca.
Este hombre de ojos claros, mediana edad y aire jovial es el enigmático personaje que en los correos internos de ETA aparece nombrado como El de siempre, Guillermo o El pequeño, para referirse al interlocutor gubernamental de obligada consulta ante cualquier iniciativa, cualquier movimiento. Fonseca es también aquel diplomático cubano que en noviembre de 2000 compareció ante los medios de comunicación en Madrid para exigir a España que garantizase la integridad física de las dos activistas del comando Madrid que, sabiéndose vigiladas por la policía, buscaron refugio en esa legación diplomática, de la que fueron expulsadas.
La suya es la primera voz con conocimiento de causa que rasga la espesa cortina de silencio tejida a lo largo de estas pasadas décadas en torno a la comunidad etarra más hermética y protegida de toda América. “Todo lo relacionado con ETA depende directamente de Fidel. No se hace nada sin su visto bueno”, subraya Fonseca. “Los vascos (ETA) tienen asignado un dispositivo específico de protección y control. Son un secreto de Estado. Aunque están considerados como un movimiento de liberación nacional más, se les vigila casi igual que a la disidencia porque se les considera asunto de seguridad nacional. Hay que tener en cuenta que EEUU ha utilizado la estancia de ETA para incluir a Cuba en la lista de Estados que patrocinan el terrorismo y, de esta manera, justificar su política de embargo. La acogida de etarras se ha vuelto contra nosotros como un bumerán”, explica.
“Fidel es un ególatra. Se apostó como negociador con España. Le dio a ETA trato de movimiento de liberación nacional”
— ¿Cuantos miembros de ETA hay en Cuba?
— De los 22 acogidos, quedarán unos 15. En total, si incluimos a los correos de ETA y demás habrán pasado por la isla una treintena.
— ¿Miguel Ángel Apalategi, Apala, se encuentra allí?
— Llegó en 1990, cuando los sandinistas perdieron el poder de Nicaragua.
— ¿Y por qué el Gobierno de La Habana lo niega sistemáticamente? En la película de Oliver Stone, Fidel Castro afirma que en Cuba solo están los seis activistas procedentes de Panamá que acogieron a petición del Gobierno de Felipe González…
— De Panamá llegaron siete, no seis. Después, vinieron los ocho de Nicaragua comandados por Apala y los cuatro de Cabo Verde, además de Luciano Eizaguirre (recientemente fallecido) que estaba en Togo en una situación delicada. ETA, a través de Batasuna, nos pidió que lo admitiéramos por razones humanitarias. Se encontraba alcoholizado, con serios trastornos psicológicos y su comportamiento les resultaba problemático. Lo de Fidel a Oliver Stone en 2002 fue una mentira y además, un craso error porque los servicios de información españoles ya sabían entonces, por la confidencia de un alto militar sandinista, que Apala había salido de Nicaragua en dirección a Cuba. — Y a qué responde ese doble juego?
— Las relaciones entre el colectivo de ETA y las autoridades cubanas sobrepasaron el marco de los acuerdos con España, como lo muestra el mismo hecho de haber aceptado a elementos como Apala, que nos comprometía doblemente. Lo mantuvimos aislado durante mucho tiempo para evitar que pudiera ser identificado y él siempre obedeció las instrucciones gubernamentales porque es disciplinado, el único de ellos que sigue una disciplina militar. Al contrario que otros del colectivo, como Txutxo Abrisketa, José Miguel Arrugaeta o José Ángel Urtiaga que hasta se dejaban fotografiar cada vez que venían miembros del Gobierno vasco o empresarios de Euskadi, él nunca ha aparecido en actos públicos. Abrisketa es inteligente, ejerce cierto liderazgo político y tiene carisma, pero Apala es el más, no sé si respetado o temido del colectivo. Parece no tener miedo a nada y puede resultar amistoso. Se funde bien con el campesino cubano. Es corpulento, algo obeso, y conserva su cabello negro. Hace 10 años, inició una relación sentimental con una cubana mientras trataba de hacer vida campesina cultivando tabaco y criando animales, pero tuvo una hernia lumbar muy aguda que estuvo a punto de dejarle inválido.
— Las autoridades cubanas no podían ignorar que se le acusaba de la desaparición de su compañero Eduardo Moreno Bergareche, Pertur. Este desapareció en 1976 en la población fronteriza de Behobia (Francia) tras haber sido trasladado a ese lugar por Apalategi y Francisco Mújica Garmendia, Pakito, elementos destacados de la denominados comandos bereziak (especiales) que acabarían escindiéndose de ETA político-militar e integrándose en ETA militar.
“Circulaba la versión de que Pertur había sido castigado por traidor, ya que, según ellos, pretendía liquidar la lucha armada y colaboraba con lo que llamaban la txakurrada (policía). Algunos dirigentes del partido sabíamos que la sociedad española no podía entender la existencia de un vínculo entre nuestro Gobierno y un grupo como ETA pero la decisión no estaba en nuestra mano”, indica Fonseca.
El de Pertur no es asunto sobre el que Fonseca quiera extenderse, aunque dice que Apala no corre riesgo de ser extraditado a España, ya que no existe convenio bilateral de cooperación en materia penal y civil. “La legislación cubana permite, eso sí, que un juez español pueda interrogarle mediante comisión rogatoria. Sería un gesto positivo en el marco de la nueva realidad del conflicto vasco y de las relaciones bilaterales entre los dos países”, sugiere.
El exdiplomático cubano tampoco prefiere adentrarse en la comprometedora cuestión de las relaciones entre los servicios de inteligencia cubano y las guerrillas latinoamericanas. Dice que el líder cubano, Fidel Castro, aceptó la secreta llegada del grupo de ocho etarras procedentes de Nicaragua y comandados por Apala porque se lo pidieron los sandinistas. “Apalategi fue jefe de los servicios nicaragüenses que adiestraban a los guerrillas latinoamericanas y, de hecho, apareció en una video grabado por agentes de la CIA infiltrados en los grupos salvadoreños. Él mismo se vio en la televisión mientras estaba en Nicaragua. Se sentía a gusto en la tarea de adiestramiento guerrillero, pero cuando los sandinistas fueron desalojados del poder tuvo que huir”, indica.
Apalategi y los otros siete etarras de Nicaragua llegaron a Cuba, presumiblemente, de la mano de su jefe en esas tareas: el general cubano Renán Montero, alto responsable del Ministerio de Interior, que promovió y dirigió los servicios de información y contraespionaje de grupos guerrilleros de varios países, particularmente, en Nicaragua. El nombre de Renán Montero, identificado por los etarras bajo el apodo de Buruzuri (cabello cano), figura en una carta intervenida a Gorka Martínez Bilbao (dirigente de Batasuna, ya fallecido) e incluida en el sumario que el juez Baltasar Garzón abrió contra la dirección de Batasuna por haber colaborado con Xaki, la plataforma de apoyo financiero a ETA. “Haz llegar a nuestro amigo Renán esta breve carta que te envío (…) Hay ciertos detalles que por seguridad no son necesario exponer”, se indicaba en esa carta dirigida a José Ángel Urtiaga, cuya extradición por haber actuado de enlace entre la dirección de ETA y las FARC colombianas ha solicitado inútilmente la Fiscalía española. Todo indica que la muerte de Renán Montero (Andrés Barahona López era su verdadero nombre) en agosto de 2009 dejó a ETA en Cuba sin uno de sus mayores valedores. Tampoco el ascenso de Raúl Castro les ha sido provechoso.
“Lo que le puedo decir es que el general Renán Montero tenía prohibido relacionarse en Cuba con la colonia de ETA. Aunque Fidel sigue mandando, la llegada de Raúl al poder ha ido consolidando, sobre todo en el Ejército, una visión menos favorable a ETA, hasta el punto de que después de Luciano Eizaguirre no se les ha dado ya más refugio y solo se permite salir a los que obtienen documentos oficiales de identidad españoles. En su momento, Fidel vio en ETA a un grupo de gente que luchaba por la autonomía vasca y llevado de su egolatría y lo retorcido de su pensamiento les dio tratamiento de movimiento de liberación nacional apostándose como negociador preponderante en un hipotético arreglo entre ETA y España. Creo que los socialistas alimentaron involuntariamente esa idea al proponerle que acogiera a los expulsados de Panamá, pero el primer militante etarra que llegó a la isla lo hizo gracias a las gestiones de Eva Forest y Alfonso Sastre. Durante las negociaciones de Argel de 1899, pareció que Cuba iba a ser el destino final de todos los huidos y detenidos. Como Francia no tenía entonces la misma cooperación con España, al Gobierno de Felipe González se le ocurrió esta vía para tenerles neutralizados mientras se buscaba una solución. De hecho, un representante del Gobierno de La Habana negoció con Julio Feo, entonces jefe de la Secretaría Técnica de la Presidencia española, mientras Francia preparaba un avión militar para trasladar a Cuba a 122 refugiados vascos que se suponía iban a ser detenidos. La operación fracasó estrepitosamente porque se comprobó que la policía francesa no controlaba en absoluto a la gente de ETA”, indica Fonseca.
