En busca de la verdad y la justicia

Carromero en la entrevista con el Washington Post dijo:

 

How was your statement obtained?

They began to videotape me all the time, and they kept doing so until the last day I was jailed in Cuba. When they questioned me about what happened, I repeated what I told the officer who originally took my statement. They got angry. They warned me that I was their enemy, and that I was very young to lose my life. One of them told me that what I had told them had not happened and that I should be careful, that depending on what I said things could go very well or very badly for me.

Then came a gentleman who identified himself as a government expert and who gave me the official version of what had happened. If I went along with it, nothing would happen to me. At the time I was heavily drugged, and it was hard for me to understand the details of the supposed accident that they were telling me to repeat. They gave me another statement to sign — one that in no way resembled the truth. It mentioned gravel, an embankment, a tree — I did not remember any of these things.

 The hit from the back when we left the road didn’t need to be hard, because I remember that there was no curb or incline. The pavement was wide, with no traffic. I especially did not agree with the statement that we were traveling at an excessive speed, because Oswaldo was very cautious. The last speed I saw on the speedometer was approximately 70 kilometers per hour [about 45 miles per hour]. The air bags did not even deploy during the crash, nor did the windows shatter, and both I and the front-seat passenger got out unhurt. 

La manipulación de la prensa de Miami por la dictadura castrista, es el miedo , es vagancia o simplemente indiferencia.

 

Reto a la prensa de Miami a investigar la muerte de Oswaldo Paya y Harold Cepero, pero investigar la muerte con datos independientes y no con la información dada por el gobierno cubano, con esa información solo se  sacaran las conclusiones que ellos quieren, hay que basarse en la información que no ha sido manchada por la dictadura castrista. Hay que hablar con Ángel Carromero, y aquí nadie en Miami lo ha hecho, esto  en una comunidad donde el 90% de los cubanos exiliados viven, esto nos incumbe y tiene que ver con nuestra idiosincrasia.

Ángel Carromeno le da una entrevista al Washington Post, y es el Washington Post el que pide una investigación internacional por las muertes de estos dos cubanos, dónde están mis periodistas compatriotas de Miami, ustedes aquí son libres y no buscan entrevistarse con Carromero o Aron Modig, señores periodistas hay que hacer el trabajo de buscar la información, investigar  y no esperar que las cosas nos caigan arriba.

El periodismo en Miami se está convirtiendo en un círculo, nadie toma la iniciativa de investigar o buscar información nueva, sino sale en el Miami Herald no es noticia, señores el que no se arriesga no gana, y aquí hay muchos interesados en la verdad  y ninguno de ustedes ha salido  a buscar o investigar la noticia, solamente se han limitado a escribir sobre lo dicho por el gobierno de La Habana u otro medio de comunicación y eso da pena.

El gobierno cubano mató a dos ciudadanos cubanos y las muertes de estas dos personas quedarán impunes  si no nos ponemos las pilas. Las pruebas están ahí ,solo hay que buscarlas. Señores periodistas ustedes tienen los medios y ese es su trabajo,¡ pues háganlo! . Si nosotros los cubanos no nos preocupamos de los cubanos que viven en la isla esclava, quién lo hará. El vivir en un país libre nos da muchas libertades, pero también nos da el compromiso de luchar por los que no pueden, buscar la verdad, es hora de preguntarse a sí mismo ¿de qué lado estamos? ¿Y qué es lo que hacemos?

 

Cosas que se pueden hacer, Ideas.

 

1)      Pensar outside the box, (Fuera de la caja).

2)      Tomar o hacer un screen shot  de la información que el gobierno cubano ha difundido sobre el accidente, mi madre siempre me ha dicho que es más fácil coger a un mentiroso que a un cojo, y cuando las mentiras salgan a relucir verán como el gobierno cubano y sus publicaciones cambian o desaparecen de la internet.

3)      Buscar todas las pruebas que podamos sin utilizar las fuentes manipuladas o que puedan ser usadas por la dictadura castrista, esas fuentes siempre darán y defenderán la versión castrista mientras estén bajo sus garras.

4)      Usar fuentes de informática y tecnológica al máximo, para probar el tiempo y el lugar de los hechos, además estas fuentes son incorruptibles y veraces, ya los comunistas dieron sus explicaciones, ahora nos toca a nosotros.

5)      Who dares wins, (El que se arriesga, gana) Hay que tomar riesgos, este es el lema de las fuerzas especiales inglesas, y nos viene muy bien este caso.

6)      También se podría hacer un equipo de investigadores de accidentes de los departamentos de policías locales para que investiguen o nos asesoren en investigar el accidente, if is up to be it is up to me, (Si algo se va hacer esta de nuestra parte comenzar) porque esperan a la ONU, hay que ponerse en marcha ya.

7)      Medios de comunicación de Miami, hay que entrevistarse con las únicas dos personas que estuvieron en el lugar de los hechos, y no están hoy en día bajo las garras castristas, muy importante. Ángel Carromero y Aron Modig.

8)      Preparar lista de preguntas que podrían ser importantes para Ángel Carromero y Aron Modig.Y para no volver locos a estos colaboradores por la libertad de los cubanos elegir a uno a dos personas que nos representen con ellos y preparar las preguntas que sean pertinentes de antemano para no ser repetitivos y ser organizados.

9)      Primera prueba que no encaja, Carromero en la entrevista con el Washington Post dijo:

The air bags did not even deploy during the crash, nor did the windows shatter, and both I and the front-seat passenger got out unhurt.

Ok, al mirar las fotos del carro, lo de que las bolsas de aire no se abrieron , es verdad,  los cristales que no se rompieron, en las fotos se puede comprobar que  están rotos todos  excepto el cristal de adelante y el de la puerta del pasajero. Primera mentira o manipulación de la verdad de la dictadura.

Deja un comentario