Las cercas de Yoani

Las cercas de Yoani

Por: Bernardo Jurado

Quiero escribir ligero, sencillo, sin tapujos, porque entiendo que es facil desde esta latitud, lejos de la garra de las revoluciones. Escucho a una mujer desconocida pero evidentemente valiente, que acepta desde el propio corazón habanero dar una entrevista a un canal europeo donde descarga su ya famoso verbo, propio de la generación “Y”.

Es tarde en la noche de hoy y en la noche de la revolución de Cuba, mientras atardece en la de mi Venezuela y habia decidido escribir menos y dejarme llevar por la rutina aberrante de la Florida, hasta que mi buen amigo Luis Dominguez me conminó a hacerlo y yo no aguante la tentación de hacer lo que mas me gusta, porque el oficio de escritor es solitario y valiente como Yoani, por cuanto habrán otros que nunca han escrito nada y nos criticarán, por vacuos, patriotas, necios o cualquier epiteto que guste al crítico.

Hace ya algunos años, mis alumnos fueron sorprendidos por mi, haciendo lo propio sobre un libro de un colega profesor y cuando me preguntaron mi opinión sobre la obra, les respondí con una pregunta:…cuantos libros has escrito tu? y el silencio se hizo presente, como amenaza a los talentos ausentes.

Yoani sanchez, la bloggera cubana sabrá bien lo que digo, porque lo siente, bajo la amenaza nada velada de la seguridad del Estado cubano, pero ella hace lo que mas le gusta, porque nunca podrán poner cercas a su pensamiento hecho acción en sus letras.

Queridos lectores, a partir de hoy y por la sana intersección de Luis Dominguez, escribiremos el sentir común del tambien común exilio producto de las comunes revoluciones que ahogan el sentimiento de Venezuela y Cuba.

Hasta Uds. mi sentimiento de solidaridad y también mi augurio positivo de bienaventuranzas, porque si bien es cierto la dureza del exilio nos hace mutar y reinventar, creo que somos mas felices que cualquiera de los jefes comunistas que no pueden ni podrán expresarse y ellos solapadamente envidian esta dureza tan blanda y quisieran poder escapar y quisieran poder gritar y sentir, disentir, aplaudir o tal vez llorar sin dar explicaciones y sin recibir reprimendas por una conducta tan legítima, como humana.

Para mi, como venezolano es un inmenso honor haber sido invitado a imbricar mi pensamiento y mi dolor junto al Cubano.

3 pensamientos en “Las cercas de Yoani

  1. Muy bonito, pero bien triste, sin embargo se reflexiona y se da la razón de que es verdad, el que no esta en su patria si se reinventa, pero también es cierto que a la hora del regreso se es mas fuerte y mas maduro, se aprecia lo que alguna vez se tuvo pero que no tuvimos el valor de luchar con mas ahínco para evitar lo que luego fue inevitable.

Deja un comentario