Una pregunta es por qué Fidel Castro consintió que algunos etarras abandonaran la isla y se reintegraran en las actividades terroristas, por qué permitió las idas y venidas de prófugos de la justicia española que vulneraban su acuerdo con España y Francia.
La detención en Francia y otros países de etarras procedentes de Cuba y la participación probada de miembros de la organización terrorista vasca en servicios y acciones de los grupos guerrilleros de Nicaragua, El Salvador, Colombia, tutelados por la inteligencia cubana, llevaron en su día al Gobierno de José María Aznar a denunciar que el régimen castrista utilizaba su política de asilo como palanca de presión contra España. Casos como los de Carlos Ibarguren, Nervios, y Ramón Sagarzazu, Txempe, elementos clave del aparato financiero de ETA que huyeron a Cuba y posteriormente fueron detenidos en Francia, —se supone que tras recuperar dinero oculto cuyo paradero solo ellos conocían—, evidencian que, como señala en términos tan precavidos el exdiplomático cubano, La Habana “sobrepasó” el marco de los acuerdos.
“Ibarguren y Sagarzazu fueron autorizados a salir con documentación falsa española y no voy a negar la influencia que en la decisión pudo tener la política de Aznar contra Fidel Castro y sus vínculos con la gente de Miami. Pero lo que Fidel no ha hecho nunca es recibir personalmente a etarras o darles entrenamiento militar”, asegura Fonseca. “En Cuba, molestó mucho que mataran al concejal Miguel Ángel Blanco en 1997. Se convocó a los portavoces José Ángel Urtiaga y a Txutxo Abrisketa para que transmitieran a la dirección de ETA el mensaje de que el Gobierno cubano pensaba que ningún revolucionario puede justificar su lucha partiendo de ese tipo de acciones. Ellos se defendieron diciendo que había que entenderles, que estaban en lucha, pero algunos cambiaron a partir de aquello”.
(Miguel Ángel Apalategui, Apala, tras ser excarcelado en Aix-en-Provence en 1977. / UP)
— Últimamente ha habido disensiones dentro del colectivo, ¿no es así?
— Un par de ellos han intentado abandonar la isla como fuera y otros se oponen a esas salidas porque no quieren poner en más aprietos al Gobierno que les ha acogido. Ha habido líos, problemas de conducta individuales como consecuencia de amoríos y de las rupturas de pareja. Elena Bárcena se separó de su marido Iñaki Rodríguez y formó pareja con Javier Pérez Lekue. Salieron de la isla pero, por lo visto, La Habana avisó a Madrid y les detuvieron en Venezuela. — ¿Y qué tipo de vida hacen? ¿A qué se dedican?
— Excepto uno, los demás no son gente de estudiar. Varios han formado allí familia y se han asentado, aunque siempre suspiran por su querido País Vasco. Algunos trabajan en empresas mixtas, otros viven de las remesas familiares. Resultan un arco iris ideológico extraño. Encuentras a liberales, socialdemócratas, conservadores… y raros comunistas. Además de la vivienda, el Instituto Cubano de la Amistad con los Pueblos les dio entre 300 y 400 pesos cubanos para vivir y la autorización de que podían comprar en las tiendas para los técnicos de los países del Este. Cuando llegó el Período Especial, (la crisis económica en Cuba desencadenada por el colapso de la Unión Soviética), dijeron que con ese dinero no podían vivir decentemente, que es lo que les ocurría a la inmensa mayoría de los cubanos, y el Gobierno les autorizó a hacer algún negocio para su autosustento. Cuba no les podía dar divisas. —¿De ahí nace la creación de empresas de importación-exportación que tanto conflicto han suscitado?
—Abrisketa está muy integrado —se casó con una cubana y tiene una hija—, y enseguida montó UGAO y otras empresas de exportación-importación. Además de alimentos, importan tecnología de calderería que adquieren a la rama francesa de Wackok Wilcox y fabrican calzado. Recibieron ayudas económicas del Gobierno vasco en tiempos del lehendakari José Antonio Ardanza y, sobre todo, de Juan José Ibarretxe, en ocasiones, a través de la SPRI (Agencia de Desarrollo Empresarial). Fabrican también tubos y sanitarios, pero tuvieron sus líos con un socio, un tal Echegoyen. Más tarde, Iñaki Etxarte y su mujer, Amaia Egiguren, montaron Euskalherria que importaba equipos de impresión digitalizados de la marca Riso a través de Panamá. Tuvimos un serio problema porque no se les ocurrió nada mejor que vender esos equipos a la Iglesia católica. Se les echó una gran bronca. Amaia Egiguren volvió a Cuba reinsertada con papeles de la Embajada española pese a que el acuerdo de 1984 decía que si salías de la isla no podías volver. Fue expulsada. Ha habido otros que han negociado con la Embajada española en La Habana. La contrainteligencia cubana siempre ha sospechado que hay un topo en la colonia etarra de la isla.
—¿Alguna de estas empresas ha servido de tapadera de las finanzas de ETA?
—Gadusmar fue presentada en Cuba por Gorka Martínez Bilbao como una empresa normal más del País Vasco. Puede que Josu Ternera sepa algo de eso. En la isla solo vendieron dos contenedores de bacalao traídos de Noruega por un monto aproximado de 40.000 euros, de los que, por cierto, el Gobierno cubano no tenía conocimiento. Allí trabajaban Carlos Ibarguren y Agustín Azkarate. Hubo una protesta española y se optó por cerrar la empresa. También se clausuró el restaurante Zargarzazu, en que, por cierto, comieron algunos diplomáticos españoles.
—¿Diría que el propósito de mediar entre ETA y el Gobierno de España ha estado presente en la mente de Fidel durante todos estos años?
—Como decía, creo que los socialistas influyeron en eso, pero no fueron los únicos: un miembro de la delegación del PNV que visitó la isla en febrero de 1998, no recuerdo si fue Joseba Egibar, Iñaki Anasagasti o Josu Jon Imaz, le preguntó a Fidel Castro, cuando ya se estaban despidiendo a la puerta del ascensor, si Cuba mediaría en una hipotética negociación. Fidel les respondió que si todas las partes, incluido el Gobierno español, estaban de acuerdo, Cuba no dudaría en colaborar en una negociación.
Julio Alfonso Fonseca habla con el conocimiento que da haber preparado la visita de Arnaldo Otegi a la isla, haber atendido a los responsables de Internacional de Batasuna y de la propia ETA, Gorka Martínez y Jokin Gorostidi y guiado a los enviados de Askapena (dedicada a recabar apoyo internacional para ETA) y Gestoras Proamnistía. También ha asistido en primera fila a la conexión entre ETA y el IRA-Sinn Fein. Dice que ETA conectó con el IRA-Sinn Fein a finales de los 80 en Cuba, gracias a que en la isla había una representante permanente de los irlandeses. “Allí, se vieron con Siobhán O’Hanlon, la superviviente de la emboscada al comando del IRA que los británicos abatieron en Gibraltar en marzo de 1988. “En Cuba se produjo un intercambio muy fluido de planteamientos que ha repercutido notablemente en la salida a la violencia que ha buscado ETA”.
El exdirigente comunista cubano que más conoce a ETA dice que “la izquierda patriótica vasca debe deshacerse de las armas, ahora que está rectificando graves errores históricos” y que él personalmente, Julio Alfonso Fonseca, quiere pedir perdón al pueblo de España por si, cumpliendo con su deber de funcionario del Gobierno de su país, hizo algo que contribuyó a ofender a los españoles, y muy particularmente a las víctimas del terrorismo. “Al final, esta es una historia triste, entre tantas tristes historias de la Revolución cubana, pero por encima de todo”, enfatiza, “están y deben estar los fraternales lazos entre el pueblo cubano y el pueblo español”

