Joanne Chesimard, recompensa $ 2,000,000.00 vive en La Habana

En Cuba se hace llamar Assata Shakur, llego a Cuba en 1984. Puede ser que sabemos donde vive, la pondremos bajo la lupa y en unos días les daremos lo que tengamos.

Joanne Chesimard con otro terrorista Puertoriqueño Guillermo Morales Correa.

 

Dos Terroristas juntos en Cuba.
Joanne Chesimard con otro terrorista Puertorriqueño Guillermo Morales Correa, el cual vive en 37 # 208 Apto 3N, Vedado, Ciudad Habana, muy cerca de la Plaza de la Roba Ilusión, su teléfono en su apartamento es 881-7419.

 Es uno de tres edificios de Microbrigadas, en el de la UJC es donde Guillermo vive, le dicen en el barrio “El Cangrejo”, siempre camina con sus manos en los bolsillos, tiene como esposa una mujer blanca de pelo castaño  claro, es muy bonita, y también sabemos que Guillermo nunca habla con nadie.

Foto se puede ampliar dando un click arriba de la foto.

Guillermo Morales Correa

37 # 208 Apto 3N, Vedado, Ciudad Habana, muy cerca de la Plaza de la Roba Ilusión, su teléfono en su apartamento es 881-7419.

El terrorista Guillermo Morales Correa en Cuba.
Guillermo Morales Correa no es la excepción. Nació en Nueva York, de ascendencia puertorriqueña. Ha estado vinculado a otros terroristas llamados nacionalistas que dicen luchar por la liberación de Puerto Rico. Fue miembro activo de una organización llamada Fuerzas Armadas de Liberación Nacional Puertorriqueña (FALN). En el año 1978 le explotó en sus manos un artefacto explosivo que lo dejó marcado para siempre. Perdió nueve dedos y medio y aún mantiene las marcas en su rostro dañado por la detonación. De no haber sido así, el explosivo hubiera matado a víctimas inocentes en el tan poblado .

Entre los años 70 y 80, la organización FALN tuvo como objetivos de sus actos terroristas los edificios públicos y comerciales en Nueva York y Chicago, y eventualmente están ligados a más de 125 bombas, una de las cuales mató a cuatro personas en la víspera de Navidad de 1975 en el edificio Frances Travern, cerca de Wall Street.

Morales Correa cuenta en una entrevista que le realizaron en el parque Lenin en las afueras de La Habana sus andares terroristas sin inmutarse siquiera. Una misteriosa fuga a los pocos meses de encerrado lo llevó nuevamente a sus tareas terroristas, viviendo en la clandestinidad, hasta que fuera contactado por los zapatistas en México, país adonde fue a parar hasta que fuera detectado por la llamada de un teléfono que el FBI tenía intervenido.

Según cuenta este connotado terrorista, estuvo cinco años en una cárcel de México, y que, gracias a una fuerte campaña por parte de puertorriqueños y mexicanos, fue liberado cuando el gobierno azteca entendió que era un “perseguido político”, y el 24 de junio de 1988 llegó a la sede del terrorismo en América, mi desafortunada Cuba.

Y ahí sigue viviendo este violento confeso que aún mantiene las marcas de las quemaduras de la explosión que provocó el artefacto que preparaba. Protegido por la dictadura militar que impera en la isla y ni siquiera sabemos a qué se dedica, que por cierto, a nada bueno será. El entrenamiento a cuanto terrorista entre a Cuba debe estar entre sus prioridades, porque a pesar de sus mutilaciones, su quimera la describe en la siguiente respuesta:

“No es tanto luchar contra el ALCA y el Fondo Monetario, es luchar contra el imperialismo. Es los pueblos cambiar esos gobiernos en la forma que sea necesaria. Pacíficamente no se van a ir, entonces, queda un solo camino. Todas esas izquierdas, si realmente quieren ver un cambio, si todos esos pueblos quieren un cambio, tienen que iniciar una revolución en esos países. Es la única forma”. “…Tu tienes que luchar para cambiar todo el sistema. Ponerlo patas pa’rriba e instalar el pueblo en el poder. Es lo único que se puede hacer”.

Para los que niegan que Cuba es morada de terroristas amparados por el vejete de Castro, ahí está Guillermo Morales Correa, como también otras tantas ratas que desandan por las alcantarillas de cualquier barrio, cualquier ciudad, o cualquier campo de una Cuba, que además de su pronta libertad, tendrá que barrer con esa plaga de fanáticos marxistas que están sumiendo a mi patria en un nido de delincuentes.

Fotos recientes de Joanne Chesimard, vive muy cerca de Ciudad Libertad, a dos cuadras.

View Larger Map

455486381_63d0bc1ec5_o

Assata

assata8

assata51a

assata-54

Assata Shakur2

Joanne Chesimard, alias Assata Shakur

 Joanne Chesimard, alias: Assata Shakur
Joanne Chesimard

Un pensamiento en “Joanne Chesimard, recompensa $ 2,000,000.00 vive en La Habana

  1. Luis: supongo escribas desde EE.UU. ¿te has preguntado cuantos terroristas asesinos de tú pueblo se pasean libremente por las calles de EE.UU.? Te lo dejo de tarea. Sobre el caso de Assata Shakur, te recomiendo leer la DECLARACIÓN DE HECHOS EN EL JUICIO DE NJ. http://bit.ly/10CFWjM. Este es un ejemplo más de manipulación política para agredir a difamar a tú país. Debieras defender a los más de 2000 cubanos inocentes que perdieron la vida y los más de 3000 mutilados a lo largo de más de medio siglo por verdaderos actos terroristas.

Deja un comentario