Ahora son los espias cubanos los que estan siendo espiados.

El déspota cede a quien se le enfrenta, no a quien se le humilla, con su única manera de ceder que es desaparecer. A los que le desafían respeta, nunca a sus cómplices; Baltasar Gracián.

Antes de proseguir con los terroristas que viven en Cuba, queremos mostrarles a todos el daño que la tecnología le puede hacer al régimen dictatorial cubano, nos daremos gusto sacando a la luz pública muchos sujetos que se dedican a espiar para Cuba, aquí podrán conocer toda sus familias a lujo de detalles, ahora seremos nosotros los que sabremos más que ellos, que se preparen, este señor Alejandro González Garcés acaba de llegar a la embajada cubana en Madrid el día 29 de Agosto del 2011, con un cargo fachada de tercer secretario para asuntos administrativos, en realidad es un Capitán miembro de la Dirección de Inteligencia Cubana, trabajando para el departamento M XXXII, que esta en el piso 8 en el Edifio de Linea y A.. Este es su primer trabajo fuera de Cuba, y lleva alrededor de ocho años trabajando para el MININT, es graduado del ISRI, y Alejandro tiene una familia muy peculiar.

El Capitán Alejandro González Garcés desde muy joven quería ser miembro del Minint por los vínculos de su padre, Alejandro nació el día 3 de diciembre de 1981 en la Ciudad de La Habana, su madre se llama Rosa Garcés Gurre. El número del Carnet de identidad cubano del Capitán Alejandro es: 81120304868, su número de teléfono celular antes de salir de Cuba para Madrid era el 5352434313, Alejandro vivió mucho tiempo en 10 # 215 Apartamento 8, entre 11 Y Línea, Vedado, Ciudad Habana.
Desde el 2010 creemos que se ha mudado para la calle 13, entre 198 y 200, Siboney, el Capitán Alejandro tiene una hermana menor que se llama Gretell Janette González Garcés la cual nació el día 7 de Febrero de 1985, su número del Carnet de Identidad Cubano es 85020704835, su hermana también tiene teléfono celular 5352897414, vive en el mismo lugar que su hermano Alejandro y trabaja como modelo en La Habana.

Dar click arriba de la foto para ampliar la imagen.

Casa de Marcos González Celeiro y vecinos, en Siboney, Calle 13 entre 198 y 200.

El padre del Capitán Alejandro es el Coronel de Seguridad Personal Marcos González Celeiro, actual Jefe de la Escolta Personal del Coma-Andante Fidel Castro Ruz, ya que sustituyó al General José Castro Delgado en el año 2009, cuando este pasa a su retiro, Marcos en esa época vivía en 10 # 215 Apartamento 8, entre 11 Y Línea, Vedado, Ciudad Habana, pero alrededor del 2010 a instancia del General Francis le dan una casa muy cerca de la casa de este en la calle 13, entre 198 y 200, Siboney muy cerca de la bodega que hace esquina en esa cuadra. Marcos es una de las personas menos preparada que tenia seguridad personal, sus antiguos compañeros nunca hubieran apostado por él para sustituir a Joseito, aunque Marco esta en el Minint desde principio de 1970 y de ahí en 1974 pasa a Seguridad Personal en 26, con Raúl Castro.
Esta en esa posición porque como muchos en Cuba es un perro leal al General Francis. En cualquier momento nos encargaremos del General Francis a todo lujo de detalles.

Dar click arriba de la foto para ampliar la imagen.

El Coronel Marcos González Celeiro con Fidel en 1998 durante una visita a coliseo Romano en Merida, España.

Cuba and International terrorism, we have the names and location in Cuba, get ready.

 

Office of the Coordinator for Counterterrorism
Report
July 31, 2012

In order to designate a country as a State Sponsor of Terrorism, the Secretary of State must determine that the government of such country has repeatedly provided support for acts of international terrorism. Once a country has been designated, it continues to be a State Sponsor of Terrorism until the designation is rescinded in accordance with statutory criteria. A wide range of sanctions are imposed as a result of a State Sponsor of Terrorism designation, including:

  • A ban on arms-related exports and sales.
  • Controls over exports of dual-use items, requiring 30-day Congressional notification for goods or services that could significantly enhance the terrorist-list country’s military capability or ability to support terrorism.
  • Prohibitions on economic assistance.
  • Imposition of miscellaneous financial and other restrictions.

More information on State Sponsor of Terrorism designations may be found online at http://www.state.gov/j/ct/c14151.htm .

CUBA

Cuba was designated as a State Sponsor of Terrorism in 1982. Current and former members of Basque Fatherland and Liberty (ETA) continue to reside in Cuba. Three suspected ETA members were arrested in Venezuela and deported back to Cuba in September 2011 after sailing from Cuba. One of them, Jose Ignacio Echarte, is a fugitive from Spanish law and was also believed to have ties to the Revolutionary Armed Forces of Colombia (FARC). Reports suggested that the Cuban government was trying to distance itself from ETA members living on the island by employing tactics such as not providing services including travel documents to some of them. Press reporting indicated that the Cuban government provided medical care and political assistance to the FARC. There was no indication that the Cuban government provided weapons or paramilitary training for either ETA or the FARC.

The Cuban government continued to permit fugitives wanted in the United States to reside in Cuba and also provided support such as housing, food ration books, and medical care for these individuals.

The Financial Action Task Force (FATF) has identified Cuba as having strategic AML/CFT deficiencies.  Despite sustained and consistent overtures, Cuba has refused to substantively engage directly with the FATF.  It has not committed to FATF standards and it is not a member of a FATF-style regional body, although in 2011 it did attend a Financial Action Task Force on Money Laundering in South America meeting as a guest and prepared an informal document describing its anti-money laundering/counterterrorist financing system.

Declaraciones de Aron Modig ante la prensa, miren quien esta al lado.

Gustavo Ricardo Machín Gómez, (Tabito) Coronel de la DI, tiene 51 años de edad. Trabajo encubierto de Gustavo es de director del Centro de Prensa Internacional en La Habana.

Gustavo Ricardo Machín Gómez, fue embajador de Cuba en Pakistán, desde que empezó oficialmente el 30 de mayo de 2006 hasta el año 2011. Es hijo de Ricardo Gustavo Machín Hoed de Bache (1936-67), alias Alejandro, jefe de operaciones del Che en Bolivia. Su madre después de quedarse viuda se caso con el General Raúl Díaz Arguelles el cual también murió en Angola en 1975, y hoy en día vive en el Penthouse del Focsa, donde Gustavo vivió con ella por cierto tiempo.

Gustavo tenía otro hermano en la DI de nombre Julio Antonio que salió de la DI, departamento M-V en los 90s, aunque siguió trabajando para la DI encubierto en México, donde fue encontrado muerto en su apartamento en extrañas circunstancias, (se dice que murió de un ataque de Asma), fecha de nacimiento: 15 octubre 1960 y fallecio el 15 Noviembre del 2002.
Gustavo se graduó del ISRI en el año 1985, su primer trabajo fue en Panamá, muy ligado a Tony de la Guardia, y se piensa que fue el que lo chivateo, sabemos que estuvo en los EEUU dos veces, la primara ves su esposa era Martica con la cual tiene una hija, trabajo para el departamento M-I y M-VII, es un perro leal de Raúl y Fidel Castro y goza de mucha confianza dentro del aparato maquiavélico cubano.

Su segundo viaje a los EEUU fue a Washington del 1997 al 2002, ahí tenía un cargo de primer secretario, al mismo tiempo que era un oficial de la DI del Departamento M I, el día 14 de abril tomo parte en una golpiza a manifestantes Cubanoamericanos que se encontraban frente a la embajada, protestando el caso Elián González.

Gustavo fue expulsado de Washington el día 11 de noviembre del año 2002 como Persona no Grata, por su trabajo en el caso de Ana Belén Montes.
Muchos piensan que Gustavo es y fue la conexión cubana con Al-Qaeda.

Su segunda esposa se llama Claudia Joffre Frías es doctora de profesión y fue una segunda secretaria en la Misión diplomática de Cuba en Washington. Antualmente  ambos residen en Calle 86 Nro. 316, entre 3ra. A y 5ta., Reparto Playa, con el teléfono 203-5439.

Casa de Gustavo Machín Gómez con sus vecinos, para ver más detalles dar un click arriba de la foto.

Claudia tiene una hermana que se llama Michele y vive en calle 1ra # 4607 entre 46 y 60, Cuidad Habana.
Vecinos:
Solo una muestra de los que se les puede hacer con la tecnología a la dictadura castrista, solo en este blog y por primera vez les daremos una demostración:
Vecino en la casa del lado al sur: Calle 86 #318 ahí vive, Julio Inocente Martínez Martínez, está casado con Magaly Cristia Hernández que nació el 22 de Agosto de 1957, tienen una hija que vive ahí con ellos, Giselle Martínez Cristia, ella acaba de cumplir sus 28 años, ya que nació el día 15 de julio de 1984.
Aquí les dejo una foto:
Giselle Martínez Cristia

Ahora son los espias cubano los que estan siendo espiados.

Un editorial ejemplar

 
Un editorial ejemplar
 
***************
Un texto en que aparecen todos los procedimientos del libro de estilo de Granma: engaños, omisiones, tópicos, subterfugios, medias verdades, confesiones involuntarias, párrafos prefabricados para lectores cautivos
***************
 
 
Por Luis Manuel García Méndez
 Madrid

 

 

 02/08/2012

La edición del diario Granma correspondiente al 31 de julio de 2012 es inusual por varias razones. Primero, la mitad izquierda de la portada, la primera en orden de lectura, está ocupada por un editorial cuyo título, en grandes letras rojas, es “La verdad y la razón”, y ni siquiera alcanza el espacio, continúa en la 2, porque son 1.541 palabras, 10.000 caracteres, algo que solo ocurre cuando el diario trata asuntos de primerísima importancia.
 
Y ahí viene la segunda singularidad: el editorial se refiere a un accidente de tráfico, uno más de las decenas de accidentes que ocurren a diario en la Isla, en algunos de los cuales mueren compatriotas. Si mi memoria no me engaña, nunca el Granma había dedicado su espacio estelar a un accidente de circulación, donde no ha muerto un alto funcionario, sino un tal Oswaldo Payá, que presidía el “minúsculo y contrarrevolucionario Movimiento Cristiano Liberación” y otro ciudadano cubano de cuyo nombre Granma no quiere ni acordarse.
 
Es cierto que el accidente de Camilo Cienfuegos ocupó varias portadas, pero no del diario Granma, que no existía, y tampoco, hasta donde se sabe, Camilo derrapó en las mal pavimentadas carreteras del cielo.
 
Colocado en la piel de un lector cubano, hay algo que me sobresalta en el primer párrafo: “Desde el pasado 22 de julio, se han publicado más de 900 informaciones de prensa y 120 mil mensajes en las redes informáticas sobre el lamentable accidente de tránsito ocurrido esa tarde en que fallecieron dos ciudadanos cubanos y resultaron lesionados un español y un sueco”.
 
¿Novecientas informaciones de prensa? ¿120.000 mensajes? ¿Y de qué tratan? ¿A qué se refiere tal profusión online? Pero de inmediato yo, lector cubano sin Internet, recuerdo la invasión a Angola, a la que no se hizo referencia en la prensa en su momento, ni durante muchos meses, mientras el asunto circulaba en los periódicos noruegos, filipinos y paraguayos, seguramente muy implicados en el asunto; hasta que un buen día, como si todos los cubanos ya estuvieran al tanto, se habló de Angola como cosa sabida. Y esa es una cualidad de la prensa cubana que no he encontrado en el resto del planeta: atribuir la omnisciencia a sus lectores. Dar por sentado que se habrán enterado por la competencia de aquello que prefieren no mencionar.
 
Más adelante afirma el texto que “acusaron a Cuba de haber realizado un asesinato político”. ¿Y eso cuándo fue? ¿Qué dijeron?, se preguntará un lector cubano. Pero ahí queda la cita, no hay hipervínculo.
 
(Oswaldo José Payá Sardiñas y Harold Cepero Escalante)
 
El editorial no es ejemplar solo por esas razones. En sus 1.500 palabras reúne el glosario completo de tópicos granmianos (no gramscianos, ojo): “la mafia anexionista de Miami”, “la infame insinuación”, “la historia inmaculada de una Revolución”, “sin una sola ejecución extrajudicial, sin un desaparecido, un torturado, un secuestrado, un solo acto terrorista” (de los nuestros), “el monopolio financiero-mediático” (de los otros, of course)”, “los supuestos luchadores por la libertad”, “la censura y la manipulación” (de ellos), “la contrarrevolución (…) mercenaria”, “vulgares agentes”, “grupúsculos”, etc.
 
Dice también que los “calumniadores” pidieron “una investigación transparente”. ¿A qué investigación se refiere?, vuelve a preguntarse el inocente lector. Y el diario aprovecha la ocasión para acusar a Estados Unidos y a sus “aliados europeos de la OTAN” de todos los pecados, excepto la crucifixión de Jesucristo.
 
Hay que reconocer al editorial un gesto piadoso cuando condena a quienes exaltan a los “supuestos ‘luchadores por la libertad’” “sin respetar límites éticos ni la muerte de seres humanos, lamentable en cualquier circunstancia”. Aunque no queda muy claro por qué exaltarlos equivale a no “respetar límites éticos ni la muerte de seres humanos”. Y, sin embargo, no lo es calificar a los finados como “mercenarios” y “vulgares agentes”, que “traicionan a su Patria por unas monedas”, aunque, de paso, les sirva para dejar claro que “la patria” son ellos.
 
Comenta el editorial que en el sepelio de Payá, los asistentes “armaron un macabro espectáculo para la prensa extranjera” y la policía no los detuvo, sino que los salvó de la ira popular para poco después, “generosamente”, soltarlos sin instruir cargos. (¿Acusados de macabro espectáculo para la prensa? Mi versión del código penal cubano debe ser obsoleta, porque ese delito no aparece).
 
Si el diario es extremadamente discreto con los fallecidos cubanos, y se abstiene de mencionar el Proyecto Varela, el premio Sajárov o las dos nominaciones para el Nobel de la paz, se extiende en desbarrar de los dos extranjeros, Ángel Carromero Barrios y Jens Aron Modig, “connotados anticubanos”, cercanos al Partido Popular en España y promotor del Tea Party en Suecia, respectivamente, que “entraron a nuestro territorio (…) con Visas de Turista, y disimuladamente, en violación de su estatus migratorio, se involucraron en actividades netamente políticas contra el orden constitucional”. Y a continuación nos cuenta la tremebunda conspiración internacional “organizada desde Miami” que amenaza a los indefensos generales. Le Carré palidece, sobre todo cuando hablan de “un teléfono celular programado con los números necesarios”, una operación de espionaje high tech que perpetra cualquier ama de casa.
 
Aunque hay operaciones más perversas: “programas (…) dirigidos a fabricar eventuales líderes de ‘oposición’” (no se menciona el sistema operativo, pero debe ser Windows). Y “proporcionándoles acceso a Internet, a las redes sociales, computadoras”, es decir, armas de destrucción masiva. Y añade que en la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana “se facilitan miles de horas de conexión ilegal a Internet”. ¿Ilegal? ¿No pagan la cuenta? ¿Internet pirata? “Y se imparten cientos de horas de cursos conspirativos”. ¿Explosivos, sabotaje, guerrilla urbana?
 
Menciona “el envío de más de 10 mil celulares para promover acciones contra el sistema político cubano”. ¿Celulares de cabeza nuclear, láser, de qué calibre?, se pregunta el inocente lector cubano. ¿O solo permiten la transmisión de SMS disidentes?
 
Y todo eso “en contraste con la aplicación del bloqueo en el área de las telecomunicaciones”. De lo cual se deduce que la prensa cubana ha olvidado informar a los lectores que Barack Obama autorizó a las empresas proveedoras de Internet dar servicio a Cuba.
 
Denuncian también un servicio llamado WoS “que posibilita el acceso a sitios web con información sobre lo acontecido en el Medio Oriente”. Si eso es subversivo, se sobreentiende que la prensa oficial escamoteará las informaciones sobre el tema. Y más adelante explican que sus enemigos “sueñan con (…) repetir lo ocurrido en Libia o Siria”. De modo que era eso. Ver a pueblos sojuzgados durante décadas librándose de sus tiranías no es un espectáculo edificante. Es triste, y lo digo sin ironía, que quienes en su día se postularon como libertarios tras derrocar una nefasta tiranía, quienes despotricaron contra los Trujillo, Somoza y Pinochet, se aterren ahora ante la caída del Trujillo libio, el Pinochet egipcio, o el Somoza sirio. Aunque no deja de ser un arranque de sinceridad que se identifiquen con Muamar el Gadafi y Bashar Al-Assad. Pero la sinceridad dura poco, porque más adelante se califican como “el gobierno que, libre y soberanamente, ha elegido” [el pueblo cubano], lo cual es una verdadera primicia.
 
Obsesionados por la película Todos los hombres del presidente y el caso Watergate, Granma repite hasta la saciedad la clave que ofreció Garganta profunda a Bob Woodward en la penumbra de un parking: “Siga la pista del dinero”. Y se refiere a la entrega de fondos a los disidentes, un pecado, a menos que se trate de los que donó Carlos Prío Socarrás a Fidel Castro, o los 96.000 millones que le aportó la URSS. Y regresan al tema en un largo párrafo dedicado a todas las instituciones extranjeras que reciben donaciones para promover la democracia en Cuba. Casi parece envidia. Se sabe que los generales no andan bien de fondos. Y se me ocurre que podrían aplicar. Méritos lo les faltan. En definitiva, los peores enemigos de aquello que un día se llamó Revolución, son ellos.
 
Decía que se trata de un editorial ejemplar, que debería estudiarse en la Facultad de Periodismo de La Habana, porque en él aparecen todos los procedimientos del libro de estilo de Granma: engaños, omisiones, tópicos, subterfugios, medias verdades, confesiones involuntarias, párrafos prefabricados para lectores cautivos.
 
Si el texto se proponía refutar la tesis del asesinato político o del asesinato político accidental, por muy ejemplar del granma’s style que sea, es un texto fallido. Intenta convencernos de que se trató de un mero accidente de tráfico, y en lugar de centrarse en ello y explicarlo con total transparencia, 1.252 de las 1.500 palabras son una diatriba política, 581 de ellas directamente contra los disidentes muertos y los extranjeros que los acompañaban. Sobre estos demuestran un exhaustivo conocimiento: pedigrí político, actividades, viajes anteriores, personalidades cercanas, e incluso el restaurante de Madrid donde se conocieron, información que no se obtiene sin un seguimiento. Y, al menos semánticamente, del seguimiento a la persecución no va tanto trecho. Para rematar, aparece Ángel Carromero Barrios en televisión pidiendo que no se de al accidente una lectura política, y a continuación hace un patético llamado para que lo saquen de allí lo antes posible. Demasiadas refutaciones para un mero accidente. Si fue eso lo que ocurrió, deberán despedir al buró de comunicación y a sus asesores de imagen.
 
© cubaencuentro.com

El Caso Payá.

El Caso Payá.
Eduardo Prida. Ex prisionero político Causa 06/90. Psicólogo Forense en Cuba. Autor y Asesor de investigaciones científicas sobre diferentes implicaciones medico legales. Representante permanente del Instituto de Medicina Legal en los Tribunales y otros órganos legislativos y fiscales. Licenciado en Ciencias Jurídicas. Profesor Asociado de Criminología y Teoría del Estado y el Derecho.
Profesor Asociado del Instituto Superior del Ministerio del Interior (1976-1981)
Vive en la Florida desde 1996.

El “homicidio culposo en ocasión de accidente de tránsito” donde perdieron la vida Oswaldo Payá y Harold Cepero Escalante reviste características muy especiales, aunque para algunos defensores del régimen plantean que a Castro no le convendría pintarse de asesino.
El dirigente nacional y fundador del Movimiento Cristiano Liberación procedía de una familia de profunda raigambre religiosa, siendo firme seguidor de la Doctrina Social de la Iglesia y defensor no violento de los derechos humanos.
Probablemente era el dirigente cubano con más resonancia internacional, aunque su posición anti embargo y anti exilio lo alejaban de ser completamente apoyado, parecía que no había llegado a comprender la esencia del fenómeno o que trataba de mantenerse en una posición de oposición no total al régimen pues tenía al menos este punto de coincidencia con lo que el régimen expresa, era una suerte de maniobra para no caer en prisión, lo cual ha quedado demostrado.

Oswaldo Payá Sardiñas, Premio Sajarov.

Aun a pocas horas del crimen emergieron eventos que indican de manera clara la intención homicida del régimen, pues ambos cubanos muertos, existieron versiones iniciales que solo habían recibido lesiones leves y cargados por desconocidos dentro del mismo camión que los perseguía y ambos llegaron al Hospital horas más tarde ya cadáveres.
Parecían muy a priori la reacción de la esposa y la hija cuando partieron hacia el interior del país, y ya apuntaban claramente para un asesinato, no un accidente, al completarse la información emerge, que el español que manejaba el vehículo envió mensajes de texto a una tercera persona fuera de Cuba narrando los las embestidas de otro vehículo que los perseguía, mas tarde se supo un hecho semejante con vuelco de su carro particular en el Cerro en Junio 22, además de amenazas a muerte de parte de la Seguridad del Estado y aumento de la vigilancia sobre su persona.
Efectivamente, la familia Payá-Acevedo tenía vivencias recientes como el aumento de la presión sobre su persona que incluía un “gardeo” de persona-persona tipo coreano, un policía o varios frente a su puerta, así como este accidente de tránsito provocado por un vehículo que en varias veces lo impacta y abandona tranquilamente después de cumplida la misión de volcar el vehículo conducido por Oswaldo Paya Sardinas.

“El hermano del líder del Movimiento Cristiano de Liberación, Carlos Payá, residente en España, informó de que su hermano sufrió un accidente similar en junio, cuando una furgoneta le dio un golpe por detrás cuando conducía su coche, que volcó. En esa ocasión, Payá no resultó herido de gravedad y no dio importancia al incidente, a pesar de que solía recibir amenazas de muerte”.

Estado en que quedó el vehículo microbús VW propiedad de Oswaldo Payá al ser impactado por un auto pintado de alquiler que se dio a la fuga después de su última embestida en una calle del Cerro en La Habana en Junio de 2012, pocos días después sería objeto de otro atentado con éxito por la Contra Inteligencia y su Sección Z. (Sección de la CI e Inteligencia encargada de las eliminaciones físicas de los enemigos del régimen).
Un email enviado por el propio Oswaldo Payá a unas amistades donde emplea un lenguaje jocoso e intimo personal con sus amigos pero es prueba de tal afirmación:

Análisis Preliminar:

Existe una foto que ha salido del sistema de información del Ministerio del Interior, elemento raro, pero en esta foto existen elementos que llaman la atención cuando se conocen los procedimientos técnicos aplicados tanto desde el punto de vista de la Medicina Forense como de los oficiales de la Sección de Transito de la Policía Nacional Revolucionaria.
La primera foto presenta un automóvil Hyundai Accent con chapa T 31402 impactado cerca de una cuneta al parecer paralela con la vía por donde sucede el accidente, como norma general no se mueve el automóvil hasta tanto no se hacen todos los levantamientos técnicos y periciales del caso.

¡Gracias Ángel por tu aporte a la Cuba del futuro, te sabemos uno de los nuestros!
Se desconoce la hora en que ocurrió el accidente, pero por la posición del sol, las fotos fueron tomadas muy cercano a las 12:00 PM, si supiéramos la hora podríamos saber y tener explicación porque un oficial con el grado de Mayor está haciendo el caso, si llego muy pronto, es que estaba esperándose el accidente y si se demoraron es que el puesto de Mando decidió enviar al Jefe de la Sección como medida de seguridad pues este trabajo lo hace un sargento o un Sub-Teniente, sépase que el Jefe de la Sección de Tránsito de una Provincial ocupa por plantilla el cargo de Mayor o Capitán.
También se puede observar las piernas de un cadáver perpendicular al automóvil y las manchas de sangre en el pantalón, tambien en el asiento trasero el color pardo de la sangre en la superficie vertical del asiento está completamente impregnada de sangre, lógico pues el impacto con un objeto vertical de figura cilíndrica que pudiera corresponder al tronco de un árbol de unos 25 a 30 centímetros de diámetro, aparece en la puerta trasera izquierda del vehículo. Huellas del impacto lateral probablemente causadas al crear el chofer una compensación mal calculada a un giro evasivo de algún obstáculo en su campo visual.
La foto muestra un impacto de gran intensidad capaz de desprender la pieza metálica que conforma el techo de las columnas que lo soportan al cuerpo del vehículo y deformas todo el cuerpo metálico del auto, este impacto puede haber sido de una intensidad alrededor de las 50 gravedades y con un ángulo de 45 grados con relación a la línea central del auto, lo que provoco que ambos pasajeros se comprimieran quizás uno contra el otro hasta la pared del vehículo que recibe el impacto. Esta descripción se puede apreciar en la propia fotografía.
Sin embargo, resulta incongruente que al final del frenaje de 67 metros cuando la velocidad del vehículo ha decrecido, no parece muy racional un impacto de tal magnitud, solo es explicado, solo si, un vehículo, probablemente un camión lo estuvo empujando por la parte trasera, pues después del impacto debió haberse detenido en el tronco, sin embargo la foto cerca de la cuneta no parece estar cerca el tronco del árbol.
La defensa trasera presenta huellas de arrastre o fricción de derecha a izquierda ( la razón que se sabe que es de derecha a izquierda es que la mayor intensidad de las huellas se encuentran a la derecha de la línea imaginaria que pudieras hacer en el centro de las decoloraciones observadas, así mismo vemos que disminuyen hacia el lado izquierdo, esto se conoce como huellas de cola de ratón) se dice que pudieran corresponder a los impactos que pudo haber provocado que el automóvil en principio saliera de la carretera según la huella de derecha a izquierda, haciendo este impacto un vector de fuerza suficiente para desprender la defensa del lado izquierdo como se puede observar en las fotos.

En la foto de la izquierda se puede apreciar las huellas por la fricción de los impactos de otro vehículo por la posterior, como consecuencia la propia defensa se desmonto de la pieza de encastre en el lado izquierdo.
Las primeras fotos que clandestinamente salieron de Cuba, ya venían encontrándose las incongruencias con los hechos.

Es inusual que un cadáver este en una camilla al lado del vehículo accidentado, pues una vez tomadas las fotos y extraído del vehículo se carga en el carro de funeraria o ambulancia y se deposita en el Departamento de Medicina Legal de cada provincia habilitado para tales funciones en este caso solo está trabajando la Sección de Tránsito y las ambulancias nunca llegaron pues según versiones apuntan a que unos buenos samaritanos trasladaron a los dos sobrevivientes al Hospital.

Cémo se explica que el auto rebota después del impacto contra el árbol a una distancia en que ni aparece en la escena el propio árbol.
Nota oficial del Ministerio del Interior aparecida dos días después de que lo anterior había sido escrito en fecha Julio 28 de 2012
“Como informó el diario Granma, el pasado 22 de julio a las 13:50 horas, un auto Hyundai Accent matrícula de turismo T31402, se salió de la vía y se impactó contra un árbol en un tramo de la carretera Las Tunas-Bayamo, en la localidad de Las Gabinas, provincia Gramma.
En este lamentable accidente fallecieron los ciudadanos Oswaldo José Payá Sardiñas y Harold Cepero Escalante; mientras que resultaron lesionados leves los extranjeros Ángel Francisco Carromero Barrios y Jens Aron Modig, de ciudadanías española y sueca, respectivamente.
Durante el proceso investigativo, se precisó que el vehículo salió de La Habana sobre las 06:00 horas de ese día, conducido por Ángel Carromero, y se dirigió a Santiago de Cuba. Jens Aron viajaba en el asiento delantero derecho; Oswaldo Payá en el asiento trasero izquierdo y a su lado Harold Cepero. Estos dos últimos no llevaban puesto el cinturón de seguridad.
El tramo de la carretera en que ocurrió el accidente está en reparación y por espacio de unos dos kilómetros no se encuentra pavimentada la superficie de rodamiento, lo cual lo convierte en una especie de terraplén con abundante gravilla; por tanto, muy resbaladizo. El análisis pericial arrojó que el lugar es una vía recta que cuenta con buena visibilidad y había una señal que indicaba la existencia de hombres trabajando en su mantenimiento, precedida de otras similares que alertan a los conductores de los tramos en reparación.
Al respecto, el apartado dos del artículo 127 de la Ley 109, de seguridad vial, establece que “no se debe conducir un automóvil a una velocidad mayor de 60 kilómetros por hora en camino de tierra o terraplén”; y en el 128 que “Sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos anteriores, en relación con el límite general de velocidad, el que guíe un vehículo o animal por la vía debe tener pleno dominio de su movimiento y está obligado a moderar la marcha y si es preciso detenerla siempre que la circulación, estado de la vía o la visibilidad lo imponga”, en especial, “cuando la superficie está resbaladiza por agua, grasa, arena, lodo u otras sustancias o éstas puedan proyectarse hacia los vehículos y peatones”.
El dictamen pericial y las declaraciones de tres testigos presenciales del accidente: José Antonio Duque de Estrada Pérez, Lázaro Miguel Parra Arjona y Wilber Rondón Barrero, permitieron establecer que el auto irrumpió al terraplén a exceso de velocidad. Al respecto, el Capitán Jorge Fonseca Mendoza, perito del lugar del hecho (12 años de experiencia), apuntó que el conductor aplicó los frenos de una manera abrupta, ochenta metros después de haber entrado al terraplén, perdió el control del vehículo y el carro giró del costado izquierdo por espacio de 63 metros, con el frente hacia la cuneta y el maletero hacia el centro de la vía, hasta impactar con un árbol en el borde derecho de la carretera, lo cual confirma la extrema velocidad con que era conducido.
José Antonio Duque de Estrada, trabajador del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), quien reside en el municipio Granma de Río Cauto y transitaba por el lugar del hecho en una bicicleta, declaró al Órgano de Instrucción:
“El carro me pasó a alta velocidad por al lado, con seguridad iba a más de 100 kilómetros por hora. Rebasó a un tractor que también iba en la misma dirección y después vi una tremenda polvareda, cuando entró a un tramo que está en mal estado. Al aproximarme, ya con menos polvareda, vi al carro impactado contra un árbol en la cuneta. A mi modo de entender, la razón más clara que yo veo del accidente es el exceso de velocidad. Al caer en el terraplén no es lo mismo que en el pavimento, no hay freno que valga, el carro no se sujeta, se desliza y se impactó contra el árbol”.
Por su parte, Lázaro Miguel Parra Arjona, tractorista del INRH y vecino de La Sal, en el municipio Yara, confirmó esta versión: “El carro me adelantó a gran velocidad; luego vi la nube de polvo fuerte y cuando bajó el polvo pude ver el auto impactado en el árbol que está en la cuneta”.
Tanto José Antonio como Lázaro conducían en la misma dirección del auto accidentado, pero Wilber Rondón Barrero, campesino de Río Cauto, venía en dirección contraria, a unos cien metros de distancia del sitio donde ocurrió el siniestro. “Cuando me acercaba vi que el carro perdía el control y se impactaba contra un árbol de la cuneta”, declaró.
Un equipo de la Dirección de Criminalística integrado por: Teniente Coronel Misael Fontes Pérez, oficial de la Sección de Averías, Explosiones e Incendios (19 años de experiencia como perito); Teniente Coronel Inardi Reyes Uriarte, Jefe de la Sección Provincial de Criminalística de Granma (11 años de experiencia como perito); y el Capitán Jorge Fonseca; de conjunto con Fidel Núñez Guevara, Jefe de Ingeniería del Tránsito en la provincia Granma (9 años de experiencia como perito), concluyó categóricamente que el conductor manejaba a exceso de velocidad y que el vehículo presentaba una abolladura de 67 centímetros de ancho con 45 centímetros de profundidad en el lateral izquierdo trasero, perpendicular al eje longitudinal del auto (lugar donde viajaban los fallecidos), como consecuencia de un fuerte golpe que deformó sustancialmente el mono chasis y el techo, cuyas características y dimensiones se corresponden con el tronco del árbol referido.
El dictamen médico forense indica que Oswaldo Payá falleció instantáneamente a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico como resultado del fuerte impacto recibido; mientras que Harold Cepero murió en el hospital clínico quirúrgico Carlos Manuel de Céspedes, de la ciudad de Bayamo, debido a una insuficiencia respiratoria aguda por trombo embolismo pulmonar graso del lóbulo superior del pulmón izquierdo, derivada de la fractura fragmentada del fémur izquierdo.
Ángel Carromero declaró al Órgano de Instrucción que no recordaba haber visto la señalización que alerta sobre el estado en que se halla la vía. Añadió que irrumpió al terraplén a una velocidad que no puede precisar, debido a que no iba observando el cuenta milla y al percatarse de que transitaba sobre grava, intentó disminuir la velocidad mediante un frenazo brusco y el auto comenzó a resbalar de lado hasta impactarse contra el árbol. Jens Aron declaró que él estaba dormitando cuando sintió el frenazo y el desplazamiento lateral del vehículo; luego perdió la conciencia.
A partir del análisis lógico del tiempo de viaje (cerca de ochocientos kilómetros en menos de ocho horas, con tres paradas intermedias), las declaraciones de los testigos y el estudio pericial del lugar del hecho y el vehículo, el equipo investigativo evaluó que Ángel Francisco Carromero Barrios debió conducir a una velocidad promedio superior a los 120 kilómetros por hora y que fueron su falta de atención al control del vehículo, el exceso de velocidad y la incorrecta decisión de aplicar los frenos de manera abrupta en una superficie resbaladiza, las causas que determinaron este trágico accidente que costó la vida a dos seres humanos.
Continúa el proceso investigativo y de instrucción penal, en correspondencia con las leyes cubanas”.

Análisis sobre el Informe Pericial del Ministerio del Interior de Dr. Eduardo Prida:
Como dice el informe: “un auto Hyundai Accent matrícula de turismo T31402, se salió de la vía y se impactó contra un árbol en un tramo de la carretera Las Tunas-Bayamo, en la localidad de Las Gabinas, provincia Granma”. Más adelante “Francisco Carromero Barrios debió conducir a una velocidad promedio superior a los 120 kilómetros por hora”
Observación N 1:
Si el vehículo estuvo siendo conducido desde la Habana hasta Bayamo a esta velocidad promedio, la cual es inusualmente alta, ya que la velocidad media de conducción de vehículos en Cuba es de 60 Km/h en carretera, pero un vehículo con chapa de turismo y un modelo de auto no autorizado a los nativos, siempre y de manera rutinaria está bajo control por la Contra Inteligencia por tener a bordo un “enemigo” y dos extranjeros, en un auto que de hecho solo se le alquila a los extranjeros y los pasajeros sean sospechosos o no son detenidos por infracciones menores de tránsito con amenaza de una multa muy alta o en cambio regalar “$20.00 al Policía”, manera especial para extorsionar a los choferes dada la corrupción medular y autorizada de los Policías de Tránsito.
No parece probable que durante una trayectoria de 800 Km un vehículo mantenga una velocidad supuestamente al doble de la permitida ilegal y no sea detenido para ser multado.
Observación N 2:
José Antonio Duque de Estrada Pérez, Lázaro Miguel Parra Arjona y Wilber Rondón Barrero, fueron testigos del accidentes, pero ninguno declara haber visto el vehículo que los perseguía, supuestamente la misma velocidad que el perseguido.
El lenguaje tan perfecto de las declaraciones y las expresiones no son típicas del lenguaje de los pobladores de la zona de Bayamo, lo cual pone en duda que realmente estos vecinos del lugar de manera casual coincidieran en tiempo y lugar del accidente, un chofer de tractor en Cuba no utiliza este tipo de expresiones para expresar que por lógica un auto por ser más veloz que un tractor le sobrepase en la carretera. Todas las declaraciones son las llamadas “declaraciones de estuche” como suele decirse en la jerga de los Tribunales cubanos.
Como era de esperarse el pasajero sueco Jens Aron Modig hasta el momento, al menos en territorio cubano, se desempeña haciéndose su papel de “sueco” quien se declara dormido y no supo nada del accidente, ni de la persecución, ni de las huellas de los impactos de embestida de derecha a izquierda que presenta el auto chapa T31402 en su parte trasera como claramente se puede observar en estas fotos.
Observación N 3:
Un equipo conformado por muy experimentados oficiales para explicar un “simple caso”:
Por la Dirección de Criminalística el Teniente Coronel Misael Fontes Pérez, oficial de la Sección de Averías, Explosiones e Incendios (19 años de experiencia como perito); Teniente Coronel Inardi Reyes Uriarte, Jefe de la Sección Provincial de Criminalística de Granma (11 años de experiencia como perito); y el Capitán Jorge Fonseca; de conjunto con Fidel Núñez Guevara, Jefe de Ingeniería del Tránsito en la provincia Granma (9 años de experiencia como perito):
La falta de transparencia es notoria y proyecta la falta de confianza en los oficiales subalternos y clases que debieron haber trabajado en la elaboración de este informe pericial pues usualmente para un accidente normal en Cuba no intervienen Oficiales Superiores, este evento especial indica que la ilustración que ofrecen es manipulada por razones de la Seguridad del Estado cubano, para dejar sin espacio la persecución y los impactos en la parte trasera que pondrían de relieve la operación de la DSE para amedrentar o eliminar la acción política del “Objetivo” Oswaldo Payá Sardina.
En las observaciones preliminares, por la posición del sol habíamos tomado en cuenta que la hora de la toma de la foto había sido las alrededor de las 12:00 PM (1:00 PM hora de verano) y el equipo se presenta con un oficial con los grados de Mayor para hacer las investigaciones del hecho casi minutos más tarde y no existen testigos (curiosos) en el lugar, es señal que un equipo especial estaba preparado para concluir la operación preparada de antemano para provocar el accidente.
Este flamante “team” con todos los datos y antecedentes a su disposición no hacen alusión a otro accidente similar ocurrido el 22 de Junio próximo pasado de características semejantes con impactos por la parte trasera hasta conseguir el vuelco del vehículo dentro del municipio Cerro de La Habana.
Observación N 4:
El dictamen pericial y las declaraciones de tres testigos presenciales del accidente: José Antonio Duque de Estrada Pérez, Lázaro Miguel Parra Arjona y Wilber Rondón Barrero, permitieron establecer que el auto irrumpió al terraplén a exceso de velocidad. Al respecto, el Capitán Jorge Fonseca Mendoza, perito del lugar del hecho (12 años de experiencia), apuntó que el conductor aplicó los frenos de una manera abrupta, ochenta metros después de haber entrado al terraplén, perdió el control del vehículo y el carro giró del costado izquierdo por espacio de 63 metros, con el frente hacia la cuneta y el maletero hacia el centro de la vía, hasta impactar con un árbol en el borde derecho de la carretera, lo cual confirma la extrema velocidad con que era conducido.
José Antonio Duque de Estrada, trabajador del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), quien reside en el municipio Granma de Río Cauto y transitaba por el lugar del hecho en una bicicleta, declaró al Órgano de Instrucción:
“El carro me pasó a alta velocidad por al lado, con seguridad iba a más de 100 kilómetros por hora. Rebasó a un tractor que también iba en la misma dirección y después vi una tremenda polvareda, cuando entró a un tramo que está en mal estado. Al aproximarme, ya con menos polvareda, vi al carro impactado contra un árbol en la cuneta. A mi modo de entender, la razón más clara que yo veo del accidente es el exceso de velocidad. Al caer en el terraplén no es lo mismo que en el pavimento, no hay freno que valga, el carro no se sujeta, se desliza y se impactó contra el árbol”.
Por su parte, Lázaro Miguel Parra Arjona, tractorista del INRH y vecino de La Sal, en el municipio Yara, confirmó esta versión: “El carro me adelantó a gran velocidad; luego vi la nube de polvo fuerte y cuando bajó el polvo pude ver el auto impactado en el árbol que está en la cuneta”.
Tanto José Antonio como Lázaro conducían en la misma dirección del auto accidentado, pero Wilber Rondón Barrero, campesino de Río Cauto, venía en dirección contraria, a unos cien metros de distancia del sitio donde ocurrió el siniestro. “Cuando me acercaba vi que el carro perdía el control y se impactaba contra un árbol de la cuneta”, declaró.
El lenguaje de los testimonios es típico de los testimonios estuches, las expresiones lingüísticas no son la usuales en la zona teniendo en cuenta el papel que estaban jugando los testigos oculares como trabajador agrícola, chofer de tractor, etc.

Existen en la tierra dos líneas paralelas terminan debajo del auto y se desconocen su relación o el significado de las mismas.
Observación N 5
De acuerdo a esta foto del lugar del accidente no aparece el árbol que fue impactado, cabe preguntarse es un rebote a tanta distancia que no hay ni rastro del árbol en el lugar. Usualmente la amortiguación que practico la estructura al deformarse las laminas y las columnas del chasis debían haber detenido el auto en el lugar del impacto.
El informe pericial sustenta el dato que el vehículo al aplicársele los frenos abruptamente se deslizo por la superficie de grava por una distancia de 67 metros, no dice donde se detuvo finalmente, que debió ser al lado del árbol.
Observación N 6
Dice el informe pericial:
Al respecto, “el Capitán Jorge Fonseca Mendoza, perito del lugar del hecho (12 años de experiencia), apuntó que el conductor aplicó los frenos de una manera abrupta, ochenta metros después de haber entrado al terraplén, perdió el control del vehículo y el carro giró del costado izquierdo por espacio de 63 metros, con el frente hacia la cuneta y el maletero hacia el centro de la vía, hasta impactar con un árbol en el borde derecho de la carretera, lo cual confirma la extrema velocidad con que era conducido”.(Hay un error en esta descripción)
Ausente la explicación de por qué ambos neumáticos están desinflados, el trasero pudiera haber recibido parte del impacto, pero el delantero izquierdo no tiene motivos para haber perdido el aire, excepto si le habían preparado una emboscada en la vía con alcayatas u otros dispositivos que hicieron explotar los neumáticos pues como sabemos las fuerzas policiales disponen de tales artefactos represivos desde hace muchos años.
El informe pericial sustenta el dato que el vehículo al aplicársele los frenos abruptamente después de introducirse en el camino con superficie de grava 80 metros se deslizo por la superficie resbaladiza por otros 63 metros, pero gira la posición de su eje central hacia la derecha, fenómeno inercial típico como exactamente lo hace cualquier medio de transporte en movimiento que pierde el aire en uno de sus neumáticos, ya sea por una abertura espontanea en el cuerpo del neumático o por algún objeto perfilo cortante emplazado en la superficie de contacto, el frenazo abrupto no necesariamente hace este “derrape” lateral, pues todos los autos disponen de un mecanismo en la bomba de freno para que ambos neumáticos frenen con la misma intensidad evitando este “derrape” lateral y el chofer además dispone del timón para compensar tal giro, lo cual parece no pudo hacer el chofer.
Este fenómeno más bien sucede siempre que uno de los neumáticos pierde el aire súbitamente.
Parece difícil de creer que disponiendo el Ministerio del Interior con un grupo de expertos tan talentosos y de gran experiencia en materia de Criminalística no hayan podido notar y al menos detallar el estado técnico de los cuatro neumáticos e incluir las pruebas de laboratorio de la bomba de freno y en especial la función adecuada de la válvulas de compensación de presión que debían haber trabajado adecuadamente o tambien que pudiera hasta existir un defecto de diseño del fabricante, solamente detectado en Cuba por técnicos tan capacitados.
Por la simple inspección de las fotos llama la atención el estado de los dos neumáticos que se pueden observar en el lateral derecho.
El “sobresaliente” equipo de Criminalística no utilizó todos los conocimientos a su alcance para cumplir la orden de los muchachos del DSE y olvidaron utilizar el cálculo clásico para establecer la distancia de frenado y calcular la incógnita mas importante, cual era la velocidad del móvil antes de aplicar los frenos…saber realmente a qué velocidad entra el vehículo de referencia en el terraplén, el testimonio del chofer de tractor y los demás, no validos pues no son personas entrenadas o disponen de instrumentos para medir velocidades vehiculares. Los peritos debieron haber utilizado una formula aritmética o tablas de distancia de frenado normalmente utilizada en estos menesteres para ilustrar la Ley, de ser así encontramos que si hubiera entrado a 120 K/hora la distancia de frenado en superficie resbaladiza seria de 84 metros, si se deslizó solo 63 metros ya estaríamos hablando de que la velocidad fue solo de 90 Km/hora, no de 120 Km/h con declara como absoluto el Informe Pericial.
NOTA:
La distancia de frenado (aproximado) se puede obtener con esta fórmula:
Velocidad en km/h. elevada al cuadrado y dividido por la cantidad constante de 170. Por lo tanto…120 al cuadrado dividido por 170 es igual 84 metros, pero el informe refiere solo 63 metros de frenaje. Por una simple regla de tres, la velocidad debió haber sido de 90 Km/hora.

Otra tabla evidentemente no consultada por los expertos del Ministerio del Interior ratifica a 120 Km/hora en pavimento mojado o de poca fricción la distancia de frenaje es de 172 metros.
De acuerdo a esta tabla entonces la velocidad debió haber sido a 45 Km/h…como se puede demostrar la velocidad no debió haber sido tan alto como 120, ni tan baja como 45 Km/h, pero evidentemente el ánimo de los expertos es impresionar con la velocidad del vehículo para justificar la muerte de ambos cubanos.
Cómo es posible que si al final del frenaje se supone que la velocidad debió haber sido cercana a cero, exista un impacto de tal magnitud capaz de crear las deformaciones en la estructura y cuerpo del vehículo como se puede apreciar en la foto.
Esta evidencia nos indica que a pesar del frenaje del auto existió otro vehículo que estuvo empujando al auto que conducía a los cuatro ocupantes que inclusive después del último impacto con el árbol lo movió hasta cerca de la cuneta.
Observación N 7
Con relación al joven patriota y luchador Harold Cepero dice la Nota Oficial “murió en el hospital clínico quirúrgico Carlos Manuel de Céspedes, de la ciudad de Bayamo, debido a una insuficiencia respiratoria aguda por trombo embolismo pulmonar graso del lóbulo superior del pulmón izquierdo, derivada de la fractura fragmentada del fémur izquierdo”.
Efectivamente de acuerdo a la literatura médica consultada y tres médicos especialistas coinciden en que: la inmensa mayoría de los politraumatismos se hacen mortales por la absorción de sustancias grasas de las medulas óseas que se incorporan en los torrentes venosos en el área del trauma y obstruyen el pulmón, pero la adecuada hiperventilación con oxigeno es el medio preventivo por excelencia lo cual parece estuvo ausente para causarle la muerte al joven Harold Cepero.

Conclusión:

El informe pericial es técnicamente incorrecto, tiene como objetivo demostrar un puro accidente por negligencia del chofer.
Analizar una trayectoria de 120 Km/hora desde la Habana a Bayamo es una exageración inadmisible, pero esta altísima velocidad pudiera tener merito si consideramos que durante los últimos minutos estaban evadiendo impactos por la parte trasera.
El informe no deja espacio en cuanto a la persecución y ni explica las huellas de los impactos en la parte trasera que presenta el auto Hyundai Accent matrícula de turismo T31402, que según ellos expresan “se salió de la vía y se impactó contra un árbol en un tramo de la carretera Las Tunas-Bayamo, en la localidad de Las Gabinas, provincia Granma al final de un supuesto frenaje de 63 metros.
La utilización de militares de alta graduación como autores del reporte es para incrementar la autoridad técnica del dictamen, pero tambien es un ardid muy utilizado para convertirlo en una verdad absoluta, pero este derroche de jerarquía y sapiencia evidencia que este no es el procedimiento usualmente utilizado en los accidentes en ocasión del tránsito.
El auto de referencia tiene huellas evidentes en su parte trasera incongruentes si hubo de detenerse de manera absoluta contra un árbol cerca de la cuneta con un impacto lateral, lo cual se contradice con una foto que algún miembro del Ministerio del Interior ha enviado clandestinamente ha enviado al exterior donde se puede observar una el auto con los neumáticos ponchados, sin motivo y el carro fuera del lugar del impacto al final del frenaje y probablemente movido por el propio automotor más pesado que lo embestía.
El informe técnico no explica en las condiciones y el papel que pudieron haber jugado los neumáticos sin aire que se aprecian en la foto. Dato relevante no ha sido considerado en el informe pericial.
El accidente pudo haber sido provocado, aun con la misma explicación que la propia fuerza represiva detonaron el neumático izquierdo como puede apreciarse en la foto.
La distancia de frenaje del informe no es consecuente con la velocidad de 120 Km/h que indica el informe pericial de acuerdo a los resultados que se obtienen por la formula física o por la tabla publicada en el 2007.
Los declaraciones de testigos presenciales presentados tienen las características de ser de los llamados testimonios estuches.
Los dos testigos sobrevivientes, el chofer y otro como pasajero, Ángel Francisco Carromero Barrios y Jens Aron Modig, de ciudadanías española y sueca, respectivamente están en manos de las autoridades cubanas y tendrán que negociar su libertad en función de sus declaraciones pues ambos pudieran ser acusados de varios delitos sino cooperan a favor con argumentos de un accidente de tránsito de un solo vehículo.
La lesión que dice el informe presento Harold Cepero de fractura múltiple del fémur no necesariamente es una lesión mortal si se le hubiera aplicado una inmediata hiperventilación de oxigeno en menos de cuatro a siete minutos como es común en estos casos.
El informe médico legal sobre Oswaldo Paya Sardiñas no dejará de describir una hemorragia severa por trauma cráneo cefálico con abundantes coágulos, masa cerebral edematosa y paro cardio respiratorio. Muerte inmediata.
Teniendo en cuenta que los médicos de la Medicina Forense están reclutados por la Contra Inteligencia, y además en su inmensa mayoría son militantes del Partido escribirán el reporte siempre atendiendo a la solicitud de los Jefes.
Pierden mérito los testimonios que pudieran aportar los sobrevivientes extranjeros bajo el sistema represivo cubano ya las declaraciones estarían siempre condicionadas a la imagen que necesitan proyectar los órganos de Inteligencia y el Departamento de Operaciones de Seguridad del Estado sobre el hecho como un accidente y borrar toda huella sobre las condiciones que ellos impusieron para crearlo, pues tienen en su parte la ventaja de procesar por homicidio culposo en ocasión del tránsito y agregándoles, cualquier delito contra la seguridad del estado pues estaban supuestamente conspirando con disientes y delitos de inmigración pues hubieron de mentir al solicitar visas de turistas y no anunciar sus propósitos políticos en la Embajadas cubanas en el momento de haber solicitado la Visa.
Experiencia de este caso con la perdida siempre amarga y dolorosa, debemos comprender la lección, la disidencia abierta y pacifica le resulta muy fácil al régimen, es hora que el trabajo clandestino y absolutamente secreto sea un contundente portador de una substancia objetiva y circunstancial contra los principales objetivos que sustentan la estructura política, económica y militar del régimen.
La lucha pacífica por nuestros legítimos derechos no ha sido tradición de la nación cubana, ni parece ser algo de implementar ni siquiera una ligera corrosión a la maquinaria del régimen, todo lo contrario, le facilita lo que ellos llaman “hacer casos”.
Necesitamos de una lucha con menos divulgación y mas acción contra el régimen, que los militantes se tropiecen en cada esquina con un peligro, con un desprecio, con obstáculos, olores a cenizas, vehículos inservibles, cables cortados, puentes caídos, cosechas perdidas, dirigentes partidistas en la funeraria desgraciadamente al desolado paisaje creado por la esencia miserable del régimen hay que agregarle y multiplicarle la destrucción con los que exigimos una Cuba nueva y con el progreso que merecemos.
¿Cuántos casos más serán necesarios para que haya la debida presión interna y externa que generen el cambio que el pueblo necesita para el cual ya es hora?
Mientras, vaya el abrazo solidario y fraterno a la familia Payá y al MCL, con el deseo que su sangre no se haya derramado en vano.
Resultando Probado que:
Dos Premios Sajarov han sido asesinados en menos de un año, Laura Pollán y Osvvaldo Paya.
Moraleja: “Castro no quiere más Premios Sajarov vivos en Cuba”.